La visita: el éxito y la posible paradoja

La visita: el éxito y la posible paradoja

Después de la invitación de Trump al presidente López Obrador de visitar su país para concluir el proceso de negociación del acuerdo comercial entre México, EEUU y Canadá, se desató un fuerte debate que acaparó los espacios en medios de comunicación y redes sociales. La oposición señaló la posibilidad de un agravio a México a través de un gesto público insultante al presidente mexicano, dado el carácter impredecible del mandatario norteamericano. Y otros opinaban que el gobierno mexicano estaba imposibilitado de negarse dados los eventos que iniciaron con las amenazas de imponer impuestos a productos estratégicos mexicanos, y luego la condición de que nuestro país pusiera un muro de policías para contener la migración centroamericana que en esos momentos estaba en ascenso; y al final, el proceso difícil de la última parte de la negociación del TMEC. Esto es, opinaban que era una especie de ‘invitación a fuerza’. Pues bien, dado ese panorama de la opinión pública era importante que el presidente López Obrador, diera una imagen que negara esos dichos: una imagen de dignidad y soberanía.

Esto último fue el criterio fundamental que diseñó el protocolo del viaje. Por ejemplo, la visita al monumento a Lincoln representaba la imagen de honrar en pleno Washington ‘la lucha contra el racismo’: Lincoln fue el presidente que le tocó derogar la esclavitud y combatir al supremacismo blanco. Y el homenaje a Juárez, es la idea del ‘respeto entre naciones’. Gesto que retornilló en el propio discurso, donde apuntaló otras dos figuras con fuerte contenido simbólico: Roosevelt y Lázaro Cárdenas. El otro elemento fue el propio discurso, el cual ha sido ampliamente comentado.

Abre con el tema de la migración, y pone de relieve la bondad y laboriosidad de los trabajadores mexicanos. En el contexto del TMEC es algo relevante, porque los acuerdos comerciales han sido injustos e incompletos. Hay tres mercados esenciales: (1) de bienes y servicios, (2) de capitales y (3) el mercado laboral. Se han liberalizado los mercados de bienes y los mercados de capitales financieros, pero el mercado laboral se mantiene restringido. Y es justo donde nosotros tenemos una ‘ventaja comparativa’, la cual ha sido bloqueada.

Creemos que el presidente logró su objetivo de dar una imagen de dignidad. Sus gestos y discurso han sido aplaudidos en su mayoría. Sin embargo, la objeción política aún sigue sin resolverse justamente por el éxito simbólico de la misma: ¿el éxito mediático de esta visita se traducirá en la disminución de negativos de Trump en las comunidades hispanas? Si la respuesta fuera ‘sí’, ¿eso será factor para que mejoren los porcentajes de voto del presidente norteamericano? Esto es, estamos ante la paradoja de que el éxito de la visita de AMLO, termine siendo el apalancamiento electoral de Trump. Esto no es para nada automático: los hispanos pueden separar los eventos; por un lado, la visita de jefes de Estado, y por otro el proceso electoral norteamericano, una aproximación es la poca cobertura mediática que tuvo la visita en los medios norteamericanos. Si los votantes hispanos separan los eventos, el éxito de AMLO será no sólo simbólico, sino también político; pero si no los separan, y modifican su comportamiento electoral después de esta visita, habrá que asumir las consecuencias aun cuando no fuera voluntario. Eso sólo lo podremos saber con las mediciones próximas. No hay otra forma de saberlo, porque las dos hipótesis encontradas son igualmente factibles, al tiempo.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ