‘Shirley’, de Josephine Decker: la casa de los horrores

‘Shirley’, de Josephine Decker: la casa de los horrores

La Gualdra 440 / Cine

 

 

La falta de inspiración y de buenas ideas han obligado a la escritora de horror Shirley Jackson (Elisabeth Moss) a volverse una ermitaña, que vive todo el tiempo recluida en su casa. Postrada en su cama como una enferma se niega a convivir con extraños, a recibir visitas, y en ocasiones ni siquiera sale de su habitación para comer. Todo esto cambia cuando su esposo Stanley (Michael Stuhlbarg​) invita a Rose (Odessa Young) y Fred (Logan Lerman), dos universitarios, a hospedarse temporalmente en su casa mientras ambos se aclimatan a su nuevo estilo de vida. Al pasar de los días, Shirley y Rose forjan un profundo vínculo, de una confidencia que es impulsada por la infelicidad en la vida de ambas mujeres. En medio de esta relación, la autora encuentra la inspiración suficiente para empezar a escribir una nueva novela que narra la historia de una joven universitaria desaparecida.

Shirley (2020), cinta dirigida por Josephine Decker, es, a primera vista, un análisis sobre el proceso creativo de un artista, pero también se trata de un inquietante y perturbador relato sobre la represión y los abusos en el matrimonio. En el filme, ambas protagonistas viven bajo la sombra de sus maridos y solo pueden obrar de acuerdo con lo que ellos decidan. En ese sentido la amistad entre las dos mujeres es resultado de la soledad y el deseo de liberación que ambas poseen, al vivir en un mundo que en palabras de la escritora “es demasiado cruel para las chicas”.

De manera singular, el estilo de Decker rompe con el típico molde del cine biográfico, y logra sumergir al espectador en un ambiente hogareño repleto de horror e inestabilidad. Haciendo uso de un diseño de sonido estremecedor y de un manejo de cámara enérgico, la directora consigue representar el caos en el mundo de Shirley, así como la afligida mente de la afamada autora, cuya contención, tanto física como psicológica, la ha vuelto cada vez menos segura de sí misma y de lo que escribe.

Este conflicto entre represión constante y búsqueda de liberación logra funcionar gracias a la actuación estelar de Elisabeth Moss, al igual que a la de su coprotagonista, Odessa Young. La dinámica entre ambas actrices y sus personajes busca romper con los roles de género que conforman el sistema opresor del que les ha tocado formar parte. En contraste, la novela que escribe Shirley cobra un sentido metatextual en la vida de ambas protagonistas, cuyo demoledor discurso plantea que en una realidad tan poco comprensiva e injusta para las mujeres la única alternativa es desaparecer.

Como respuesta a esto, Decker hace de Shirley un filme atípico y cautivador, que otorga una importancia discursiva a la individualidad y crecimiento personal de la mujer, que está representado en el genio y la obra literaria de Shirley Jackson, una autora que escribió para jamás perecer.

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_440

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ