El Sistema Milpillas es la única opción para salvar la crisis de agua que afecta a varios municipios

El Sistema Milpillas es la única opción para salvar la crisis de agua que afecta a varios municipios
Jiapaz y directores de organismos operadores de agua de varios municipios ofrecieron una conferencia de prensa ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ Advierten que la demanda rebasó la capacidad de agua existente y el problema crecerá

■ La sobreexplotación actual de los acuíferos y la baja producción de los pozos que cada vez deben perforarse a mayor profundidad, lleva a la extracción de agua de menor calidad

 

Una demanda que rebasó la capacidad de agua existente, que con los años será aún menor por el crecimiento de la población, la sobreexplotación actual de los acuíferos y la baja producción de los pozos que cada vez deben perforarse a mayor profundidad, lo que conlleva la extracción de agua de menor calidad.

Estos tres factores resumen las condiciones actuales a las que se enfrentan los organismos operadores de agua potable del corredor con más habitantes de la entidad, que abarca los municipios de Fresnillo, Enrique Estrada, Morelos, Calera, Zacatecas, Guadalupe y Vetagrande.

Este escenario lo plantearon ayer los directores de estos organismos, quienes concluyeron que el Sistema Milpillas es la única opción para salvar la crisis que se avizora para Zacatecas en materia de acceso al agua en los próximos años.

Ante el anuncio de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) de retirar la inversión de 504 millones de pesos para este proyecto, los funcionarios dieron una conferencia de prensa para respaldar esta obra y evidenciar la necesidad de que se lleve a cabo.

El director de la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (Jiapaz), Benjamín de León Mojarro, expuso que ya en los últimos 10 años se ha reducido en un 30 por ciento el agua que hay disponible anualmente para cada habitante. En 2008 cada zacatecano tenía para su uso 93 mil litros de agua al año y en 2019 esa cantidad se redujo hasta los 68 mil litros.

Esta tendencia, advirtió, seguirá igual si no se construye el sistema Milpillas ya que, de acuerdo con estudios que se elaboraron desde 2010, el río del mismo nombre es la única fuente de agua viable para garantizar el abastecimiento del vital líquido para los próximos 50 años.

Entre los datos que mencionó para ejemplificar la crisis actual que atraviesa la disponibilidad de agua en el corredor que recibiría el vital líquido de Milpillas estuvo el del estrés hídrico, que se calcula tomando en cuenta la cantidad de agua que se utiliza de los acuíferos frente al volumen de agua que recarga este espacio de manera natural.

Mientras que la cifra idónea es de 40 por ciento o menos en este indicador, ya que de esta forma se garantiza que un acuífero tendrá disponibilidad de líquido durante, por lo menos, dos años y medio en caso de sequía, los cinco de los que se abastecen los siete municipios antes referidos están por arriba de 100 por ciento.

Con estas cifras, dijo De León Mojarro, estos acuíferos se colocan entre los que tienen mayor estrés hídrico en todo el país y se traduce en que los pozos que se perforan para extraer el agua de ellos cada vez deben cavarse a mayor profundidad.

Señaló que hay algunos que se han tenido que perforar hasta los 450 metros y la producción que se obtiene es muy baja, de tan sólo 5 litros por segundo e incluso hay ocasiones en las que ni siquiera se encuentra agua después de hacer los trabajos de excavación.

En este sentido, informó que en los últimos 20 años se han perforado, en el caso de Jiapaz, 65 pozos y el 20 de ellos, es decir, 12 han sido fallidos.

La otra consecuencia de cavar a tanta profundidad, indicó, es la calidad del agua que se obtiene ya que conforme se avanza en las perforaciones el vital líquido va incrementando su dureza, lo que significa que eleva su contenido de sales y de otras sustancias nocivas para la salud de las personas como el arsénico y el flúor.

Sobre todo el contenido en sales cada vez más alto provoca que las tuberías de los sistemas operadores se dañen con mayor rapidez. Por ejemplo, expuso que de los 5 mil kilómetros de tuberías que tiene Jiapaz, el 60 por ciento presenta problemas de incrustaciones y esto reduce también su capacidad de distribución.

Aunque reconoció que de manera inmediata tiene que trabajar y buscar nuevas fuentes de abastecimientos para lograr el abastecimiento en el corto plazo, reiteró, al igual que los directores de los organismos operadores de Fresnillo y Calera, así como el alcalde de Enrique Estrada, que la única solución para los próximos 50 años es el Sistema Milpillas.

Este proyecto, concluyó, es la vía por la que se acatarían las determinaciones de los tratados internacionales, la constitución y las leyes estatales, que obligan al gobierno estatal, a los municipios y a la Federación a, en conjunto, garantizar el acceso al agua de la población.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ