Presenta Otto Granados “El recuerdo y las heridas; el asesinato de mi abuelo”

Presenta Otto Granados “El recuerdo y las heridas; el asesinato de mi abuelo”
Autoridades participaron en la presentación del libro de Otto Granados Roldán como comentaristas ■ foto: la jornada zacatecas

■ Es un relato historiográfico que tiene como contexto el final de la Revolución mexicana

■ La crónica transcurre a través de tres planos que son la política, lo familiar y lo moral: autor

 

La política, lo familiar y lo moral son tres planos que aborda Otto Granados Roldán en su libro “El recuerdo y las heridas; el asesinato de mi abuelo”, un relato historiográfico presentado esta noche en Zacatecas por el ex secretario de Educación del país como autor de la obra.

El también ex gobernador de Aguascalientes, con raíces zacatecanas, usa como contexto un periodo histórico caracterizado por la efervescencia política del país, como lo es el final de la Revolución Mexicana, para relatar una historia familiar, cuyo personaje central es su abuelo Vidal Roldán, asesinado como consecuencia de una disputa de poder.

Granados Roldán no cataloga su trabajo como novela, sino como una crónica hecha a partir de un esfuerzo historiográfico en el que el lector transcurre por tres pistas. La primera de ellas la política a niveles locales o regionales, “porque es ahí donde aflojan las pasiones más sensibles, las intrigas, envidias y demás, que por acumulación se convierten en una historia con mayúsculas”.

En el auditorio del museo Manuel Felguérez, el autor recordó que su abuelo, personaje central de la obra, hizo política en Zacatecas y Aguascalientes y él como escritor buscó indagar en ciertos rasgos políticos para detallar en su libro pragmatismos, traiciones, oportunismo, violencia y crimen, que pueden ser propios de la política.

Expuso que el libro refleja la fragilidad institucional del momento, desencuentros endémico con la ley, protección al abuso del poder y otras situaciones, siempre en la búsqueda de no endulzar historias al ser un riesgo que se corre al escribir de un relato familiar. En ese sentido, destacó que su abuelo no murió en defensa de una ideología o una causa, sino de una manera pragmática, en una disputa por el poder.

El segundo de los planos del libro, Granados Roldán señaló que se basa en el terreno de lo personal y familiar, en respuesta a una tendencia a la recuperación de activos emocionales que existen en toda familia y con cierta edad para mirar la suficiente distancia.

Además, refirió que si bien la crónica comenzó pensada en la figura de su abuelo y el asesinato, terminó como un texto en donde su abuela fue el personaje más sensible. “Los relatos personales siempre son complejos y hay que construir la memoria, relatarla, entender qué pasó y porqué, todo como un derecho a mantener viva una memoria”.

Granados Roldán añadió que el tercer plano del libro es lo moral, en el entendido que no cree en historias totalizadoras, sino en la necesidad de comprender realidades políticas o comportamientos humanos al nivel de las microhistorias, desde donde se abre una puerta para captar lo real de manera más fiel, fidedigna y poder captar valores intangibles.

“El recuerdo y las heridas; el asesinato de mi abuelo” tuvo como comentaristas al gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna; a Mercedes de Vega, ex titular del Archivo General de la Nación y al catedrático de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Marco Antonio Flores Zavala.

Tello Cristerna destacó cómo cada detalle y hecho son tomados en cuenta por el autor para contextualizar un periodo histórico caracterizado por la efervescencia política como lo es el final de la Revolución Mexicana, y consideró que “con una pluma amena y lúcida, adentra en los motivos, sucesos y las implicaciones que rodearon la lucha por el poder en la región centro de nuestro país, que incluye a los estados de Zacatecas y Aguascalientes”.

Asimismo, dijo que el libro constantemente nos da la oportunidad de ver y entender distintos procesos políticos del pasado y del presente de México, mediante una crónica centrada en un hecho familiar que va más allá de la anécdota personal.

El gobernador recalcó que las circunstancias de la muerte del abuelo de Granados, en 1925, se relacionan íntimamente con un momento histórico en el que México aún no terminaba de reconfigurarse después del movimiento revolucionario.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ