Todo lo que buscamos, aquí lo encontramos

Todo lo que buscamos, aquí lo encontramos

Recuerdan lo que vivíamos hace justo 1 año, la intranquilidad del saber que iba a pasar con nosotros pasando el primero de diciembre.

Recuerdo perfectamente esa fecha y pues no ha pasado nada, la economía sigue igual exactamente igual que hace un año crecimiento de 0% e insisto los datos son más crudos y fríos que las cervezas que nos tomamos en las quince letras, de esas que en realidad están heladas, frías, muertas. Y si, el histórico dice que jamás nos ha ido bien en el primer año de gobierno, sin embargo, ahora nos escandalizamos porque no crecemos y es verdad, NO CRECEMOS. Pero obedece a todos y también al Gobierno de la República.

La presente columna les relatara el buen fin que recién termino, donde compre el regalo del intercambio para mi compañera de trabajo, carísima de parís. Me voy porque las palabras se me acaban.

El buen fin es de muy reciente creación, que es una copia cara del Black Friday americano, donde las ofertas están bien chidas. ¡Claro! Pero transfórmalas a pesos y pues sale exactamente lo mismo que aquí. Hace un año en el fervor del “viernes negro”, que espero todos sepan porque se llama Black Friday y sino, en la próxima columna les relatare el “origen” del dia y cómo fue que detono y detona la economía americana, pero eso es otra historia. El punto es que hace un año estaba por comprar un reloj, de esos que si me conoces, sabes cuales son mis 2 marcas preferidas, de hecho tengo lentes y relojes de esas. ¡Total! Quería comprar un reloj en Amazon y cual oferta ni que la tiznada, costaba 189 dólares uno y 250 dólares el otro, y pues aquí costaron lo mismo, convertido en pesos. Entonces dije, “si vamos a detonar la economía, pues que sea la mexicana”, porque la americana parece que en una de esas explotara como en 1929, no falta mucho amiguitos, así que si tienen dólares, cámbienlos en madriza, no les vaya a pasar lo que le paso a un buen amigo que le dije “cámbialos, el dólar está en picada, se va a caer, no tardara etc.” no me hizo caso y salió perdiendo 3 pesos por cada dólar.

Tengan pesos y compren terrenos, esos día a día suben de precio.

¡Total! Cuando dije vamos a detonar la economía mexicana me dispuse a querer comprar algunas cosas, innecesarias como la mayoría de las cosas que se compran en esos días. Me dirigí a las tiendas departamentales y me lance sobre la fácil y básica “quiero una pantalla” que como mal mexicano, NO necesitamos NO ocupamos y en una de esas NO podemos pagar.

¡Entiendan! jamás será lo mismo comprar, gastar, a ENDEUDARSE.

Retomando el punto del buen fin mexicano y la disposición de querer comprar esa “básica” idea me di a la tarea de analizar los precios de las pantallas, estaban más inflados que la economía americana, que repito “un día va a reventar” y no falta mucho, el asunto iba tranquilo cuando me di cuenta de las graciosas tácticas que usamos en México para “detonar” la economía, vamos a subirles 40% el precio a las cosas, luego se los descontamos y al final me pagan lo mismo.

En serio que somos gandallas y para eso ni vergüenza tenemos.

Había pantallas de TV en 55 mil pesos que las terminaban dando en 20 mil, salas de 60 mil pesos que las terminaban dando en 25 mil, lavadoras de 18 mil que las terminaban dando en 10 mil. Y todavía nos decían simpáticamente “Están en oferta y la promoción acaba mañana”.

Fue así cuando decidí no comprar ni aquí ni allá en esas “fechas” especificas, pero sí en días posteriores, y cosas que realmente necesito para mi hogar o para los intercambios de oficina “godin” ¡Vamos! Algo que realmente necesitamos, dirán los que me conocen, entonces para qué quieres otro reloj y a todos les contesto lo mismo “para usarlo, además, el tiempo es solo un pretexto”. Entonces en esa dinámica acudiré a comprar la próxima semana. Pero el clímax de esta, nuestra columna viene con la siguiente reflexión.

Se han puesto a pensar que somos tan sui-generis en muchos aspectos, somos solidarios, buscamos a toda costa ayudar cuando las personas así lo necesitan, al menos en zacatecas somos de ayudar a los migrantes que están parados frente a la honda o en las vías del tren, somos tan “ayudadores” que si alguien busca a un perrito ayudamos a encontrarlo, que si en el semidesierto faltan cobijas, que si la madre, esto o lo otro ahí estamos y me atrevo a decir que el 99% de los mexicanos en ese aspecto estamos cortados con la misma tijera, que es la misma cuando de negocio se trata, tratamos a toda costa de que la gente pague lo que nosotros queremos, aunque el precio este mas inflado que los globos que se caen en jerez, que no queremos pagar lo que es, siempre andamos “cuanto es lo menos” sin siquiera saber cuánto hay detrás del esfuerzo para llegar a ese precio, tristemente cuando se trata de billetes, somos lo menos solidario, no evidenciamos la inteligencia que tenemos. Primero a nuestros compas los que venden “por fuera” les “regateamos” y a las tiendas departamentales hasta les decimos “cóbreme más, véndame más, endéudeme más” y de ser posible “cóbreme en 30 mil meses sin intereses”.

El día que entendamos que la economía circulante se trata de gastar dinero, de pagar siempre el precio justo, de darle el valor agregado a las cosas que estamos tratando de comprar, de preguntar y si el precio nos agrada COMPRAR en directa y sin escalas. De igual forma, tenemos que invertir dinero, ahorrar dinero y hasta cierto punto endeudarse lo “necesario” las deudas no son malas, siempre y cuando ganes 5 pesos, debas 2 pesos, ahorres 1 y gastes 2 pesos. A eso pudiésemos llamarle “economía medianamente equilibrada”.

Entendamos que las potencias mundiales no se hacen pagando menos impuestos, debiendo más de lo que ganan y mucho menos, invirtiendo menos de lo que gastan.

Consejo recomendación: ponle atención a la economía americana, el día que se desplome no vayas a decir “por qué si mi dólar me costó 20 pesos ahora están pagándome 17 pesos por él”.
¡Ánimas!

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ