Guasón: la carcajada de la desolación

Guasón: la carcajada de la desolación

¿Qué es lo cómico? ¿Por qué un payaso expresa la desolación de un mundo sin Dios? En Guasón accedemos a una ventana de la realidad del mundo contemporáneo, a su diagnóstico. Un hombre que busca a los otros, sobre todo a través de los niños, termina sin nadie. En la áspera soledad. Cuando está frente a uno de ellos, hace muecas o formas gestuales que muestran justamente lo que es ‘lo cómico’ y hacen reír al niño. Pero la madre corta de un golpe la conexión que se establece entre el niño y él. Ahí está la clave: se rompe la conexión entre las personas. Lo cómico es la desproporción: zapatos grandes, pelos estrafalarios o muecas que retuercen el rostro; o historias donde los roles salen de toda simetría, como un juez bailando o un perro enseñando o un burro dando misa. Las historias desproporcionadas arrancan o producen la risa. Es un grito que anuncia algo fuera de lugar, la risa, puede mutarse en un grito que anuncia lo monstruoso, como la desolación de la vida (árida) sin la resonancia de los otros. Cuando el Joker eleva su carcajada es después de un rechazo o desconexión, es la expresión de la desolación.

El mundo en el que vive el personaje es uno donde no hay resonancia entre las personas. Es golpeado y vituperado; los más fuertes se divierten humillando a los otros. Pero lo grave no es que pase en algunas personas, lo peculiar es que se trata de una condición del mundo actual. Individuos clausurados o cerrados sobre sí mismos que, como átomos, chocan con otros. La idea del hombre liberal moderno realizada. In-dividuos que se comportan racionalmente, es decir, bajo el principio de utilidad, maximizando sus placeres y minimizando sus riesgos, centrados en sí mismos, al grado que terminan clausurados. La solidaridad se ha esfumado. Ésta supone la conexión de resonancias entre los hombres: el espíritu. En suma, el mundo que produjo al Guasón es uno sin espíritu, donde Dios está muerto. La conversión que dio origen al Guasón ocurre cuando se expresa en público, en forma grotesca. Mata en público a un cómico que lo humilló. Igual que mató a los tres ricos que humillaron a una joven en el metro. Y siente placer: baila y hace una pose de victoria. Se ha vengado. Retribución. Viene la risa hecha con sangre.

Hay otra ventana que abre la cinta: deja ver la dimensión de víctima del que ha sido reconocido como victimario. El asesino, cínico y despiadado, fue, antes de eso, un hombre que buscaba el rostro amable del otro, pero recibió palos y humillación. La Religión nos da una verdad: el demonio antes de serlo, fue ángel. ¿Recuerdan al Benny? Aquel hombre bueno de la película El Infierno que termina siendo un despiadado asesino. ¿Cómo fue su transformación? El mal no es espontaneo, sino producto de una conversión. Esto es, no hay mal-por-sí. Ahora que observamos a jóvenes criminales que despedazan los cuerpos de sus víctimas y producen el horror de cientos de familias, viene a la mente la misma pregunta, ¿cómo fue su (rápida) conversión al mal?

Es una ventana muy difícil de aceptar, porque sugiere una cierta justificación del malvado: su maldad es el resultado de su victimidad; una respuesta. Llama a cierta solidaridad con el malo. Por eso, resulta una ventana inquietante.

Al mismo tiempo que el Guasón es producto del desierto que se crea entre átomos posesivos, que destierra al espíritu de solidaridad, provoca una serie de protestas que lo toman como símbolo y generan el caos. Un caos que, paradójicamente, es producto de la identidad con él. Una conexión. Las personas que lo siguen o toman como símbolo son sus iguales. El asesinato de los tres ricos del metro es festejado, porque es leído como una venganza de los humillados. Victimarios que fueron, en su momento, víctimas de la desolación. Una protesta que es el festejo de un crimen. Realidad monstruosa como la carcajada de la desolación.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ