Órganos autónomos: a menos salarios dorados, mayor autonomía

Órganos autónomos: a menos salarios dorados, mayor autonomía

Como parte de la visión de la Nueva Gerencia Pública se inició en México la creación de órganos autónomos del Poder Ejecutivo, con la idea que en ellos se pudiera separar la administración de la política: donde se tomaran decisiones técnicas ajenas a las veleidades políticas. Así es que se propone la autonomía del Banco de México, para que la política monetaria no dependiera de los deseos inmediatos de los gobernantes y modificaran la emisión de dinero para arreglar el presente, destruyendo el futuro. En el caso de la Comisión de Derechos Humanos fue la idea de que la vigilancia de los poderes del Estado que puedan vulnerar a las personas en sus derechos por el uso indebido del poder es esencial para controlar a dicho poder estatal. Por ello, sólo el Estado viola los derechos humanos, los particulares cometen delitos y punto.

En el caso del Inegi, a la fecha es de las instituciones que pueden ser orgullo del país: se ha creado uno de los sistemas de información estadística e informática más importantes de América Latina. Dotar de autonomía a este órgano era esencial porque su trabajo debe ser objetivo para ser confiable. Recordemos cuando Fox quiso eliminar los resultados de las mediciones de este instituto porque desacreditaba su trabajo presidencial. De ahí la relevancia de la autonomía. El Coneval, con la formulación de la Ley de Desarrollo social del 2004, se estableció la necesidad de medir el desarrollo social: se estableció el paradigma de la pobreza multidimensional, con el cual se avanzó mucho en la evaluación de la política social. Y no sólo, el Coneval emite los términos de referencia de casi toda la política pública del país. Se ha convertido en indispensable para medir el desarrollo de México. De igual manera el Instituto Nacional de Evaluación Educativa fue la instancia que generó investigaciones esenciales para conocer el estado de cuestión de la educación en México, como ejemplo, los estudios sobre equidad educativa y la relación de calidad y marginación. Es lamentable que se haya asociado al INEE con la reforma de Peña de esa forma tan falaz.

El instituto de transparencia es esencial para operar las pretensiones del artículo sexto de la constitución. Los avances son significativos en la red y obligaciones sobre el tema de la transparencia en México. No es el caso del instituto de telecomunicaciones. En suma, la acción de los órganos autónomos es (o ha sido) fundamental en las pocas cosas buenas que tiene el Estado en los últimos 20 años.

Sin embargo, una medida que usaron los gobiernos de los últimos tres sexenios a la fecha fue la de otorgar salarios dorados a las élites de los órganos autónomos como forma de disminuir su autonomía. Al otorgar salarios que van de 1.3 millones, hasta 3.2 millones anuales, los dirigentes de los órganos autónomos se volvieron tersos con los gobernantes. Esto explica la gestión gris de la CNDH de su fundación a la fecha. La expectativa es que al quitar los salarios dorados, los órganos autónomos salgan fortalecidos porque eso terminará con los amarres que les quitan autonomía. En una frase: sin salarios dorados habrá más autonomía, y con más autonomía mejorará su desempeño. En menos palabras: a menos salarios dorados de las élites, mejores resultados de los 10 órganos autónomos de México.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ