Reconstruir el sistema educativo; ¿tarea de todos? 1/2

Reconstruir el sistema educativo; ¿tarea de todos? 1/2

¿En qué sentido y bajo qué circunstancias podría ser tarea de todos?

Considero propicias estas interrogantes para poner a discusión lo que hoy día es nuestro sistema educativo y la manera de cómo se pudiera abordar para darle otra cara, otra connotación, otra dimensión, otro estatus; en fin, se encuentra muy necesitado de que se transforme, no es tarea fácil, sin embargo, la pregunta de si es tarea de todos sigue latente. De siempre, los secretarios de educación pública se han empeñado en rendir cuentas a otras organizaciones, menos a la sociedad, el ejemplo de ello es el siguiente: el actual secretario de educación se preocupa más por congraciar con la comisión de educación de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), misma que se define como un sindicato patronal independiente, apartidista y de afiliación voluntaria que reúne a empresas de todos tamaños y sectores, unidos por un profundo compromiso con México, y a quienes representan en el ámbito laboral, económico. Social y político, dentro y fuera del país; esto hace que dicho funcionario se aleje cada vez más de los maestros, entregando su voluntad a quienes se han encargado de someter al sistema educativo, a organizaciones que hoy día deben ser consideradas como voraces y rapaces.

Este secretario tiende a repetir los mismos patrones de conducta que el inmediato anterior, de esta manera, no podemos decir que existen condiciones para garantizar la transformación del sistema educativo, por consecuencia, de la sociedad misma; tampoco lo son el aseverar que los maestros se encuentran en proceso de profesionalización de su práctica. Es lamentable que la autoridad halague a centros educativos a los que les llaman de “calidad” cuando solo unos cuantos alumnos son “sobresalientes” y obtienen “calificaciones altas”, el embeleso es tanto que, incluso colocan mantas a las afueras de las instalaciones anunciando que son una “escuela de calidad”. Estos son los síntomas de una política educativa errada, de entrega total a los empresarios para que éstos se posesionen de un sistema tan noble que, con su perversión, desvirtúan la razón de ser de la educación –no se trata de que se fortalezcan centros escolares empresariales dada la función que desempeñan, lo que se requiere es que existan verdaderos centros educativos-.

Esta realidad que estamos viviendo, me remite a plantear más interrogantes: ¿el sistema educativo necesita renovarse o transformarse?, ¿quiénes y cómo lo harían?, ¿realmente se le dará sentido social al hecho educativo?, ¿qué papel jugará la sociedad en esta renovación y/o transformación?¿quién o quiénes definirán el perfil tanto de docentes como de discentes?, creo que mientras no exista un proyecto de nación, estas interrogantes están de sobra y, todo lo que se haga en y para el sistema educativo, serán palos de ciego y contaría con enormes sesgos.

Mientras el secretario de educación siga apegado a la rancia política de la coparmex, jamás veremos una reforma educativa que sea promisoria para la comunidad escolar y, en consecuencia, para la sociedad. Reitero, estamos viviendo un escenario de entrega total de parte del secretario de educación a dicha confederación, por consiguiente, de entrega de nuestro sistema educativo; seguirá desoyendo a los maestros e incluso, conspirará en contra de ellos. De esta manera, sería imposible una reconstrucción del sistema educativo donde lo que se requeriría sería la participación de la sociedad en general.

A estas alturas y considerando ese vuelco social que la pandemia ha provocado, ya no podría ser posible soportar la imposición de una reforma educativa gerencial, es tiempo de que la sociedad elija qué educación quiere para sus ciudadanos; esto no es tarea fácil puesto que lo primero que habría de combatirse, es al modelo económico neoliberal. El sector privado-empresarial, siempre ha mostrado interés por el sector educativo y no por la educación; la política neoliberal les hace vivir de la educación, mas no para ella. Todo esto lo han permitido los gobiernos en turno, tal ha sido el grado de sumisión que la comisión de educación de la coparmex, impone propuestas de capacitación a los docentes, la historia se repetirá puesto que contamos con un secretario de educación demasiado entreguista y adulador.

Todavía sigue vigente en la Secretaría de Educación Pública, la visión de una educación empresarial, no importándole la relevancia que pueda tener dentro de la sociedad; bajo estas condiciones, los funcionarios y autoridades educativas dan el mensaje de que la única condición para que el sistema educativo avance, es que los estudiantes aprendan contenidos derivados del currículum. Por desgracia, los educandos son considerados como capital humano que estará destinado para generar jugosas ganancias a los empresarios. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ