Por un Estado y ciudadanos más inteligentes

Por un Estado y ciudadanos más inteligentes

La Ciudad de México fue sede, la semana pasada, de un encuentro internacional de especialistas relacionados con la información geoespacial, instrumento cuyo gran potencial para resolver algunos de los múltiples problemas económicos y sociales que agobian a las naciones apenas comienza a desarrollarse.

En la jornada inaugural del Foro Geoespacial de las Américas 2019, Julio Alfonso Santaella Castell, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y coorganizador del encuentro, afirmó que México está en la vanguardia del uso de tecnologías y sistemas para el levantamiento de información geoespacial, a pesar de ciertas carencias técnicas, lo cual no ha impedido que la institución tenga la posibilidad de construir una maqueta cartográfica nacional para darle mayor accesibilidad a la información geoespacial, especialmente la topográfica.

Santaella Castell no podía eludir en su participación el próximo levantamiento del Censo de Población y Vivienda 2020, que movilizará un ejército de 200 mil personas que, tabletas electrónicas en mano, recorrerá en cuatro semanas 2 millones de kilómetros cuadrados en toda la República Mexicana, para contar y describir el número de habitantes y sus viviendas.

Lo novedoso es que ahora se hará una representación espacial de toda la información recabada en dos semanas de trabajo, porque el INEGI georreferenciará cada vivienda.

Todos sabemos de la gran importancia y necesidad de tener actualizada y completa la radiografía del México actual y su desarrollo durante décadas anteriores. Saber lo que fuimos y lo que somos ayudará a saber qué hacer para ser mejores.

¿Pero para qué nos sirven avances tecnológicos cifrados en la geoespacialidad? La pregunta dispara variadas respuestas. Una, sencilla y directa, la dio Dean Angelides, quien hace 30 años cofundó una empresa de servicios SIG, en California. Afirma que las tecnologías espaciales ayudan a desarrollar aplicaciones dirigidas a fortalecer el comercio, la inversión, la productividad y la eficiencia de las industrias; generan mayor crecimiento económico, y sobre todo, impulsan mejorías en la calidad de vida de las personas y amplían los horizontes de bienestar social. (SIG, del inglés Geographic Information System, son bases de datos con información integral geográfica para analizar, planificar y gestionar, entre otras utilidades).

Angelides sostiene que la humanidad coevoluciona en un mundo en el que las tecnologías de la comunicación se transforman a cada minuto, por lo que los gobiernos deben ser más inteligentes y sustentables, con mayor colaboración ciudadana, para lo que son indispensables las plataformas digitales que organicen e integren el conocimiento geográfico y las fuentes de información; solo así las decisiones y las acciones serán acertadas.

Del Foro, en el cual participaron más de 100 ponentes y 250 organizaciones, emergieron interesantes propuestas para desarrollar aplicaciones enfocadas a promover el crecimiento económico.
Invitado por la Presidencia del INEGI, participé con la ponencia El futuro de gobernar: estado y ciudadanos más inteligentes, dentro del tema genérico Gestión Urbana: Planeación y Gobernanza. Plantee que, en México, como en otros muchos países, existe una crisis de representación política que deslegitima la autoridad pública.

Gobernantes, políticos, detentadores del poder económico, clerical, social, cultural y mediático están rebasados por una sociedad que cada día actúa y exige más, y mediante el aprovechamiento de las nuevas tecnologías de la información empequeñece y frecuentemente denigra a los poderes.

En todo el mundo la revolución social digital tiene en jaque a los poderes. En México es tan evidente que la élite sufre un desprestigio y repudio nunca antes visto. Esta complejidad exige líderes y gobiernos que abanderen causas sociales y no únicamente se dediquen a administrar.

Ante expertos de todo el mundo expusimos que la nueva gobernanza impone dos condiciones básicas. Primero, crear, desarrollar, reconocer y activar las capacidades de la sociedad económica y civil. La segunda consiste en crear, desarrollar, reconocer y consolidar las formas de asociación y cogestión público-privada y la gubernamental-social.

Necesario es institucionalizar la injerencia de los sectores económicos y sociales en la formulación de las políticas públicas, desde su diseño, presupuestación, control de gestión y en la evaluación de políticas y servicios.

Nuestra conclusión es que, en México, debemos empeñarnos en establecer esquemas de coordinación horizontal y vertical con la participación de todos los agentes sociales a través de un análisis geoespacial de recolección, procesamiento y visualización de datos, historias, dimensiones y sinergias con un enfoque geográfico y espacial.

En conclusión, la gobernanza radica en la construcción de un modelo de Estado y ciudadanos más inteligentes e integrados entre sí mediante herramientas digitales. ■

*Titular de la Coordinación Estatal de Planeación

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ