■ Nueva República Aclarando las aguas

■ Nueva República Aclarando las aguas

Es necesario ser un mar para poder recibir
una sucia corriente sin enturbiarse.
Nietzsche

¿Se viene el maxi proceso? Hay un nombre clave que entre ayer y hoy ha señalado varios actos ilícitos que tejen un mapa inmenso, no sólo concerniente a lo nacional, pues cuando hablamos de Odebretch hablamos de al menos otros 11 países en donde el gran conglomerado había operado redes de crimen organizado, esquemas de lavado de dinero, pago ilegal de favores y financiamiento ilegal de campañas, entre ellas la del expresidente EPN. De la veintena de países donde opera este conglomerado, se reportan redes de soborno y corrupción en 11, presidentes han renunciado y otros han ido a prisión.

El MP tiene ya probadas las transferencias realizadas hacia paraísos fiscales y utilización de esos recursos para la compra de dos casas del hoy imputado, estas transferencias sólo serían el pago por la compra de la planta chatarra de Agronitrogenados que comprometió Lozoya aún antes de tomar el cargo en PEMEX. Esos crímenes probados sólo son la rendija por la que se puede ver la gran red de corrupción que toca directamente a varios expresidentes del periodo turbo-neoliberal. Desde luego, el imputado se declara inocente, pero pone a disposición de la fiscalía la información que apunta a los jefes de la tranza: dos expresidentes, Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, algún diputado, 5 o 6 senadores, y sigue la mata dando.

Si este gran mapa que desnuda los recursos ilícitos de una victoria electoral en 2012, que desnuda sobornos por aprobaciones de reformas estructurales, en fin, que toca el núcleo del proceder administrativo neoliberal, no amerita un maxi proceso que implique a toda la clase política, no sabemos qué podría ameritarlo. Confiamos, yo y varios millones, en que el buen trabajo de la UIF (que está aportando las pruebas reales) llegará al buen puerto que se llama justicia. Quedan varias cosas por verse, como señala Buscaglia: el imputado debió ser señalado por crimen organizado y no por asociación delictuosa, pues bajo este último cargo las penas son mucho menores, y la gravedad de los delitos no cuadra del todo con “asociación delictuosa”, vamos, le queda chico, eso que el señor hacía era delincuencia organizada de manual, en este escenario el trabajo de la ya saturada UIF se duplica, pero a la fecha no ha habido tarea que le quede grande a Santiago Nieto.

La información ha fluido muy rápido, como el resto del sexenio, no ha habido semana sin movimientos importantes que vayan cuestionando las viejas costumbres, al son que se pone en entredicho (de manera sana) el proceder de los tres poderes en la actualidad. La lupa está enfocada en muchos asuntos, el gobierno ha respondido con conferencias diarias que hoy tienen un rating que televisa soñaba en los años pre redes sociales. Queda claro, y esto es un detalle alentador, que la nueva normalidad política ya nunca se va dar en la secrecía que permitió los desfiguros de Altos Hornos, Odebretch, La Reforma Energética, la Casa Blanca… y si sigo no acabamos.

Suceda o no suceda un maxi proceso, tenemos claro que las coordenadas políticas han cambiado, que la izquierda entró con fuerza para destapar cosas que en la derecha eran costumbre, pero la cosa acaba de empezar y se vienen los retos reales. Las grandes figuras del periodo neoliberal jugaban su última carta sin darse cuenta de que las reglas ya no estaban chuecas. Calderón, que mantenía la esperanza de seguir desbordando por la banda del “fuero” ya está muy lejos de lograr su “México libre”, mientras que las fuerzas otrora disciplinadas del PRI han caído en desordenada fuga.

Entonces ¿Ya no hay ninguna figura representante de las coordenadas políticas que privilegian la ganancia por sobre la vida de las personas? ¿Ya ganó el eje progresista? ¿Ya podemos echar para adelante el fortalecimiento del mercado interno? ¿Las reformas constitucionales que reconozcan derechos humanos como el matrimonio igualitario, el aborto y la legalización del cannabis? ¿Las leyes que pongan en primer lugar el gasto social y la distribución de la riqueza? ¿Las justas demandas ambientalistas? ¿Los justos reclamos feministas? Pues…

Baste decir que apenas hemos ganado el terreno parejo para que estos ejes políticos vayan prendiendo y floreciendo en el atribulado imaginario mexicano. Sin hablar de fracciones ni partidos, los ejes que unen la agenda progresista están ahí, es hora de impulsarlos sin tapujos, de dar la lucha al interior si esto se vuelve necesario, porque lo que hemos ganado es apenas un estado de derecho y una democracia que permita el desarrollo de las ideas políticas de avanzada. ¿Quién va a obligar a que se respeten los ejes que nos encuadran en la izquierda progresista? Este ya es un trabajo donde se debe implicar a todo Fuenteovejuna, el enjuiciamiento de los oscuros personajes del pasado, hoy motivo de alegría de millones, sirva como banderazo, existe hoy el estado. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ