Secretaría de Gobierno desconocía situación de familias que esperan en Ciudad Juárez asilo de EU

Secretaría de Gobierno desconocía situación de familias que esperan en Ciudad Juárez asilo de EU
Mexicanos y centroamericanos permanecen en campamentos en la frontera norte ■ foto: revista proceso

■ Son originarios de Fresnillo, Río Grande y Juan Aldama; acampan desde hace 3 meses

■ Salieron de sus comunidades por la inseguridad y violencia por el narcotráfico que azota la región

■ En estricto sentido al orden constitucional y de respeto a los derechos humanos, como gobierno tienen la disposición y obligación legal de asistirlos: Jehú Eduí Salas

 

Jehú Eduí Salas Dávila, secretario general de Gobierno de Zacatecas, declaró no tener conocimiento de la situación que varias familias originarias de Fresnillo, Río Grande y Juan Aldama atraviesan en la frontera de Ciudad Juárez, Chihuahua, donde acampan desde hace tres meses en espera de obtener asilo político por parte de Estados Unidos ante la inseguridad y la violencia por el narcotráfico que azota la región.

“No teníamos conocimiento, apenas con la nota periodística que se sacan por parte de La Jornada Zacatecas nos damos cuenta”, reconoció el funcionario, por lo que indicó que en estricto sentido al orden constitucional y de respeto a los derechos humanos, como gobierno no sólo tiene la disposición, sino también la obligación legal de asistirlos.

“En estos casos, creo que la Secretaría del Zacatecano Migrante (Sezami), en este nuevo rediseño que se hizo en la administración pública, no solamente se va a encargar de darle, o tiene la obligación de darle asistencia a los connacionales que vengan de otro país, sino que en el caso concreto, debemos de asistir a aquellas familias que tengan un percance en su trayecto a otro destino en términos de lo que disponga la propia ley, entonces sí por supuesto que estaremos en la disposición y además es parte de las obligaciones legales”.

Ante el mínimo porcentaje que según señala la Encuesta sobre Mexicanos Desplazados Solicitantes de Asilo Político, de que uno de cada 10 encuestados optaría por regresar a su tierra de no concedérsele el asilo, aún sin saber en qué consiste éste, y ante la presión por parte del gobierno de Chihuahua de que se atienda el fenómeno, Salas Dávila refirió que se les ofrecerán las alternativas que tiene Zacatecas, sobre todo de empleo que se generan y ofertan a través de la Secretaría de Economía.

“Creo que hay alternativas importantes que hemos estado construyendo para tratar de darles opciones a los jóvenes y a los adultos mayores, tanto opciones académicas como ofertas laborales. Esperamos que pueda establecerse una comisión de diálogo oportuna con el gobierno de Chihuahua, con los propios familiares de estas personas y se pueda dar un retorno favorable”.

Por último, el funcionario expuso que de manera inmediata se buscará el contacto con el gobierno chihuahuense para darle seguimiento a esta problemática, pues los primeros interesados en que estos zacatecanos lleguen o regresen con bien a su tierra es el gobierno del estado.

No hay mucho que el gobierno
pueda hacer: Sezami
Por su parte, José Juan Estrada, secretario del Zacatecano Migrante, reiteró que la situación en la que se encuentran los connacionales es muy complicada porque es difícil conseguir un asilo bajo “la excusa” de que no hay trabajo y sí inseguridad, ya que la ley de Estados Unidos no contempla estas justificaciones, por lo que será complicado que obtengan el refugio.

“Desafortunadamente en Estados Unidos no nos quieren. Toda esa retórica contra los mexicanos es porque nos ven como una amenaza. No calificamos para la mayoría de los beneficios que ellos tienen, ni para la rifa de visas, ni como asilados o refugiados. Estamos en el último lugar de su lista y tenemos que decírselos. No deben exponerse a estas vicisitudes”.

“La verdad, hace ya meses que nos dijo el Instituto de Atención a Migrantes de Chihuahua de la situación, nosotros nos comunicamos con la presidencia municipal de Juan Aldama para ver cuál era la situación. Sí sucedió, sí está pasando. Ellos quieren que el gobierno les proporcione transporte para regresarse, pero ellos no se quieren regresar. No hay mucho que el gobierno pueda hacer mientras ellos no quieran. Ellos tiene el derechos de estar donde ellos quieran, sin embargo los exhortos y las invitaciones siempre se les han hecho”, declaró.

Estrada refirió que pensaba que la mayoría de las familias ya habían regresado, pero al saber los resultados de la encuesta realizada por el Colegio de la Frontera Norte, se dio cuenta de que es una cantidad “súper importante” para un estado tan pequeño como Zacatecas.

Por tal motivo adelantó que se comunicarán otra vez con la presidencia municipal de Juan Aldama y con la Secretaría de Gobierno, quien es la que deberá comunicarse con el gobierno de Chihuahua para poder ofrecer la ayuda, pero, reiteró, no se puede hacer mucho, puesto que no se puede obligar a las personas a hacer algo que no quieren, aún y cuando se ha tratado de proporcionar ayuda.

“Nosotros pasaremos la voz, nos comunicaremos con el municipio, con el instituto de Chihuahua y con la Secretaría General para ver qué es lo que se les pueda ofrecer, y lo que más se les puede ofrecer es ayudarlos a regresar a sus comunidades, porque en Estados Unidos es casi imposible que alguien pueda obtener la figura de refugio. Sí pasa, pero tiene que ser con pruebas contundentes, como de extorsión, asesinatos, demandas de fiscalías, seguimientos”, concluyó.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ