El gobernador en su laberinto

El gobernador en su laberinto

Alba de papel

En breve punteo desde la perspectiva de la cultura, deja ver un apagado liderazgo en el Estado de Zacatecas, expresado en la grave falta de articulación entre las instituciones locales y federales para decidir la política pública que habrá de implementarse con la aprobación de la comunidad.

Un ejemplo de ello, bajo una verticalidad peligrosa e insensible, son los trabajos de rehabilitación de algunos tramos de la Avenida Hidalgo y Calle Tacuba, a donde sorpresivamente llegó maquinaria pesada, generando molestia en los comerciantes del Centro Histórico que con razón refutaron la orden del Ayuntamiento, ante la mirada atónita del turismo que durante la primera semana de enero pretendió disfrutar de la capital zacatecana.

Con seguridad una revuelta de egos y protagonismos caracterizan al actual gobierno, donde muchos se preguntan ante el caos que vive la ciudad y muchos de sus municipios que con conocimiento, prudencia y profundidad ¿Quiénes asesoran al Jefe del Ejecutivo Estatal, de dónde proviene su experiencia y su lealtad al proyecto de desarrollo integral que debiera representar Zacatecas?
No hay transparencia al respecto, pero todo sugiere una colusión de intereses y de disputa por el poder que deja ver claramente a través de lo que está ocurriendo en el Centro Histórico, que el INAH participa hasta donde le permiten hacerlo, que la Junta de Protección y Conservación de Monumentos y Zonas Típicas, quizá lidera o colabora en forma centrípeta y egocéntrica; que no fueron requeridos suficientemente los colegios de arquitectos e ingenieros civiles y que la urgencia del ayuntamiento por ejercer el recurso, no previó cubrir un protocolo de consenso ciudadano y no pidió probablemente, las opiniones del Instituto Zacatecano de Cultura y de la Secretaría de Turismo para decidir la fecha de intervención.

Otras instituciones posiblemente también participaron y tendrán un papel relevante, pero el problema de origen es la falta de comunicación e integralidad de un proyecto que importa mucho no sólo a los comerciantes, sino a los intelectuales, artistas y a toda la población, ante el silencio del mandatario estatal.

Desde la gestión cultural se plantean como valores fundamentales de las instituciones, la articulación de acciones y planes para la conservación y mejoramiento de los espacios; la defensa del patrimonio y la memoria histórica; la recreación y difusión de programas artísticos de calidad, priorizando aquellos que han sido encabezados por sus creadores y empoderados por la sociedad; estimular la creatividad social y diseñar sus políticas, contando invariablemente con la aprobación ciudadana.
Se aspira a un gobierno dotado de voluntad y de carácter para mandar, para ponerse al servicio de todas las causas y problemas que surjan en su mandato, consciente de que quien lo encabece es a la vez, administrador y gestor, sensible a la otredad que son aquellos que no son sus amigos para entender su trabajo, fortalecido en la adversidad y contratiempos de la naturaleza humana.
En cascada, son muchos los problemas que vive Zacatecas, que a pesar del duelo permanente y la pobreza que la agobian, sus retos siguen siendo el equivalente a sus dificultades: las posibilidades para reconvenir son amplias y venturosas, porque es posible mantener el orgullo de pertenencia y de valía de la capital y de los municipios, porque hay memoria y cultura en un torrente enriquecedor del patrimonio zacatecano.

Escribió Benedetti que también los pueblos sufren soledades y asedios, que se lanzan a imaginar y a liberarse, que se atreven a experimentar con los tanteos de la justicia, y que cultivan con amor ciertas palabras que los definen y cohesionan. Después de todo, son hábitos que la comunidad transmite a sus artistas, ya que éstos no ignoran, de qué cantera van extrayendo su creación, su lenguaje, su camino, a partir de este material, ellos impondrán su originalidad.
En la historia reciente de la Entidad, ¿Cuánto tiempo tendrá que pasar para que la sociedad y las instituciones opten conscientemente por reorientar el rumbo que se dará a la libertad y a la voluntad para reconciliarse en sus diferencias?
¿Cómo habrá de trascender con el garante de las libertades la necesidad irrenunciable de incluir a los demás y de pensar que la articulación es aval de la confianza de que todo saldrá mejor y de que realmente producirá el cambio que se quiere alcanzar?..
Según Aristóteles, toda actividad humana, tiende hacia algún fin y el fin, sería lo honestamente bien hecho, ya que el bien de algo es llevar a buen término el fin que tiene que cumplir, la realización de su esencia y de sus potencialidades.
Ánimo y fortaleza para todos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ