Ineficacia gubernamental y el COVID-19, el binomio perfecto en Zacatecas

Ineficacia gubernamental y el COVID-19, el binomio perfecto en Zacatecas

Desde antes de la pandemia, en Zacatecas no había avances ni en lo económico, social y ambiental; grandes problemas que debemos sortear en lo cotidiano, nos afectan desde distintos frentes, la mitad de los zacatecanos en pobreza, con altos índices de delincuencia, falta de oportunidades y, hasta donde no nos alcanza la vista, es decir en aquellas comunidades alejadas de la capital, el azote de la miseria y la marginación duelen más con punzadas muy profundas que afectan a niños, personas de la tercera edad y mujeres valerosas que se han quedado al frente de la familia ante la inevitable migración de los varones que provoca el hambre.

Ahora reconozco más que nunca que la desastrosa gestión del Miguel El Hermoso, ha sido peor de lo que creíamos pues a Alejandro Tello, no le alcanzó para sobrellevar un mandato digno, más bien de gris a oscuro ha resultado el sexenio que está por finalizar, por lo que a la postre, lo zacatecanos habremos sufrido ya, dos sexenios fallidos y las consecuencias están a la vista de todos. No hay crecimiento económico, no circula dinero en Zacatecas y, solamente los que están en algún cargo público de primer nivel en el ámbito estatal o municipal, son los únicos que deslumbran con su exitosa vida de lujos y compras de propiedades, construcciones, autos, negocios y otros dones, ante la mirada de la mayoría de la gente que vive al día.

Es lamentable el grado de subdesarrollo que ahora se esconde tras la cortina de humo que el coronavirus ha representado en beneficio de la ineficacia gubernamental, pues ahora, le echarán la culpa de todo al COVID-19 formando un binomio perfecto; qué mejor pretexto para el gobierno priista de Alejandro Tello que la pandemia; si para Miguel Alonso la culpable de la desgracia de Zacatecas fue Amalia García, para Tello será el coronavirus, así expiarán sus culpas todo el equipo que no dio resultados al pueblo, que no abrazó las causas de los zacatecanos para dejarnos peor que hace una década, con más degradación ambiental, con más intromisión de los empresarios mineros en los aspectos de nuestra vida, incluyendo la academia en donde a oscuras y con un volumen muy bajito, podemos analizar el infortunio de las comunidades que son inconmensurablemente ricos en recursos minerales, pero desastrosamente asesorados y manipulados por su propio gobierno. Hemos perdido en Zacatecas muchas cosas que tal vez nunca regresen, la tranquilidad que una vez tuvimos y que ahora forma parte de las leyendas del estado; los niños y algunos jóvenes padecen los estragos de vivir con miedo, encerrados por restricción sanitaria o por las balaceras que a veces se suscitan; las clases ahora exigidas de manera virtual aunque en las comunidades y rancherías del territorio hay muchos jóvenes que no tienen ni internet ni computadora, aunque también hay profesores que no saben manejar aulas virtuales ni aditamentos modernos, por lo que seguramente en la cuestión educativa, tendremos retrocesos muy marcados.

Estoy cierto de que algunos asesores que rayan en la divinidad por su grandeza mitómana, han de estar preparando la salida a la actual administración, poniéndole royal a lo poco que se hizo, inflando como brincolines datos y obras que nunca se reflejaron en la calidad de vida de la gente, poniendo énfasis en la destacada participación del gobierno en reuniones de gobernadores más estériles que las tierras afectadas por los jales mineros, argumentando avances importantes que solo crecen en sus cabezas revoloteadas por sus dos neuronas y, sin embargo, ahí estará la jodidez esperándonos como novia fiel, junto con la pérdida del escaso patrimonio pues para comer, hasta la plancha del pelo se empeña o, en algunos casos, comiendo menos, comprando un kilo de tortilla y un cucharon de frijol para pasarla mientras que unos pocos, derrochan cual banquete de emperador romano como si tuviéramos dos Zacatecas en planos divergentes. Sin duda que el desequilibro social insulta y da portazos en la cara por lo que estoy convencido de que no debemos dejar pasar tanta infamia como se lo permitimos a Miguel Alonso con la complicidad de los diputados que avalaron sus cuentas públicas y sus empréstitos. Vayamos al análisis de nuestra desgracia y pongamos en dedo en la herida que nos ha dejado la ineficacia gubernamental tomando como punto de partida que no hay intocables y que cuando menos en Zacatecas, exigimos cuantas claras, qué más nos queda, no todo está perdido. ■

*Docente-investigador de la Unidad
Académica de Derecho de la UAZ
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ