Acervo hallado en recicladora de papel corresponde a documentos dañados

Acervo hallado en recicladora de papel corresponde a documentos dañados
Periódicos, tesis y revistas fueron vendidos a recicladora de papel Foto: Andrés Sánchez

Cuentan con duplicados o bien que previamente fueron digitalizados: Sergio Jiménez
“Algunas cosas se descartaron en el Departamento de Documentación y el protocolo marca que se tiene que destruir
“Nosotros no lo vendimos y si nos muestran un recibo, yo me hago responsable”
Margarita Esparza, hija de Cuauhtémoc Esparza, manifestó que había faltantes en el espacio donde se resguardaban los documentos
Dice había ejemplares de los que había duplicidad; sólo algunos estaban repetidos y esperará a conocer los documentos que avalen los procedimientos que se hicieron

 

Los periódicos, tesis y revistas que fueron encontrados en una recicladora de papel corresponden a documentos dañados que cuentan con duplicados o bien que previamente fue digitalizados, afirmó Sergio Jiménez Flores, coordinador de Bibliotecas de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

“Algunas cosas se descartaron en el Departamento de Documentación y el protocolo marca que se tiene que destruir. Nosotros no lo vendimos y si nos muestran un recibo, yo me hago responsable”, expresó.

Informó que parte del acervo se trasladó al Archivo General de la UAZ, otra más quedó bajo resguardo de la Biblioteca Central y otra más se descartó luego de revisar sus condiciones con personal calificado.

Precisó que el procedimiento fue avalado por la Contraloría Interna de la UAZ y la medida se realizó por el daño que había en muchos de los materiales o porque se cuenta con más ejemplares.
“De las tesis que estaban aquí, nosotros tenemos cómo comprobar que esas tesis ya estaban y son copias. Las tenemos ya digitalizadas. No es un trabajo que se quiso hacer así, sólo por sacar”, agregó Jiménez Flores.

Consideró que alrededor de 60 por ciento de los documentos que se extrajeron del espacio ya estaban dañados, pero solamente “alguna parte se descartó, no toda. Lo demás se encuentra en el Archivo Histórico”.

El motivo por el cual los documentos descartados no fueron objeto de algún procedimiento de restauración, dijo, es porque ya estaban digitalizados o bien se tenía otro ejemplar, de manera que se siguió el protocolo.

“No podemos tener tantos ejemplares: se guarda uno, se digitaliza, y lo demás se descarta. Los que están en buenas condiciones es porque los tenemos en duplicidad y puede ser un periódico bueno pero ya tenemos el otro ya guardado y aunque esté en buenas condiciones se descarta, porque ya lo tenemos”.

Mencionó que en la Biblioteca Central se cuenta con un departamento de colección antigua en la que se realiza limpieza y tratamiento para restaurar las obras que lo requieran, de acuerdo con la valoración del personal responsable.

Jiménez Flores mencionó que parte de los documentos que se resguardan en el antiguo departamento de Investigaciones Históricas, ubicado en la Preparatoria 1, no podía llevarse a la Biblioteca Central porque infectaría todo el acervo; “por eso no se ha movido de aquí. Los documentos que hablan del siglo 19 ahí están todos, están en cajas, guardados.”.

Añadió que en este momento ya se están restaurando varios libros y el espacio ya se ha limpiado un poco, ya que “las condiciones que tenían era completamente sucias. Entonces en estas condiciones no se pueden llevar a biblioteca porque contaminarían”.

Mencionó que en el inmueble se cuenta con fotografías, para las cuales se revisará a quién corresponde su rescate, para que sea preservado y en los casos que sean necesarios que sean restaurados.
“No estamos desechando sólo porque nos dio la gana. Hay un protocolo y tengo actas de Contraloría en los que se explica todo. El material que no se descartó se va a restaurar y se va a enviar a la colección antigua de la biblioteca”, dijo.

Jiménez Flores expuso que ya se gestionó el recurso para pagar un servicio de fumigación con personal calificado para ese tipo de espacio. Ese procedimiento tendrá un costo de 30 mil pesos.
Para restaurar el resto de los libros, el funcionario comentó que se requiere de una cantidad de 120 mil pesos, pero se espera que la Rectoría avale la asignación de ese monto para rescatar varias obras.

Al antiguo departamento de Investigaciones Históricas acudió Margarita Esparza, hija de Cuauhtémoc Esparza Sánchez, quien manifestó que había faltantes en el espacio donde se resguardaban los documentos.

Comentó que había ejemplares de los que había duplicidad, pero solamente de algunos que estaban repetidos, por lo que esperará a conocer los documentos que avalen los movimientos y procedimientos que se hicieron.

Jiménez Flores puntualizó que “no me interesa perjudicar esto y mucho menos la institución que es la Universidad. No me interesa eso. Como funcionarios a veces le ponemos de nuestra misma bolsa. Bibliotecas no cuenta con recursos como tal como para hacer cosas y es 100 por ciento hacer gestiones”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ