El feminismo ha regresado rugiente, con fuerza e ira: Siri Hustvedt

El feminismo ha regresado rugiente, con fuerza e ira: Siri Hustvedt
Siri Hustvedt es una reconocida científica abocada al tema de la psiquiatría y un estandarte de feminismo a nivel mundial ■ foto: alejandro ortega neri

■ La activista presentó su obra “Recuerdos del futuro” en la FIL 2019, en Guadalajara

■ En este espacio también dicto la conferencia “Historias de una vagabunda intelectual”

 

GUADALAJARA, JAL. “Un libro realmente no tiene un género. No se puede encontrar la vagina o el pene en este libro”, dice Siri Hustvedt señalando su más reciente novela “Recuerdos del futuro” (Seix Barral, 2019), una historia entre la realidad y la ficción, entre el thriller psicológico y la novela de formación, según la promoción de la editorial.

Hustvedt, quien en este año fuera merecedora del Premio Princesa de Asturias de las Letras llegó a Guadalajara para presentar su más reciente novela, pero también para dictar la conferencia “Historias de una vagabunda intelectual” dentro del programa la FIL también es ciencia, pues Hustvedt además de ser una de las grandes novelistas de la literatura norteamericana, es también una reconocida científica abocada al tema de la psiquiatría y un estandarte de feminismo a nivel mundial.

Desde los 14 años se declaró feminista. Lectora insaciable de la duquesa de Newcastle, Margaret Cavendish, considera que el feminismo tiene una historia de larga duración, pues desde el siglo 15 comenzó a haber escritos contra la misoginia, algo que se reforzó con Cavendish en el siglo 17 y que ha seguido a lo largo de los siglos y que parece que ahora, en este cuarta ola, el feminismo puede convertirse en algo más grande.

“Ha resurgido con gran fuerza –dice la estadounidense refiriéndose al feminismo, el que considera que retrocedió hace unos años-. Ha regresado rugiente con fuerza, con coraje, con ira, por cómo se le ha tratado a la mujer en la cultura”.

Cuando era joven, en su pueblo natal en Minnesota no había mujeres profesionistas, sin embargo, ahora la mujer se ha elevado y ocupa altos cargos y parece que eso avergüenza a los hombres porque piensan que les ha reducido su masculinidad. Eso les ha dado combustible a las mujeres y el feminismo pareciera que está entrando actualmente en una oleada histórica.

Y no solamente en lo social, también en el mundo literario donde persiste aún el machismo. “Los hombres se me acercan y dicen que no leen ficciones de mujeres y me piden que les firme el libro para sus esposas. Eso es un problema, porque realmente un libro no tiene género. Los hombres no quieren leer o escribir sobre mujeres porque piensan que están bajo la sumisión femenina”, dice Hustvedt, quien agrega que piensan igualmente que la ficción es sólo para las mujeres.

La demanda de la masculinidad es dolorosa, según la autora, porque los hombres piensan que su identidad está en riesgo, pero “queremos hombres que escriban con personajes mujeres sin que éstas sean castigadas”, porque otro de los males de la cultura patriarcal es que han limitado la libertad de expresión y eso es “no ser uno mismo”, algo que puede ser bastante dañino.

“Recuerdos del futuro” narra la historia de una escritora consagrada que trabaja en sus memorias y redescubre los diarios de su juventud en Nueva York, cuando recién salió de Minnesota sin dinero y en busca de nuevas experiencias, que se traducirán sobre todo en la obsesión que le despierta su vecina, una mujer que cada noche entona extraños monólogos en su apartamento y que la escritora va anotando en sus cuadernos, subterfugio que le sirve a la autora para reflexionar sobre el tiempo, el papel de la mujer en la sociedad y para constatar que los recuerdos, desde la ficción, sanan.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ