El Mirador de Heródoto Añoranzas y reflexiones a 15 años del Modelo Académico UAZ Siglo XXI

El Mirador de Heródoto Añoranzas y reflexiones a 15 años del Modelo Académico UAZ Siglo XXI

“La inauguración del Campus UAZ siglo XXI
constituyó el inicio de un nuevo modelo académico integral
centrado en el alumno, el aprendizaje y el humanismo, cuyo objetivo era construir la universidad del futuro con la participación de todos”.
Felipe Pescador Ávila,
Coordinación de Planeación
UAZ 2000-2004

 

Los resolutivos del Proceso Integral de Reforma UAZ, realizado a fines del siglo XX, mandataron un cambio de estructura académica y administrativa. De ahí surgió la organización en áreas de conocimiento, conformadas por unidades académicas, para cubrir actividades sustantivas de docencia, investigación, extensión y gestión académicas, teniendo como eje vertebral el propiciar una preparación de excelencia en sus estudiantes, a través de la implementación del innovador Modelo Académico UAZ Siglo XXI.

A quince años del inicio de este proceso es digno de ser recordado por los universitarios y la ciudadanía en general, ya que representa la culminación de una serie de esfuerzos abanderados por los valores institucionales.

Este hecho histórico merece una exposición amplia y la difusión de las vivencias de muchos universitarios; por cuestiones de espacio ahora expongo algunas voces como la de Felipe Pescador Ávila, quien en agradable conversación nos recordó que el proyecto se gestó en la administración de Rogelio Cárdenas Hernández, rector UAZ 2000-2004; él estableció relaciones institucionales con personajes como Julio Rubio Oca, Reyes Tamez Guerra, José María Frausto y otros más que fueron rectores o administrativos en torno a la Secretaría de Educación Pública federal, lo cual resultó de vital importancia para lograr acuerdos y convenios, de los que el más importante fue estructurar un proyecto de cambio administrativo y académico para nuestra universidad.

En aquella época, al interior de la UAZ se vivía una situación administrativa complicada; el déficit, ocasionado por un subsidio insuficiente para cumplir con las necesidades reales, era el problema sobresaliente. En reuniones internas trabajaban en equipo Alfredo Femat, Cuauhtémoc Rodríguez, José de Jesús Larios, Felipe Pescador Ávila y Carlos Ulises Girón Sifuentes (q.e.d.), quienes desarrollaron diversas alternativas.

Se conjuntaron además los esfuerzos y la participación de los entonces senadores Genaro Borrego, Raymundo Cárdenas, José Bonilla y Magdalena Núñez, así como de los diputados federales Víctor Infante, Silverio Magallanes y Ramón Medina, además de presidentes municipales, docentes, alumnos y la ciudadanía zacatecana en general. Todas esas voluntades lograron, entre otros resultados, la construcción del Campus UAZ Siglo XXI a seis kilómetros de la ciudad y la elaboración e implementación del nuevo plan académico que inició el 15 de agosto de 2005. Recuerdo la conferencia fundacional de José Enciso Contreras, que, con su forma particular de disertar sobre la historia de nuestra institución, fortaleció mis inquietudes de promover la identidad universitaria, a través de sus valores y orgullos.

Añoranzas. En los subsecuentes días a la inauguración, cada uno de los habitantes de aquella comunidad institucional vivió su propia historia, desde las aventuras para llegar al nuevo espacio universitario; resistir las polvaredas y la escasez de agua en los días soleados; padecer lodazales en las tardes lluviosas; y, al salir por la noche, caminar alumbrados solo con las luces de los autos o con lámparas de bolsillo, entre otros muchos inconvenientes.

Incentivar la asistencia de los alumnos, la satisfacción del deber cumplido, aunque hubiera cansancio, era suficiente motivación para continuar otro día. Las reuniones de docentes (muchas veces con acaloradas discusiones), para la determinación de actividades en la programación semanal, mensual y semestral eran muestras del trabajo en equipo, pensando en el beneficio de los estudiantes, principalmente, a quienes procuraríamos un futuro satisfactorio.

En la construcción de la memoria histórica institucional y para reconocimiento de muchos docentes, quienes aceptaron retos desafiantes orientados a la superación universitaria, menciono algunos nombres: Raquel Jiménez Díaz, Antonio Rocamontes, Rodolfo García Montoya (q.e.p.d.), Francisco Luna Pacheco, Alfredo Salazar, J. Isabel Sotelo Félix, María Isabel Martínez Salazar, Sergio Camacho Agüero (q.e.p.d.), José Francisco Román Gutiérrez, Felipe Correa García, María del Carmen Aceves Medina, Ernesto Perales Núñez, Alfonso Alberto Castro Argüelles (estudiante), Manuel Martínez Delgado, Alejandro Aguilera Galaviz, Rafael Salinas Enríquez, César Luis Mendoza, Francisco Javier Domínguez, Carlos Abraham Valdez, Javier Sánchez Castellanos. Pero, ¿qué ha pasado en estos 15 años?

Reflexiones. Para muchos universitarios, el modelo original solo se cumplió parcialmente; expresaron que las restricciones presupuestarias, la corrupción, la falta de compromiso y la escasa identidad institucional han jugado un papel decisivo en esto. Como logros mencionaron la “reestructuración curricular”: a pesar de las resistencias, las unidades académicas reestructuraron sus planes y programas, situación que propició la acreditación por los organismos correspondientes.

Quedamos a deber en lo relacionado al tópico “asunción del sustento teórico propuesto”: el constructivismo quedó como una aspiración; sobre “las características”: una alta proporción de docentes se sigue considerando el centro del acto educativo, por lo que no se logró considerar al estudiante como el elemento primordial de este proceso. Respecto al “Programa Académico Común”: su intención era servir como base para que el estudiante transitara de la mejor manera posible por el nivel superior; fallamos. De la “etapa de formación básica o inicial”: hubo pocas coincidencias y cada programa académico transitó por su camino.

Indudablemente quedan pendientes hechos de relevancia; invito a los universitarios a enviar a este espacio su opinión y sentir, todos somos la historia contemporánea de la BUAZ.

Así se observa el mundo desde El Mirador de Heródoto.

*Cronista de la UAZ.
[email protected]
cró[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ