El privilegio de quedarse en casa

El privilegio de quedarse en casa

Definitivamente, poder “quedarse en su casa” es un privilegio que no todas las personas pueden realizar sin consecuencias catastróficas para la economía familiar y aquí van algunos datos:
15 millones de personas en México, el 25% de trabajadores, son “empleados por cuenta propia” y la mitad de ellos gana menos de 7 mil pesos al mes, por lo que de parar sólo dos semanas, no tendrían suficiente ingreso para pagar gastos esenciales.

El gasto en comidas, alquiler y servicios alcanza 60% para deciles I al III (30% más pobre), y dado que prácticamente nadie en esa población tiene ahorros, dejar de recibir ingresos por dos semanas puede ser catastrófico para su economía, aún más que contraer el virus del Covid-19.

El 60% de trabajadores en México se desempeña en la economía informal por lo que no cuenta con prestaciones como incapacidad por enfermedad, una vez enfermos dejan de llevar dinero y pan a la casa.

El 77% de mujeres mexicanas jefas de familia son madres solteras, de ellas 67% tiene máximo ed. secundaria, la mitad de ellas ganan menos de 5 mil 700 pesos mensuales y se verán afectadas por el cierre de un mes en las escuelas, que no tendrá apoyo para realizar el trabajo de cuidados. De hecho, sólo 14% de las mujeres tiene prestación de guarderías.

1 de cada 5 de mexicanos económicamente activos está desempleado o se encuentra en condiciones críticas de ocupación, y la probabilidad de conseguir empleo durante la cuarentena será prácticamente reducida a cero.

Con los datos anteriores no pretendemos justificar para no parar, si no existe el paro, no hay forma de disminuir la curva de contagio y las muertes serán mayores en el país, pero por todo lo anterior, es importante que el gobierno, a la par de trabajar en la segunda labor de contener la epidemia logre crear un paquete de estímulos económicos para un sector de la población que vive al día y trabaja de Sol a Sol.

La actual crisis debe hacernos entender la importancia de la solidaridad entre clases, entre todas las personas, el bienestar de unos afecta al bienestar de los demás.

Es momento de llamar a un nuevo pacto solidario, no sólo pidiendo #QuedarseEnCasa, sino facilitarle las condiciones a quienes están en mayor desventaja, de otra manera será imposible mantener la cuarentena y la contención del virus será costará más tiempo y sobre todo vidas humanas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ