Felguérez y la abstracción: composición y placer de la inteligencia

Felguérez y la abstracción: composición y placer de la inteligencia

La pintura (y escultura) abstracta puede chocar si no se tienen algunas consideraciones que permitan facilitar la apreciación y, luego, su disfrute (sobre todo intelectual). Toda la pintura es, en el fondo, abstracta. Cuando vemos una pintura queremos encontrar su ‘significado’ en algo a lo cual se parezca, en un referente. Esto es, asociamos significado a referencia. Por ello, pensamos que pintar es como hacer fotografías, pero con brocha y un poco de imaginación. Pues bien, eso es una ilusión. No ocurre de esa manera. La pintura tiene un tema ciertamente, pero posee algo que es más determinante: la composición. El cómo algo esté pintado, sus formas, colores y arreglos dan el verdadero significado a la pintura. Y tan es así, que el referente que se ‘retrata’ termina siendo un mero pretexto.

Abstraer significa ‘separar’. Pues bien, cuando se separa la composición de la referencia ante los ojos, cuando se pintan las formas de la angustia por sí misma, sin esperar ver una persona angustiada, o una composición analítica de espacios imaginarios sin tener que hacer ver alguna figura retratista en el cuadro, decimos que se ha iniciado la pintura propiamente abstracta: la pintura de la libertad, sin las cadenas de la figuración. La composición separada de la figuración. ¿Cómo pintan ideas o emociones por sí mismas? Eso no se ve. Sólo observamos con los ojos corporales cosas, las ideas no se ven: nadie ha visto un concepto caminando por la avenida Hidalgo o tomando un café en la Cofradía. Al igual que la ciencia ve cosas que se relacionan, pero nunca ha visto un ‘mayor que’ atrapado en una jaula. Las relaciones conceptuales no se ven, y sin embargo, son las que nos permiten analizar la realidad. El mundo que vemos es muy limitado. La geometría figurativa tiene puntos, líneas, planos y cuerpos, pero la geometría va más allá de eso: hay geometrías de 4 o 5 dimensiones que nunca verán los ojos, pero son concebibles. Si la ciencia no se puede limitar a lo que tiene ante los ojos, el arte menos. ¿podemos saber cómo Dios ve el mundo? ¿Cómo es la representación de una mirada que lo ve todo de forma simultánea: que ve al mismo tiempo el frente y el reverso de una persona? Pues los pintores pueden mostrar esa representación apoyados con las geometrías imposibles.

El arte, además, es creación de mundos: el arte abstracto es la creación de libre composición de mundos. Puestos en caballete o murales, sólo con pintura o con agregados escultóricos. Colores, líneas y áreas que dan lugar a ideas o conceptos, nunca a cosas. Pues Zacatecas, tierra de poetas, también lo es de artistas plásticos. Y uno en particular, que hizo de la pintura una poética analítica. Felguérez ayer pasó a la otra inmortalidad: aquí ya había entrado a la inmortalidad de los creadores. Pintar lo que no se ve, equivale a escribir lo que sólo puede verse. Así, damos un homenaje al artista de la abstracción: el placer de la inteligencia.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ