Estrategia Nacional de Seguridad Pública: urgente para toda la ciudadanía

Estrategia Nacional de Seguridad Pública: urgente para toda la ciudadanía

El día de hoy se tiene programado para discutirse en el pleno de la Cámara de Senadores, el dictamen referente a la reforma constitucional que le dará justificación jurídica a la tan polémica Guardia Nacional; la polémica que existe en este asunto, en mi opinión solo es un pretexto de algunos grupos de oposición para poder tener un discurso “opositor”, En fin, respecto a los argumentos de algunos grupos opositores, al proceso legislativo referente a la Guardia Nacional, su discusión o su resultado no voy a abundar, solo lo menciono en esta ocasión como referencia inicial para hablar sobre la urgencia que hay en todo el país de la creación de la Guardia Nacional y sobre la implementación inmediata de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública. Quiero manifestar que lo que me llamó bastante la atención en estos días fue la reunión que hubo entre los gobernadores priistas (entre ellos Alejandro Tello) y la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero; es de suponerse que dicha reunión atendió a una cordialidad política y a una coordinación entre el Gobierno Federal y las entidades federativas; pero, creo que esa reunión significó mucho más que una cordialidad y una coordinación entre gobiernos; la reunión se debió, en mi opinión, a que la inseguridad y la violencia que se vive en los Estados, se les fue de las manos desde hace mucho tiempo a los Gobernadores, no solo a los del PRI, sino a todos; con este comentario no menosprecio la voluntad y los esfuerzos de los Ejecutivos Estatales respecto al tema de seguridad, más bien me refiero a que es un tema que han llegado a niveles alarmantes; en muchas partes de la República la violencia e inseguridad es el pan de cada día, lo que lo hace una problemática nacional, no solo de responsabilidad Estatal.

En distintos Estados y municipios, sin importar que partido gobierne, la delincuencia organizada hace y deshace a su antojo; los grupos delincuenciales no le tienen respeto y mucho menos miedo a ningún funcionario público. Los capos mandan en muchas partes del país; hay lugares en donde tiene más peso la opinión de un jefe del narcotráfico, a la de un presidente municipal, por ejemplo. La situación se empeora en los lugares que se practica la narco-política; es decir, en donde hay políticos queriendo ser narcos, y narcos queriendo ser políticos; la peor dupla que puede existir. Las corporaciones policiacas, de igual forma están rebasadas; son muchos los factores que influyen en que las policías municipales y estatales no puedan combatir de manera efectiva la inseguridad y la violencia; la falta de capacitación, la falta de equipo y armamento, los salarios bajos y el reducido número de los integrantes de las corporaciones, son algunos factores en contra para hacerle frente a la inseguridad. Los grupos delictivos traen armas de alto poder, cuentan con los mejores blindajes corporales y con vehículos blindados; además, por el problema que ha representado el desempleo, tienen en sus filas a miles de integrantes (principalmente jóvenes) que no les quedó de otra más que buscar el pan de cada día de una manera fácil, ilegal, pero segura. Con todo esto, quien sufre las consecuencias es la sociedad, ya no importa si se es rico o pobre, si se sea de un partido o de otro, o como se gane la vida la gente, la inseguridad está azotando a todos por igual. Ante la problemática y estas desigualdades entre la delincuencia y las autoridades muy poco se puede hacer a nivel local, por eso entiendo que por fin muchos actores políticos opositores al partido del Presidente de la República, estén apoyando la creación de la Guardia Nacional y sobre todo la Estrategia Nacional de Seguridad Pública.

Algunos aún no han entendido que la creación de la Guardia Nacional, solo es una parte de la estrategia para pacificar el país; esos que no han entendido eso, son los que pregonan frases como la de “seguridad sin guerra”; no han entendido la magnitud del problema, no han salido de su burbuja de comodidades; no saben lo que es caminar con miedo; no saben lo que significa la impotencia de ver a los cuerpos policiales ineficaces contra la delincuencia. La estrategia de seguridad lo que menos plantea es la confrontación, entre autoridades y delincuencia. Son 8 puntos primordiales los que ésta estrategia plantea: 1) Erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia, 2) Garantizar empleo, educación, salud y bienestar, 3) Pleno respeto y promoción de los Derechos Humanos, 4) Regeneración ética de la sociedad, 5) Reformular el combate a las drogas, 6) Emprender la construcción de la paz, 7) Recuperación y dignificación de los Centros Penitenciarios y 8) Seguridad pública, seguridad nacional y paz, que es en este último punto donde se contempla la Guardia Nacional.

La realidad en la que vivimos nos indica que es urgente que se implemente una estrategia que profundice en las verdaderas causas de la inseguridad y la violencia; es decir que acabe de raíz con el problema.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ