Rafael Coronel, ‘In memoriam’

Rafael Coronel, ‘In memoriam’
Homenaje luctuoso a Rafael Coronel en su museo, el 9 de mayo de 2019. Foto de Jorge Gallegos.

Editorial Gualdreño 384

 

 

La creación es para mí la parte más importante en la pintura

y escultura modernas, lo que pensamos, lo que vemos,

nuestras emociones debemos grabarlas en las telas y en el

mármol, pero debemos grabarlas a nuestro modo sin recurrir

a la copia porque el que copia pierde su facultad creadora.

Rafael Coronel Arroyo (1931-2019),

en “Arte. La Creación”, 17 de julio de 1950.

 

 

El 9 de mayo regresó el maestro Rafael Coronel Arroyo a su tierra. Nació un 24 de octubre de 1931 en la casa que lleva el número 109 de la calle Allende, en el centro histórico de Zacatecas y falleció el 7 de mayo de 2019 en el Hospital ABC de la Ciudad de México. Los últimos años había luchado contra una enfermedad que terminó por vencerle, tenía 87 años cumplidos cuando la muerte lo sorprendió y nos sorprendió a nosotros, porque en el fondo muchos pensábamos que tendríamos la oportunidad de festejarle sus 90 años.

Pedro Coronel vivió hasta los 64 años, era una década mayor que Rafael; ambos tenían, además de un talento desbordante, una afición muy peculiar: la de coleccionismo. Gracias a esa afición -que por momentos parecía vicio, de acuerdo con quienes los conocieron- tenemos la fortuna de tener maravillosos acervos en ambos museos; el de Pedro dedicado al Arte Universal, el de Rafael al Arte Mexicano. En ambos hay máscaras, objetos antiguos, esculturas, obra gráfica y al óleo, piezas que con sumo cuidado y dedicación infinita fueron adquiriendo con el paso de los años en los distintos lugares en que estuvieron, porque los dos hermanos fueron viajeros apasionados. Los dos fueron también artistas migrantes; por voluntad propia partieron a la Ciudad de México cuando estaban a punto de cumplir 20 años, pero siempre tuvieron un pie en esta tierra, o una mirada, o un pensamiento, no terminaron por irse del todo y ahora están los dos de nueva cuenta aquí.

Quisimos dedicar este número a la memoria de Rafael Coronel porque admiramos su obra y agradecemos la generosidad que tuvo con Zacatecas, pero también, porque fue una pieza clave para entender la historia del arte mexicano del siglo XX. A estas alturas puedo afirmar que algo que ha caracterizado a esos artistas nacidos en la primera mitad del siglo pasado es la disciplina, la constancia y la rebeldía -y eso está muy bien-.

Después de las guardias de honor realizadas alrededor de la urna en su homenaje luctuoso en Zacatecas y del Toque de Silencio ejecutado por la banda de guerra de los militares zacatecanos, la multitud se dispersó en el jardín del Museo Rafael Coronel mientras la Banda Sinfónica tocaba La Marcha Zacatecas.

Ahí, en esos hermosos jardines, pudimos conversar con algunos artistas zacatecanos, colegas del recién fallecido, quienes en su mayoría coincidieron con la idea de que el fallecimiento de Rafael marcaba un momento importante para reflexionar en qué es lo que sigue, qué es lo que sucederá con el arte y los creadores en Zacatecas. Las opiniones de Alfonso López Monreal, Javier Cortez, Luis Félix Serano, José Esteban Martínez, Iván Leaños, Rosy Guerrero, Fernando Jiménez Luévano, Jesús Reyes Cordero, Pedro López Recéndez y Juan Carlos Villegas quedaron reunidas en un video titulado “Despedida a Rafael Coronel Arroyo (1931-2019) en Zacatecas” que puede ver completo en la página de La Jornada Zacatecas TV en YouTube.[i] No fueron los únicos artistas que asistieron, pero fue a los que pudimos entrevistar en ese momento; en el video también aparecen las emotivas palabras de despedida que algunos trabajadores del museo dedicaron al maestro. Que quede pues como un testimonio de gratitud al artista zacatecano, cuyas cenizas reposarán en su museo.

En este número especial gualdreño contamos con las colaboraciones de Alejandro Tello Cristerna -Gobernador del Estado de Zacatecas-, Alfonso Vázquez Sosa -director del Instituto Zacatecano de Cultura Ramón López Velarde-, Alfonso López Monreal -artista zacatecano y amigo de Rafael Coronel-, Maritere Espinosa -filósofa- y Alejandra Celis Almanza -fotógrafa-; a todos ellos mi más sincero agradecimiento.

Cierro este comentario citando a Rafael Coronel nuevamente, quien decía en 1950 que “Las artes plásticas deben de ir siempre en línea paralela con el progreso actual. Deben estudiarse nuevas técnicas, combatir nuevas formas ya sean concretas o abstractas, significativas, relacionarlas con nuestras emociones […] con la vida social actual”. ¿Qué es lo que sigue tras su fallecimiento? Continuar con su ejemplo y el de muchos artistas originarios de esta tierra, que como él, han dejada una huella indeleble en el arte mexicano. Que en paz descanse.

 

 

 

[email protected]

 

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_384

 

 

 

[i] “Despedida a Rafael Coronel Arroyo (1931-2019) en Zacatecas”, en https://youtu.be/TTKa2GokQ8w

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ