¿Por qué festejan la Autonomía del Banco de México los que han gobernado dicha institución?

¿Por qué festejan la Autonomía del Banco de México los que han gobernado dicha institución?

El viernes 22 de noviembre se celebró el seminario “La Importancia de la Autonomía de la Banca Central: Retos y Perspectivas, donde se conmemoró el 25 aniversario de la autonomía del banco central (ABC). En dicho evento estuvieron presentes el actual gobiernador y tres exgobernadores, donde hablaron de las “bondades” de dicha autonomía y resaltaron que la estabilidad del poder de compra de la moneda repercute en el desarrollo de la actividad económica.

Hay que recordar que al hacer autónomo al banco central, se le quitó el control de la moneda al gobierno, por lo que no puede financiarse con ella, lo que lo obliga a trabajar con austeridad fiscal y si cae en déficit, tiene que recurrir a deuda, y pagar al sector financiero por ello. Ello ha reducido el tamaño y participación de Estado en la economía y ha incrementado la presencia de la cúpula empresarial, lo que ha acentuado la desigualdad de la riqueza y ha atentado sobre el crecimiento económico.

Para Agustín Carstensm quien fuera gobernador de Banxico por más de ocho años, la ABC ha taído “buenos resultados”, y la calificó como una de las “más exitosas reformas estructurales”. Uno se pregunta ¿para quien ha traído buenos resultados?, si la economía nacional ha mostado un bajo crecimiento, altos niveles de desempleo, subempleo y economía informal. Dicha reforma estructural, ha llevado a que la política económica se subordine a los objetivos de la estabilidad de la moneda controlada por el sector financiero, a través de altas tasas de interés, estabilidad del tipo de cambio y austeridad fiscal, a costa de desatender los objetivos a favor del sector manufacturero, agrícola, del empleo y del bienestar social.

Señaló Agustín Carstens que con los 25 años de la autonomía, “la población ha vivido bajo los efectos de vivir en una sociedad que no ha tenido problemas inflacionarios serios”, pero no reconoce que ello ha sido a costa del bajo crecimiento, de la pérdida de competitividad que ha ocasionado la estabilidad y apreciación del tipo de cambio, que ha actuado en contra del sector productivo, de la generación de empleo, como del déficit de comercio exterior y de los salarios, además de aumentar los niveles de endeudamiento y la dependencia de la economía a la entrada de capitales.

Un importante elemento que consideró Carstens en su intervención, es que el banco central “puede ser flexible y coadyuvar con el gobierno en perseguir un mejor desempeño de la economía nacional… siempre que no se comprometa la inflación baja y estable”. Señaló que si la inflación está por debajo del objetivo establecido, Banxico podría optar por suavizar su política monetaria. El problema es que Banxico nunca ha flexibilizado su política, debido a que ha sustentado la baja inflación a través de alta tasa de interés para atraer capitales y estabilizar el tipo de cambio, abaratar el dólar y los productos importados y así bajar la inflación. A pesar de la baja inflación, no reducen significativamente la tasa de interés. Lo que no pasa por la mente de los monetaristas, es trabajar realmente con tipo de cambio flexible, lo que le permitiría al banco central bajar la tasa de interés y a la SHCP incrementar el gasto e inversión pública, para así compatibilizar crecimiento económico, con baja inflación.

Por su parte, el actual gobernador de Banxico, dijo que la autonomía del banco central “ha contribuido a mantener niveles estables de desarrollo y crecimiento económico”. Habría que preguntarle a que economía se refiere, ya que en México no ha habido ni crecimiento, ni desarrrollo económico en los 25 años de dicha autonomía. También dijo que “de momento no se vislumbra una recesión global debido a que las principales economías del mundo siguen creciendo”, pero no dijo nada respecto a la economía nacional, donde si se vislumbra una recesión (como ya lo ha ratifiado el INEGI el 25 de noviembre) como consecuencia de las altas tasas de interés que Banxico establece, junto con los recortes presupuestales que realiza la SHCP.

El Exgobernador Guillermo Ortíz dijo que “los bancos centrales están bajo presión, ya que gobiernos y actores políticos populistas han capitalizado el descontento social por el bajo crecimiento en los ingresos y la desigualdad en la distribución del ingreso, culpando parcialmente a estas instituciones”. Para ellos, todo aquello que se opone a las políticas monetarias por las consecuencias recesivas, de desempleo, de bajos salarios que generan, lo catalogan como populista. No se dan cuenta que la política económica debe responder a los propósitos populares, de las grandes mayorías y no a los intereses del sector financiero, al cual ellos responden.

Lo preocupante es la mentalidad neoliberal predominante en el el país que defienden la autonomía del Banco de México, sin considerar quienes son los beneficarios de dicha política y el alto costo que ello ha representado al país, en términos de menor crecimiento, alto desempleo, bajos salarios, alto endeudamiento, creciente privatización y extranjerización, y desigualdad del ingreso y de la riqueza. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ