MDMZ integrará planilla para contender por la secretaría de la sección 34 del SNTE

MDMZ integrará planilla para contender por la secretaría de la sección 34 del SNTE
Hace cuatro años, “personal de seguridad” contratado por Alfonso Cepeda Salas reventó el Congreso en el que aparentemente había ventaja para la disidencia ■ foto: andrés sánchez

A cuatro años del charrazo, sigue impune el nombramiento de Soralla Bañuelos de la Torre

Este 15 de julio concluyó el periodo administrativo del Comité Ejecutivo Seccional 2016-2020

En esta ocasión no habrá operativo de seguridad; la elección se hará mediante el voto libre

 

A cuatro años del “charrazo” en la sección 34 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), la disidencia magisterial promoverá una planilla para contender nuevamente por la dirigencia de este gremio y, según Víctor Hugo Montoya Gómez, quien dirigía al Movimiento Democrático del Magisterio Zacatecano (MDMZ) en 2016, “volveremos a ganar”.

Mientras tanto, manifestó que hasta el momento no sólo sigue impune el nombramiento de Soralla Bañuelos de la Torre, sino también las lesiones provocadas a decenas de maestros que asistieron al Congreso Seccional y que denunciaron formalmente las agresiones que sufrieron.

Incluso, este 15 de julio debió concluir el periodo administrativo del Comité Ejecutivo Seccional 2016-2020, pero debido a la contingencia sanitaria no se ha emitido la convocatoria para la renovación de la dirigencia sindical en Zacatecas.

No obstante, afirmó que en el momento en que se emita la convocatoria, el Movimiento Democrático participará “y no sólo eso, vamos a ganar de nuevo”. Aunado a ello, hay una mejor expectativa porque ahora ya no habrá operativo de seguridad, ya que la elección se llevará a cabo con base en el voto libre, secreto y universal.

Refirió que recientemente se llevó a cabo una reunión virtual y se comentó que era necesario definir la planilla y empezar a difundirla mientras se da a conocer la convocatoria.

Montoya Gómez señaló que en el reglamento electoral hay apartados que impiden la participación en el proceso, especialmente que para aspirar a la secretaría general, el interesado debió ser parte de algún Comité Ejecutivo anterior.

Sin embargo, “hay gente en el Movimiento que ha sido partícipe de comités seccionales y hay varios. Podemos elegir a cualquiera de ellos, entendiendo que ayudará a cumplir con el requisito y que no se niegue la participación a la planilla”.

Hace cuatro años, “personal de seguridad” contratado por Alfonso Cepeda Salas (según lo constató La Jornada Zacatecas mediante testimonios de funcionarios del SNTE), actual secretario general de este sindicato a nivel nacional), reventó el Congreso en el que aparentemente había ventaja para la disidencia en la elección del nuevo Comité Ejecutivo de la sección 34.

En ese momento se documentó que las personas a cargo de la seguridad del evento eran docentes cercanos a Cepeda Salas, oriundos de Saltillo, Coahuila, y pertenecientes a la sección 38 del SNTE; otras más eran personas especializadas en artes marciales israelíes con antecedentes de violencia en planteles educativos; y uno de ellos con antecedentes penales e historial delictivo en Monclova.

Durante el Congreso, prácticamente sin motivos, estas personas arremetieron a golpes y sillazos contra los asistentes e incluso utilizaron pistolas eléctricas, lo que provocó lesiones importantes en decenas de maestros.

Después de lo ocurrido, alrededor de 40 delegados sindicales se trasladaron a un salón de fiestas ubicado en el municipio de Villa de Cos, y ahí ungieron a Bañuelos de la Torre como secretaria general de la sección 34, así como al resto de los nuevos integrantes del Comité Ejecutivo 2016-2020.

Días antes del Congreso, Montoya Gómez relató que la disidencia magisterial fue convocada a una reunión con Ramón Navarro Munguía, ex secretario general de la sección 34 del SNTE, ex delegado estatal de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El encuentro se llevó a cabo en las instalaciones de la Universidad Pedagógica Nacional unidad 321 (UPN), y ahí se presentó como “enlace” del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE y planteó una pregunta concreta al MDMZ: “¿Qué quieren?”.

La intención de la fracción llamada “institucional” del sindicato era integrar una planilla de unidad, pero el planteamiento consistía en que la secretaría general y las carteras más importantes quedarían a su cargo, y el resto entre integrantes de la disidencia, pero estos se negaron, pues consideraron que tenían la mayoría para ganar la elección.

“Hubo un maestro de los charros que estuvo acercándose con nosotros, Ramón Navarro Munguía. Nos preguntaba qué queríamos, quería negociar, porque para esas fechas ya sabían que teníamos mayoría en las asambleas delegacionales. Tenían el conteo de los delegados y sabían que estaban perdidos”.

Montoya Gómez indicó que uno de los comentarios que les hizo fue que el Comité Ejecutivo Nacional había permitido que el secretario general fuera un maestro que antes no había tenido participación en algún comité, pero la respuesta de los integrantes del MDMZ fue de rechazo y que se respetara la decisión de los delegados.

Posteriormente, un día antes del Congreso Extraordinario, recordó que Navarro Munguía nuevamente lo convocó a una reunión privada, la cual se realizó en un restaurante de la capital.

A ella acudió el propio Montoya Gómez y Fernández Andrade, de parte del MDMZ, y Navarro Munguía y Yolanda Martínez Mendoza como representantes del Comité Ejecutivo Nacional.

“Ahí nos reunimos y otra vez hicieron el ofrecimiento de una planilla única, pero respondimos lo mismo, que se respetara lo que decidieran los delegados. En esa ocasión Yolanda nos dio su número y dijo que quedaba a nuestras órdenes para cualquier cosa que quisiéramos platicar. Pero no, en los chingadazos no contestó el teléfono ni ella ni Ramón”.

Montoya Gómez recordó que en el Movimiento Democrático había la certeza de que iban a ganar la secretaría general por mayoría, motivo por el que se rechazó ese ofrecimiento de una planilla de unidad.

Desde su punto de vista, ese fue el momento cuando Navarro Munguía notificó que se había rechazado la propuesta, y a partir de ello el SNTE decidió orquestar el incidente de violencia y así nombrar un secretario general, en este caso Soralla Bañuelos.

“Antes del congreso yo les decía a los maestros que no se conformaran con enviar un delegado militante o simpatizante del movimiento, sino que también mandaran una comisión para cuidarlo. Sabía que algo iba a pasar, no sabía qué, porque no tan fácil iban a soltar el poder. Yo no imaginé que llegaran a tanto”, concluyó.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ