■ Miscelánea Outsourcing: reforma acorde al estado de bienestar que en lo laboral consagró la Constitución mexicana de 1917. Ni más ni menos

■ Miscelánea Outsourcing: reforma acorde al estado de bienestar que en lo laboral consagró la Constitución mexicana de 1917. Ni más ni menos

Cuando en el sexenio de Enrique Peña Nieto se aprobó la reforma laboral, que instituyó el outsourcing, con mentiras como es el estilo prianista, la iniciativa privada se salió con la suya al lograr evadir varias prestaciones a sus trabajadores…”Fernando Quiroz Nacar “La jornada” 5 de diciembre de 2019.

El Outsourcing o subcontratación es una figura de reciente aparición en el derecho laboral y se hace consistir en que un trabajador formalmente es contratado por un empleador diferente de aquel para quien el empleado labora en la realidad.

“Para colmo, las operaciones de subcontratación suponen un quebranto acumulado de 500 mil millones de pesos para el erario, toda vez que el esquema facilita eludir los pagos correspondientes al Instituto Mexicano del Seguro Social o al Fondo Nacional de la Vivienda para los trabajadores, así como emitir facturas falsas mediante las cuales se evaden responsabilidades fiscales” “La Jornada – Editorial- 6 dic. 19.

El outsourcing o subcontratación, es, según Wikipedia, el “proceso económico empresarial en el que una sociedad mercantil trasfiere los recursos y las responsabilidades referentes al cumplimiento de ciertas tareas a una sociedad externa, empresa de gestión o subcontratista, que precisamente se dedica a la prestación de diferentes servicios especializados”

El outsourcing por sus características es contrario y violador de los derechos de los trabajadores. De los fundamentales cual son: la contratación, permanencia en el empleo, prestaciones, reconocimiento de antigüedad, horario y días inhábiles, sobre todo.

Esto ocurre, paradogicamente, en un país como México, que en el derecho laboral logró y consolidó “la primera Constitución Social del Mundo” y con ello lo más avanzado en derecho laboral a favor de los trabajadores.

Esta figura “Laboral” fue la última tropelía cometida por los neoliberales que desgobernaron el país por más de 30 años. Hoy prácticamente todas las familias en México tienen algún pariente sin empleo, o con empleo pero sin contrato de trabajo y con prestaciones laborales disminuidas o no reconocidas.

Es en este escenario, que el Senador Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), presentó hace días una iniciativa de reforma a la Ley federal del Trabajo y a la Ley del Seguro Social, con el fin de regular o reglamentar la práctica del outsourcing, que además obliga a las empresas a pagar a sus trabajadores un salario mínimo profesional, al reconocimiento de antigüedad, al pago de cuotas de seguridad social y vivienda, así como al cumplimiento de obligaciones tributarias.

El debate necesario sobre el tema quedó en suspenso, al considerar la Junta de Coordinación Política del Senado, la necesidad de llevar el tema a “Parlamento abierto” que podría llevarse a cabo en el próximo mes de febrero.

“fueron las grandes empresas las que presionaron y chantajearon al Senado para abrir una nueva fase de consulta para regular la subcontratación… En los próximos meses se sabrá quién fue el enemigo interno” dijo un alterado y decepcionado Gómez Urrutia.

En lo particular, el Senador Gómez Urrutia no es santo de mi devoción a partir de su origen como heredero del poder sindical que le confirió su padre Napoleón Gómez Zada.

Sin embargo, cuando Gómez Urrutia presenta ante el Senado de la República una iniciativa que pretende regular la subcontratación que se ha convertido en abuso y tanto daño ha hecho y hace a la clase trabajadora, es necesario apoyar tal iniciativa y conceder al senador el beneficio de la duda y empezar a creer en él.

Caso contrario es el de los legisladores de Morena que han obstruido el avance de la iniciativa para regular el outsourcing o subcontratación, pues aún sedicentes de izquierda están obligados a apoyar iniciativas de beneficio social.

Los senadores y diputados de Morena – tal vez no todos-, han votado por ahora, prácticamente para el envío a la congeladora de esta iniciativa tan importante como necesaria.

“Un simple sí, o un sencillo no, los minutos que anteceden o siguen a algo sin importancia aparente, convierten aquel momento en algo ya irrevocable para cientos de generaciones y que fatalmente trasciende a la vida de un individuo, de un pueblo e incluso de la Humanidad entera”, sentencia Stefan Zweig.

Por su parte, la Junta de Coordinación Política del Senado de la República (Jucopo) dice que la iniciativa “no está congelada ni se pretende una reforma Light, sino una ley equilibrada, ni a gusto de los empresarios ni de radicalismos de izquierda”. “La Jornada” 7-XII-19.

Los de Morena de izquierda, entre los que me cuento, decimos: Sobre el outsourcing se requiere simplemente, la aplicación de la fórmula jurídica del Estado de Bienestar que fue consagrada en la Primera Constitución Político-Social del mundo: Ni más ni menos que el ideario laboral de los hermanos Flores Magón y del General Francisco J. Múgica.

“El outsourcing es inhumano y el nuevo gobierno debe desaparecerlo, dice en “La Jornada” (7XII19) Alberto Rebollo Secretario de Organización del Sutiems. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ