Luchar contra políticas educativas arbitrarias (1/3)

Luchar contra políticas educativas arbitrarias (1/3)

Jorge Carpizo, aquel notable jurista,
decía que a México lo corroían grandes
cánceres: la corrupción, la desigualdad,
la violencia, la inseguridad y el quebranto
a derechos humanos. Habría que agregar
algunos otros que segregan, excluyen,
oprimen, marginan y en muchas ocasiones
acaban con la vida de las personas: el
machismo, el clasismo, la homofobia y el racismo.
Govanna Bañuelos
Senadora de la República

La pandemia que azota a México de unos meses a la fecha, ha deteriorado el sistema social y todos los procesos que en él se presentan, en cambio, la epidemia educativa la ha sufrido de muchas décadas atrás. Es inminente el hecho de que este fenómeno provocará cambios en todas las estructuras de la sociedad, justo es este el momento para considerar como parteaguas y, establecer así una nueva cultura social, por ende, educativa; en ella cabe todo lo que por educación se pueda imaginar, lamentablemente la actual política educativa no da visos para promover desde la institucionalidad ninguna transformación en este ramo.

Esta pandemia sanitaria comienza a trastocar al sistema educativo nacional, son varios los aspectos que intervienen en ello; quebranto en la economía, corrupción, vacíos y vicios en los procesos educativos, falta de promoción en el sistema de formación y actualización docente, descontextualización del modelo educativo, entre otros. Todo esto evidencia la enorme desigualdad que existe en nuestro contexto, razón por la cual se hace difícil el acceso al conocimiento –esto es consecuencia de la imposición de políticas educativas arbitrarias, ventajosas y destructivas-.

Este fenómeno ha puesto a México en una situación todavía más vulnerable puesto que su economía de por sí ya estaba deteriorada y con ello, su estructura social. Todo este estado de cosas se presentó debido a que, históricamente, los gobiernos han consentido y promovido el fortalecimiento del sistema neoliberal –de capitalizar a los empresarios como consecuencia de la corrupción que se ha alimentado entre las élites del poder-; sin lugar a dudas, la situación se está tornando más caótica, repercutiendo enormemente en el deterioro del sistema educativo. Se prevé que un porcentaje elevado de padres de familia, no enviarán a sus hijos a la escuela o no podrían continuar trabajando virtualmente para el próximo ciclo escolar 2020-2021, esto a consecuencia del también enorme deterioro de la economía familiar.

Continuar el inicio del próximo ciclo escolar de manera virtual y con el mismo modelo curricular, el cual fue diseñado para trabajarse de manera presencial, implicaría todavía más poner en desventaja tanto a maestros como a alumnos toda vez que los maestros no han recibido una formación para trabajar contenidos curriculares de manera virtual y, los alumnos solo recibirán una “educación” que no educa sino que instruye; en un sistema virtual, a lo más que se puede llegar, es a diseñar cursos instruccionales. Vaya que esto sí que es un verdadero conflicto toda vez que, de manera emergente se buscan las alternativas más apropiadas para “cumplir” con el cometido social de educar.

Con todo esto, en el rubro educativo se siguen aplicando políticas arbitrarias, descontextualizadas y, en gran medida, erráticas; continuaremos con un modelo educativo tradicional, inclinado a formatear a los educandos más que a formarlos, se requiere dejar de lado este tipo de política, misma que, históricamente ha demostrado ser perniciosa para la sociedad, no así para los grandes capitalistas. Es por ello la urgencia de considerar a este fenómeno como coyuntural para reorientar esa noble labor de educar, donde se combatan esas enormes desigualdades pedagógicas. Sobra decir que, después de lo que hoy día sucede en nuestra sociedad, ya nada será igual que antes, motivo por el cual se considera propicio el momento para establecer nuevas y mejores condiciones educativas.

¿Cuál es la educación que viene? El Secretario de Educación se vio en la necesidad de recurrir a una estrategia emergente ante el cierre de las escuelas por la pandemia, no le quedó otra alternativa más que formar alianza y no con los maestros, sino con empresas privadas y funcionarios de alto nivel quienes conforman un oligopolio en tecnología virtual; esta fue una manifestación clara de que el propio secretario y quienes están detrás de él, seguirán sacando provecho personal de esta desgracia. En recurrentes declaraciones, quien lleva el destino de la educación en México se ha manifestado “satisfecho” dado que, a decir de él, ha dado la educación en México un paso gigante en “tecnología educativa”, esto me recuerda a los años 80, ¿así de desfasado se encuentra el secretario?.

Las políticas educativas erráticas y mal intencionadas, no han querido recurrir a instituciones educativas que tienen la capacidad de generar la tecnología informática requerida para brindar el servicio virtual que, por necesidad hoy día se requiere. Esto da una lectura clara de que, incluso en caso de llegar a una etapa de post-pandemia, seguirá la imposición de políticas educativas que en poco o nada ayudarán a fortalecer el sistema educativo. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ