Dan a conocer propuesta metodológico-operativa para el modelo de atención a la salud de la 4T

Dan a conocer propuesta metodológico-operativa para el modelo de atención a la salud de la 4T
Señalan que en el estado hay una enorme heterogeneidad en el sistema de salud y se enfrenta la falta de un tejido institucional de los servicios que garantice su funcionamiento regular ■ FOTO: LA JORNADA

■ Entra en operaciones el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi)

■ El objetivo, “atender a quienes durante sexenios se dejaron desprovistos de las condiciones mínimas de bienestar al descuidar la preservación de la Salud”

■ Zacatecas tiene una población no derechohabiente de un millón 24 mil 557 personas, lo que equivale a 45.3% de sus habitantes

 

La Secretaría de Salud federal, a través de la Subsecretaría de Integración y Desarrollo del Sector Salud dio a conocer la propuesta metodológico-operativa para establecer el modelo de atención de la Cuarta Transformación llamada Atención Primaria de Salud Integral (APS-I MX), la cual, a decir de la dependencia, marca una gran diferencia porque ha puesto de manifiesto retomar la construcción de la salud desde abajo “atendiendo a quienes durante sexenios se dejaron desprovistos de las condiciones mínimas de bienestar al descuidar la preservación de la Salud”. Para el caso de Zacatecas, según el documento, señala que 45.3 por ciento su población no es derechohabiente.

En el documento se presenta una mirada sintética de dos aspectos cruciales para la formulación del modelo de atención y su implantación operativa: el perfil epidemiológico y sus transformaciones durante las dos últimas décadas, por un lado, y las características básicas del sistema público de salud para la población sin seguridad social laboral o la llamada población abierta, por el otro.

En el diagnóstico de la situación de la salud en el país, se puede observar que durante la última década la mortalidad ha ido cambiando por su frecuencia más que por sus causas. Así, desde el año 2000 hasta 2017 las enfermedades del corazón han incrementado en 64 por ciento, la diabetes en 82 por ciento, los cánceres en 44 por ciento, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica en 66 por ciento, la neumonía e influenza en 39 por ciento, los homicidios en 122 por ciento y los suicidios en 33 por ciento. Por el contrario, las tasas han decrecido por causas perinatales en 47 por ciento, bronquitis crónica en 44 por ciento, la desnutrición en 37por ciento y las malformaciones en 24 por ciento.

En cuanto a la mortalidad por edad, se observa que ha bajado en todos los grupos de edad con excepción de los grupos de entre 15 y 44 años y los de 80 años o más. Esta pauta tiene relación con el crecimiento del homicidio que es la causa que más se incrementó del 2005 en adelante. Aunque aumenta tanto entre hombres y mujeres, la tasa de los hombres es 10 veces mayor.

De acuerdo con el diagnóstico, las otras tres causas de mortalidad que han crecido rápidamente son la diabetes, las enfermedades isquémicas del corazón y los cánceres, particularmente a partir de los 45 años. En general, la frecuencia de los distintos tipos de cáncer se ha mantenido con el de pulmón en primer lugar y de próstata en el segundo. Destaca también los cánceres en mujeres, ya que el de cuello uterino bajó cerca de un 30 por ciento mientras que el de mama se mantuvo estacionario.

Según el documento emitido por la dependencia federal, las condiciones de salud guardan una estrecha relación con las condiciones socioeconómicas de los distintos grupos poblacionales, ya que los sectores con más carencias tienden a enfermar y morir con mayor frecuencia tanto por las llamadas “enfermedades de la opulencia” como por las “enfermedades de la pobreza”, por lo que uno de los principales retos de la salud de la 4T es precisamente cerrar las brechas de desigualdad y generar una amplia política social con una “profunda” redistribución de la riqueza social, misma que ayudará, aseguran, a reducir dichas brechas.

A pesar de los graves y variados problemas del sector público de salud, el volumen de atenciones que entrega diariamente es muy grande y se otorgan 1.2 millones de consultas externas, 94 mil urgencias, 4 mil partos, 10 mil cirugías y unas 16 mil hospitalizaciones. Y el sistema público de salud dispone de 28 mil unidades de atención ambulatoria con 91 mil consultorios, 4 mil 646 hospitales con 123 mil camas, 355 mil enfermeras y más de 314 mil médicos. Aun así, los recursos básicos de salud para la población, particularmente la abierta, son escasos y distan mucho de cumplir con los estándares internacionales fijados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Zacatecas, según el documento, cuenta con una población no derechohabiente de un millón 24 mil 557 personas, lo que equivale a 45.3 por ciento de sus habitantes. Asimismo el 0.5 por ciento, por cada mil habitantes, tiene acceso a Consultorios de Medicina General, el 0.31 por cada mil habitantes a Consultorio de Especialidades, el 0.64 por cada 100 mil habitantes a camas censables, el 3.32 por cada 100 mil habitantes a Quirófanos, el 0.84 por cada mil habitantes a Médico General, el 0.57 por cada mil a Médicos Especialistas, el 1.18 por cada mil a Enfermeras Generales y el 0.17 por cada mil habitantes a Enfermeras Especialistas.

Se observa, además, que se realizan un número grande de estudios de laboratorio y de imagenología y hasta servicios fisioterapia. De estos datos se desprende que México está ante un sistema público de salud insuficiente para garantizar el acceso universal a la protección de la salud, pero, señala que tampoco es cierto que no se carece de todos los recursos.

En este rubro, Zacatecas ha registrado 2 millones 456 mil 227 estudios en laboratorios clínicos, atendiendo con ellos a 264 mil 100 personas, mientras que en Rayos X se han realizado 157 mil 231 estudios para 113 mil 449 personas. En cuanto a Tomografías se refiere, se realizaron 8 mil 381 para 7 mil 455 personas y 3 mil 627 fisioterapias presentando en total mil 534 personas rehabilitadas en total.

En suma, de acuerdo con el informe, se detectan dos problemas claves: por un lado una enorme heterogeneidad en el sistema de salud y, por el otro, la falta de un tejido institucional de los servicios que garantice su funcionamiento regular, pues considera que la ausencia de institucionalidad y normas claras se expresa precisamente en la ausencia de una política nacional uniforme y sistemática. “Dichas carencias fomentan decisiones arbitrarias y desordenadas con falta de profesionalismo, o que se orientan por intereses particulares o políticos de corto plazo y por la corrupción franca”, señala.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ