Zacatecas es el segundo estado con más solicitantes de asilo político a Estados Unidos

Zacatecas es el segundo estado con más solicitantes de asilo político a Estados Unidos
Puente Internacional Paso del Norte, en Ciudad Juárez ■ foto: la jornada

■ Familias que acampan en pasos fronterizos provienen de Fresnillo, Río Grande y Juan Aldama

■ Son datos de la Encuesta sobre Mexicanos Desplazados Solicitantes de Asilo Político

■ Salieron de sus lugares de residencia habitual principalmente por la inseguridad, violencia por narcotráfico, amenazas, extorsión y cobro de piso

 

Desde hace más de tres meses familias de distintos municipios zacatecanos se encuentran acampando en los pasos fronterizos de Ciudad Juárez, Chihuahua, en espera de que Estados Unidos los reciba como refugiados ya que se han visto obligados a desplazarse por la violencia que impera en la región y que en cierta medida ha influido para que el gobierno del vecino país del norte haya emitido una alerta para no viajar a varios estados mexicanos entre los que se encuentra Zacatecas.

Fresnillo, Río Grande y Juan Aldama son los lugares de nacimiento de las familias zacatecanas que esperan se les brinde la oportunidad de refugiarse en Estados Unidos, pero Zacatecas es apenas uno de los estados de origen de quienes ahí acampan, pues hay gente también de Michoacán y Guerrero, que de acuerdo con el informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) que fue dado a conocer esta semana por el Gobierno Federal, están entre las 10 entidades más violentas del país.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta sobre Mexicanos Desplazados Solicitantes de Asilo Político (Enmedesa) elaborada por el Colegio de la Frontera Norte y realizada en los campamentos ubicados en los puentes internacionales de Ciudad Juárez, Chihuahua, los migrantes mexicanos provienen de nueve entidades ascendiendo a un aproximado de 900 personas divididas entre tres puentes. El 57.6 por ciento de ellos son de Michoacán, 18.1 de Zacatecas, 17.1 de Guerrero, 3 por ciento de Chiapas y otras entidades y 1 por ciento de Oaxaca.

Del total de las personas entrevistadas, se conoce que 46 por ciento son hombres y el 54 mujeres y casi la mitad de las personas desplazadas, es decir, el 48 por ciento, son menores de edad.

Resalta el dato que señala que el 5 por ciento de las mujeres mayores de 12 años se encuentran embarazadas. Y que del total de las personas mayores de 15 años, el 57 por ciento se encontraba, antes de desplazarse, trabajando, el 20 por ciento estaba dedicada a los quehaceres del hogar, el 14 por ciento estudiaban y sólo el 1 por ciento se encontraba en situación de desempleo.

El indicador más importante de la encuesta es el que registró las causas y contexto de la salida de sus lugares de origen, así como sus expectativas con respecto a la situación que atraviesan. En este sentido, destaca que entre las principales razones por las cuales los mexicanos en espera de solicitar asilo político salieron de sus lugares de residencia habitual se identificaron, como primera razón la inseguridad con un 49 por ciento y la violencia por narcotráfico con un 28.3 porcentual.

La segunda razón de desplazamiento son las amenazas, extorsión y cobro de piso significando esto un 29 por ciento. En este tema la encuesta arrojó que el 63.1 por ciento de las familias no pidió ayuda de las autoridades locales, incluso entre los mismos encuestados se identificaron personas que eran parte de cuerpos de seguridad de los lugares de residencia habitual.

Una de las preguntas que se empleó en el Enmedesa y que se le aplicó al informante, es que si al momento de desplazarse tuvieron que dejar algún familiar o bien en su lugar de residencia habitual: el 72.2 por ciento de ellos dejó a algún familiar de la tercera edad, el 33.2 su casa, el 5.3 sus tierras y el 3.7 su automóvil.

Resulta también interesante que el 35 por ciento de las familias manifestaron haberse enterado por algún familiar de la posibilidad de solicitar asilo político, el 35.1 por alguna persona de su comunidad, el 19.7 por las redes sociales y el 3.7 por algún miembro de su gobierno municipal. Sin embargo, el 57.8 no saben en qué consiste la solicitud de asilo político.

Respecto a las condiciones en las que se encuentran mientras esperan su turno para acudir a solicitar asilo, se ha reconocido que el 60 por ciento de las familias se encuentran en casas de campaña, el 26.2 se encuentran a la intemperie y sólo el 7.4 en albergues.

Finalmente, se preguntó sobre las expectativas en caso de no continuar con su proceso de asilo político o éste les sea negado y al respecto el 38.5 por ciento no sabe qué hacer o aún no lo han decidido, el 30.8 piensan quedarse en Ciudad Juárez y sólo el 10.7 están considerando en regresar al lugar donde vivían.

Según ha informado el medio fronterizo, El Diario de Juárez, autoridades estatales están haciendo un llamado a que los gobiernos estatales de donde provienen los migrantes mexicanos tomen razón del fenómeno, pues debido al miedo y los hechos violentos que amenazan sus comunidades, regresar a su tierra parece que no es una opción, pues de acuerdo con la Enmedesa, uno de cada 10 encuestados optaría por regresar de no concedérsele el refugio.

Pero ahora, además de la negativa o bien, el lento proceso de ingresar a Estados Unidos asidos de la figura de refugiados, se les está presentando otro obstáculo, pues le termómetro en los últimos días en Ciudad Juárez ha registrado hasta -6 grados centígrados. Ante esto, Protección Civil local ha hecho un llamado para que se refugien en los albergues dispuestos en la ciudad, ya que al estar expuestos al frío extremo podían morir de hipotermia o bien enfermarse y el personal médico que ha estado al cuidado de ellos entrará en periodo vacacional.

El martes pasado, informó el mismo Diario de Juárez, autoridades de los tres niveles de gobierno adelantaron que buscarán convencer a las familias de migrantes apostadas en las inmediaciones de la frontera chihuahuense a que se retiren y duerman en los albergues, de no acceder, aseguraba el diario, podrían ser retiradas por la fuerza debido a que no se permitirá que sigan expuestos a bajas temperaturas.

En Zacatecas, el secretario del Zacatecano Migrante, José Juan Estrada, ha declarado a este diario en varias ocasiones que es muy complicado que las familias sean acreedoras al asilo, ya que México no atraviesa por un problema bélico, siendo la figura de refugiado la más viable, aunque para obtenerla, tendrán que contar con documentos que prueben que están en verdadero peligro y de ser así, enfrentar un proceso tortuoso al otro lado de la frontera. Y es que de acuerdo con diarios locales fronterizos, la mayoría de quienes acampan ahí no cuentan con los documentos necesarios para realizar el trámite, por lo que las posibilidades son casi nulas, pues las políticas migratorias desde la llegada de Donald Trump a la presidencia son más estrictas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ