Miedo y la mentira, herramientas para el proceso electoral

Miedo y la mentira, herramientas para  el proceso electoral

“Es una mezcolanza de factores y de ingredientes que los cocineros no supieron calcular cuál sería el platillo final y ni siquiera saben quién se lo va a comer y para quién va a ser servido”, dijo Juan Martell Muñoz sobre la versión de presuntos intereses rusos dentro de la elección a la Presidencia de México.
En el tema han confluido sin ofrecer elementos de sustento expuso, tanto integrantes del equipo de campaña del precandidato del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, como el hermano de la ex panista ahora precandidata independiente, Juan Ignacio Zavala.
Recordó que desde hace 18 años los grupos en el poder en el país han utilizado como estrategia a la mentira para generar una guerra sucia mediática “con fines electorales, en este caso electoreros”.
El psicólogo social, docente investigador en la Unidad Académica de Psicología de la Universidad Autónoma de Zacatecas, manifestó su desacuerdo en utilizar el concepto “paranoia” para referirse al intento de introducir en las precampañas la presunción de un complot intervencionista ruso en la política interna del país.
“Porque no se ha producido tal “paranoia”, sino más bien una expresión tragicómica basada en la mentira y la noticia falsa para generar animadversión sobre una persona en especial”.
Al respecto mencionó los cartones de los moneros aparecidos en entre otros medios, el periódico La Jornada, mediante los que se reflexiona que si los rusos estuvieran interesados en intervenir en las elecciones mexicanas del 2018, “lo harían eligiendo a otros candidatos”, o aquel en que se alerta sobre los niveles de guerra sucia mediática “que la población estará absorbiendo aunque no queramos en estos casi ocho meses”.
“Según tengo entendido fue el mismo Andrés Manuel López Obrador quien dijo que ya no era “El Peje”, sino Andrés Manuelovich. Se está burlando de sus adversarios políticos que recurren nuevamente a una guerra sin sustento que más que ahuyentarle el voto yo creo que le va a abonar a Andrés Manuel”.
Aunque el efecto haya sido “tragicómico”, la intención de Javier Lozano y Juan Ignacio Zavala, entre otros actores que han querido sostener la tesis del complot ruso, este último incluso solicitando el exilio de John Ackerman por considerarlo un agente de aquel país, era otra.
Al respecto Martell Muñoz observó que colocaron el nivel de la discusión política en lo “más bajo, improductivo y de cierta forma soez y vulgar porque está basado en una mentira”.
“Yo no estoy muy de acuerdo en ese refrán de que la verdad no mata pero incomoda. En verdad lo que mata e incomoda es la mentira. La verdad alimenta el espíritu. La verdad implica descubrimiento y autodescubrimiento”.
Dijo que la mentira es un elemento que apareció en la evolución humana “pero que no tiene tanta repercusión en la misma como puede serlo la información concisa y veraz”.

El académico asintió respecto de que este recurso utilizado por el coordinador de mensaje del candidato Meade, Javier Lozano, y quien quiera que esté detrás de la motivación de Juan Ignacio Zavala, de quien dijo, “no sabemos si lo hace para sacar tajada política a favor de su hermana o del candidato del PAN, porque según tengo entendido no ha renunciado a ese partido”, o bien, para respaldar al propio Meade Kuribreña, ya que se ha dicho que Margarita Zavala podría declinar en su favor, “habla de un PRI desesperado”.
Pedir el exilio para John Ackerman es absurdo, expuso, pues es mexicano, pero además habría que preguntarse acerca “de la calidad moral” de la persona que lo solicita.
“Entonces es una mezcolanza de factores y de ingredientes que los cocineros no supieron calcular cual sería el platillo final y ni siquiera saben quién se lo va a comer y para quién va a ser servido”.
Juan Martell Muñoz agregó respecto del papel de los científicos sociales en el debate político, que “debemos ser responsables y partícipes, quizá no al grado de la militancia, pero sí de la responsabilidad científica y social sobre lo que decimos”.
Se refirió a los casos de las declaraciones del científico social que creó el instrumento con el que el médico del presidente de los Estados Unidos, Ronny Jackson, argumentó que Donald Trump no tiene problemas mentales.

Precisó que el instrumento mide el daño cognitivo y por tanto no van a descubrir en el mandatario norteamericano “ningún trastorno mental”.
“Obviamente Donald Trump no tiene ningún trastorno mental más que un egoísmo y un egocentrismo enorme. Además proviene de una familia de millonarios y de una generación de principios de los 80 donde aparecen los yuppies”, que refiere una cultura norteamericana que iba encaminada hacia el éxito económico.
“Entonces aquí también hay que decir las cosas por su nombre. Los científicos sociales debemos ser responsables (…) Por ejemplo catalogar a alguien como “loco”, pero yo soy administrador o contador, es algo absurdo. O catalogar a alguien como senil u orate es una responsabilidad sobre todo proviniendo del titular de la Secretaría de Educación”, dijo respecto de las expresiones que vertió el coordinador de la campaña de Meade Kuribreña sobre López Obrador el pasado diciembre cuando aún fungía como titular de la SEP.

“Yo creo que hay que preguntarle a los especialistas cómo se deben utilizar los conceptos, cómo se deben utilizar los constructos científicos. Y los especialistas ser responsables y preguntarle al periodista, a quien está inquiriendo, para qué quiere saber esa información de tal manera que nosotros no rebasemos nuestra ética”.
El que un contador o un administrador señale de “loco” a alguien puede ser válido y no tanto porque resulta ofensivo, dijo, “pero que un científico social lo catalogue así, se me hace muy arriesgado”.
“De nuevo aparece esta guerra sucia, que no sé si por infortunio o por fortuna les sale el tiro por la culata, porque obviamente presentan esta pseudoinformación sin ningún sustento y sin ninguna prueba”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ