Mi labor ha sido importante para ayudar a no propagar el Covid-19: Luis Ignacio García

Mi labor ha sido importante para ayudar a no propagar el Covid-19: Luis Ignacio García
Luis Ignacio García Cuéllar, estudiante de Derecho, quien usa un auto adscrito a la plataforma de Uber para realizar su trabajo ■ foto: andrés sánchez

■ Ofrece un servicio exprés de entrega a domicilio de productos de la canasta básica

■ Ya tiene más de 150 clientes, principalmente adultos mayores

■ “Mi trabajo es un riesgo porque tengo familia adulta y niños pequeños y al salir me expongo y los expongo, debo tener muchas medidas de protección para evitar contagiarme”

 

El confinamiento y la movilidad reducida al mínimo como medidas para evitar la propagación del Covid-19 ha provocado estragos en prácticamente todos los sectores productivos. Sin embargo, para muchas personas como Luis Ignacio García Cuéllar, estudiante de Derecho, “no hay ninguna otra alternativa más que salir a trabajar”.

Para obtener ingresos, el joven conduce un automóvil adscrito a la plataforma de Uber, pero ante la poca demanda de usuarios durante la contingencia sanitaria, emprendió la idea de repartir productos de la canasta básica, lo que a su vez ayuda a las personas a no salir de casa.

“A partir de que empezó la pandemia decidí dejar de trabajar en el carro por el bajo flujo de usuarios. Junto con mi tío y mi papá, abrí una empresa de entregas exprés, mediante llamadas o correos electrónicos. Me contactan, me dan su lista del mandado y lo llevamos a domicilio. Así empezamos y después se unieron amigos motociclistas que venían de la plataforma Uber Eats y se unieron”.

Desde su perspectiva, el servicio que ofrece ha sido indispensable en las últimas semanas, porque la mayoría de sus clientes son adultos mayores y de esa manera estos evitan exponerse en la calle.
“Mi trabajo es un riesgo porque tengo familia adulta y niños pequeños y al salir me expongo yo y los expongo a ello. Entonces debo tener muchas medidas de protección para evitar que me contagie”, expone Luis Ignacio.

Refirió, entonces, que su labor ha sido importante porque ayuda a otras personas para no propagar el Covid-19, además de mantener sus ingresos en este tiempo en el que se redujo el trabajo.

La iniciativa ha crecido poco a poco y ahora también ya se ofrece el servicio mediante redes sociales, lo que ha generado un mayor alcance al grado de que en este momento ya cuentan con alrededor de 150 clientes que cotidianamente solicitan el reparto de diversos productos básicos.

Es decir, se puede repartir una canasta básica o bien comida de restaurantes o establecimientos determinados, e incluso ya elaboraron un catálogo que se muestra a las personas que le solicitan algún servicio en la cona conurbada de Zacatecas-Guadalupe.

Al comienzo de la contingencia sanitaria solicitó el apoyo de un programa gubernamental, pero no pudo reunir la totalidad de los requisitos que requerían, tales como tener un RFC, pero debía seguir trabajando para sacar adelante sus gastos. “No hay ninguna otra alternativa más que salir a trabajar”.

Luis Ignacio dijo que esta fue la manera en que podía obtener algunos ingresos a pesar del riesgo que conlleva, pero también es una forma de apoyar a las personas para que no salgan de sus casas y se evite la propagación de la pandemia.

De su parte, expuso que utiliza varias medidas para protegerse, está el uso de cubreboca, guantes, gel antibacterial y una careta protectora, además de lavarse las manos continuamente, y en caso de que no haya algún servicio, evita salir para no tener contacto con más personas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ