Dos fotógrafos y una investigadora zacatecana

Dos fotógrafos y una investigadora zacatecana

Editorial Gualdreño 422

 

El domingo 1 de marzo, en La Jornada Semanal, se publicó un artículo del poeta José Ángel Leyva sobre el fotógrafo zacatecano Pedro Valtierra, quien dice al inicio del texto las palabras que comparto a continuación:

 

“Nosotros, los Valtierra, un día fuimos los sintierra. No fue en mi niñez, sino tiempo después, cuando comprendí esas líneas de Dante Alighieri al afirmar, en boca de uno de sus personajes, que no hay peor dolor que recordar la abundancia en tiempos de miseria. Mi abuela, mi padre y dos de sus hermanos, eran dueños de 222 hectáreas semiáridas y un buen número de cabezas de ganado. Mi padre y mi tíos pidieron un crédito para comprar más ganado y engordarlo cuando llegaran las lluvias, pero las nubes se aferraron a la ausencia. Una larga sequía asoló la región y nos trajo no sólo vacas flacas, toros y becerros, también hambre y muerte. Nos despojó de cuanto teníamos. Juan Valtierra y Socorro Ruvalcaba abandonaron San Luis de Ábrego, mejor conocido como El Chivo, para refugiarse en Fresnillo con su familia. No es que allí hubiera muchas oportunidades, pero al menos podíamos sobrevivir. Yo tenía doce años de edad –nací en 1955– y éramos ocho hermanos, seríamos nueve, pero ya había muerto una, luego nacerían otros tres en Ciudad de México. Vivimos once y soy el tercero en orden decreciente. Tengo dos hermanas mayores”.[i]

 

“Pedro Valtierra: el instante precioso, el disparo preciso”, es el nombre del artículo en meción y quise reproducir el párrafo completo para motivarlo a usted, aprecible lector, a que le dé click a la liga que lo llevará a leerlo completo. Siempre es un gusto encontrar en las noticias nacionales algo relacionado con los artistas zacatecanos, pero cuando se trata de algo tan entrañable, la emoción nos embarga al igual que el orgullo de decir que este fotógrafo y gestor cultural tan talentoso es nuestro paisano. La historia de Pedro Valtierra da no para uno, sino para varios libros sobre su vida y obra, porque es un ejemplo de constancia, disciplina y talento. Nunca ha dejado de trabajar, de producir, de generar proyectos en los que involucra constantemente a los artistas de la tierra y eso habla, además, de una generosidad que pocos tienen.

Apenas el jueves pasado, durante el examen profesional que presentó Viviana Sánchez Vargas para obtener su grado de Maestra en Investigaciones Humanísticas y Educativas, en la UAZ, fue mencionado en reiteradas ocasiones por ella, quien reconoció el apoyo y la motivación brindados por Valtierra para que hiciera este espléndido trabajo sobre su padre, al que tituló “Comunicación visual en la obra de Juan Antonio Sánchez Cervantes” y con el que obtuvo Mención Honorífica.

Juan Antonio, también conocido como “Yanantuá” o “Cuajanais” fue otro fotógrafo zacatecano muy talentoso, desafortunadamente las circunstancias hicieron que viviera solo 37 años; y sin embargo, pese a su corta vida, tuvo una producción fotográfica muy innovadora para su época. Su hija rescató, como producto de este trabajo de investigación, los archivos de Sánchez que se encontraban en el abandono y de ellos pudo salvar por lo menos 500 fotografías, pues, de acuerdo con Viviana “los negativos estaban en muy malas condiciones; muchos de ellos pegados unos con otros por la humedad o dañados por los hongos”. El rescate de estos archivos dio la pauta para que Viviana realizara una clasificación de las imágenes, seleccionando entre ellas las de carácter artístico, las cuales separó por categorías específicas: desnudo, documental y retrato, arquitectura y detalle, paisaje, y lo abstracto. De todas ellas realizó un análisis muy profesional que nos ayuda a entender no solo el contexto en el que se crearon, sino los elementos discursivos, sus influencias y lo relacionado con la circulación de la obra y el lenguaje no verbal de la misma. Muy, pero muy interesante trabajo el realizado por Viviana Sánchez Vargas, ojalá que esta investigación pueda convertirse en un libro que seguro contribuirá al estudio, conocimiento y documentación de la historia de la fotografía en Zacatecas.

Y así, con estos datos de dos fotógrafos zacatecanos muy talentosos y con noticias del trabajo de una joven investigadora zacatecana también, iniciamos el mes de marzo, el mes en el que las mujeres realizaremos un paro el día 9, por ellas -por las que ya no están-, por nosotras…

Que disfrute su lectura.

 

Jánea Estrada Lazarín

[email protected]

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_422

 

 

 

[i] Ver: José Ángel Leyva, “Pedro Valtierra: el instante precioso, el disparo preciso”. La Semanal: https://www.jornada.com.mx/ultimas/cultura/2020/03/01/la-semanal-pedro-valtierra-el-instante-precioso-el-disparo-preciso-6352.html

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ