México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto La naturaleza vs el hombre

México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto La naturaleza vs el hombre
AMLO con las fotografías del Sagrado Corazón de Jesús ■ foto: la jornada

Historia de un conflicto.
Hace cientos de millones de años, se dio la explosión que formó el universo. Fue, según el pensamiento de muchos, un acto divino que nace de la nada donde supuestamente el creador se puso a trabajar en un proyecto que no estoy muy seguro que haya pensado del todo bien, y así, en ¿seis días? creó todas las cosas en el universo que hasta el día de hoy continua en expansión.

Todos hemos escuchado cómo al final de la creación, en el sexto día, creó al hombre y después, de una costilla del mismo, creó a la mujer, y es ahí donde las cosas se empiezan a complicar porque ninguna mujer aceptará hoy en día haber salido de una costilla de su contraparte masculina, pero esto es otra discusión. Llegado el séptimo día y cansado de tan arduo trabajo se decidió que era momento de descansar y dejo a la nueva pareja -Adán y Eva- en un lugar que, con los tiempos, se nombró como el paraíso terrenal que no era otra cosa que la pareja dentro de la naturaleza, en condiciones de equidad.

Pero la creación, más pronto que tarde, le pareció aburrida al señor que pensó que algo más habría que inventar – o más bien crear – por lo que primero decretó unas reglas estrictas que como tales solamente valían para ser rotas, con la sentencia de “NO COMER EL PRODUCTO – manzana – DEL ÁRBOL DEL BIEN Y EL MAL” y se puso el atuendo de malo – que utiliza con una gran frecuencia – y disfrazado de serpiente se acercó a Eva por que la consideró más pensante y más sensible al cambio, y la convenció – nada difícil – con algo que era una verdad absoluta, no hagas caso a las reglas, están ahí – y han estado durante toda la historia de la humanidad – para ser rotas.

Le dijo que si no quería ser parte de la naturaleza, hermosa pero plana, comiendo el fruto que le ofrecía, podría ser más como el mismo, el Dios que los había creado, y así la hizo: mordió la manzana que le ofreció a su pareja que –sumiso- también comió. Ahí -realmente ahí- comenzó la verdadera historia de la humanidad con la toma de conciencia de la propia finitud; es decir, de la mortalidad y entender que se abría todo un escenario donde aparecía la moral – que no es un árbol que da moras como dirían los priistas – o si quieren llamarle, la ética – que se determinaba por dos extremos de actuar posible: el bien y el mal, y actuando de uno o de otro lado del péndulo de estos conceptos podría asegurarse – o no – una existencia después de la muerte.

El problema es que a partir de este momento se formaron dos actores dentro del universo recién creado, el hombre – y claro la mujer, que no su mujer – de frente a la naturaleza, (pero por ahí dicen las malas lenguas, una de las cuales es la Biblia en su antiguo testamento que en realidad deja mucho que desear comparado con el nuevo), que en ese momento la pareja fue expulsada del paraíso terrenal.

Tengo la impresión que esta forma de entender las cosas no es lo preciso que debiera ser, me parece – si me lo permiten – pensar que Adán y Eva siguieron en ese paraíso que era – y sigue siendo – la naturaleza, pero que mientras antes la vida era con mucho más simple, después de la ruptura tuvieron que entender que había que recolectar los frutos de los árboles que supongo antes le caían a sus manos y se dieron cuenta de que tenía que trabajar para comer – con el sudor de su frente – nació entonces – bendito sea Dios – el erotismo, al darse cuenta que estaban desnudos y que había que ocultar su intimidad para descubrirla en momentos propicios y claro disfrutar de ella, pero sobre todo, se dieron cuenta de su fragilidad de frente a la hermosa naturaleza de la que tenía que cuidarse con el objeto de dominarla.

Por qué insistimos, está por ahí escrito que fue el mismo Dios quien le dijo a la pareja desobediente que podría dominar la naturaleza – craso error – porque esa dominación no fue para nada constructiva sino destructiva y por ello la naturaleza no le quedó otra que defenderse y contratacar – ¿por órdenes del mismo Dios? O por iniciativa propia y de ahí situaciones como el diluvio universal y ahora la pandemia de coronavirus.

Los líderes mundiales, al sentirse vulnerables en extremo, recurren a Dios en búsqueda de auxilio ante lo que bien podría considerarse como el primer jinete del apocalipsis, porque muchos si bien no lo dicen, bien que lo piensan, que lo que estamos viviendo no es otra que un castigo divino. Yo, en lo personal, pienso que simplemente es la venganza de la naturaleza que tendría que darse tarde que temprano, pero veamos el decir de los líderes buscando ayuda sobrenatural para entender la débil posición del ser humano.

“El presidente de Guatemala, Alejandro Gia­mmattei, promovió un día de oración y ayuno ante la amenaza del virus. En esa misma dirección el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, impulsó una jornada religiosa para interceder el favor de Dios, llamada el Gran día de oración por la salud y la unidad del pueblo hondureño. Por su parte el joven presidente salvadoreño, Nayib Bukele, dice hablar con Dios y profesar un cristianismo de millennials; transmitió un mensaje en cadena nacional que expuso: Quiero pedirles que todos oremos y le pidamos a Dios nos ayude a sobreponernos a esta enfermedad. Que salve a la mayoría de los salvadoreños. Dios se convierte en aliado poderoso y la plegaria un instrumento de comunicación con Dios para pedir consuelo y solicitar protección. En Nicaragua, Daniel Ortega y su poderosa esposa, Rosario Murillo, han desarrollado un discurso pararreligioso de un cristianismo esotérico vinculado al amor y la fraternidad. La primera dama de Nicaragua declaró ante un mitin: Vamos a caminar con la fuerza de la fe y la esperanza en todo el país, en oración permanente y solidaridad con todos los pueblos, familias y hermanos en el mundo afectados por el coronavirus”.

“En Bolivia, el 30 de mayo la presidenta golpista, Jeanine Áñez, anuncia medidas de confinamiento usando argumentos religiosos: Pido a ustedes unirnos en una oración permanente. Este domingo se inicia una cuarentena total y pido que podamos realizar un ayuno, arrepentimiento y fe, para que sea nuestra mayor arma de lucha contra esta enfermedad. En Colombia, el presidente, Iván Duque, se comporta como misionero en sus intervenciones televisivas sobre la pandemia, invita a consagrar a la Virgen de Chiquinquirá, al Sagrado Corazón y a la Virgen de Fátima. En Paraguay, prosigue el contagio de predicación. El presidente Mario Abdo Benítez reza públicamente e invita a los paraguayos a mantenerse unidos en oración, para que Dios proteja al país del Covid-19”.

De Trump y de Bolsonaro ya mejor ni hablamos, pero ¿por qué nos sorprende entonces que AMLO traiga en la cartera la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, y que diga que los valores cristianos como no robar, no mentir no traicionar son elementos que protegen en contra del coronavirus? Cuando, más que voltear hacia arriba, al cielo, habría que voltear hacia abajo a la tierra sobre la que estamos parados, a la naturaleza que tanto hemos depredado, y buscar un pacto con ella donde nos hagamos responsables de su cuidado y solo así podremos evitar que los jinetes del apocalipsis se nos sigan viniendo encima.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ