‘Año bisiesto’ en la Universidad de Guadalajara Campus Norte

‘Año bisiesto’ en la Universidad de Guadalajara Campus Norte

La Gualdra 320 / Desayuno en Tiffany’s, mon ku / Cine

 

“No entiendo por qué traen este tipo de películas a la universidad. ¿por qué los organizadores las traen? ¿Por qué se hacen, qué tienen de interesante” (versión recuperada de los retours de la actriz y un organizador) -el chico se levanta de la sala antes del fin de los genéricos finales, sale bastante enojado y su comentario y actitud hace que otros tantos le sigan sin dar tiempo a una respuesta, ni de los organizadores ni de la actriz principal de la cinta presente para el debate, Mónica del Carmen.

Estoy hablando de la reacción que provocó la proyección la película Año bisiesto dirigida por Michael Rowe en 2010 y estelarizada por la actriz Mónica del Carmen y Gustavo Sánchez Parra. La película ganó el premio Cámara de Oro en Cannes 2010 y los Arieles mexicanos del 2011 a Mejor Actriz y Mejor Primera Película.

La historia, que sucede en un pequeño departamento del entonces Distrito Federal, narra la soledad de una joven y sus encuentros sexuales con diversas parejas, hasta que encuentra un hombre con quien inicia una intensa relación sadomasoquista. El dispositivo de Rowe, de utilizar largos planos, acompaña la sensación de soledad del personaje y manipula -como suele suceder con este recurso- la duración del tiempo no elíptico sino “real” y por tanto, la noción de ser testigos de un hecho real y explícito.

Pero quiero en esta ocasión, como lo hemos hecho en algunas columnas pasadas, hacer una pausa en los comentarios de películas, para atacar otros temas. En este caso, las proyecciones universitarias.

La película se proyectó en la Universidad de Guadalajara Campus Norte (Cunorte) como parte del programa Integral de Equidad de Género cuyo objetivo es, por un lado, la promoción de temáticas de igualdad, equidad y cultura de género, y por otro, el acercamiento a la cultura cinematográfica de los estudiantes. El programa, que inició en septiembre, ha programado Estrellas solitarias (Fernando Urdapilleta), acompañada por la actriz Dana Karvelas; y Rojo Paraiso (Alberto Amador), presentada por el propio director. En esta ocasión, la proyección estuvo enmarcada por las actividades de la Feria Internacional del Libro y el debate fue animado por Mónica del Carmen.

Entonces, al ser, quien esto escribe de cierta manera promotor de este programa de proyecciones, creo que es importante dar una respuesta que trate, más o menos, de expresar un por qué.

El cine no es, por principio de cuentas, un reflejo de la realidad, aunque en algunos casos pretende crear la ilusión de realidad. Es más bien: una formación de nociones que culturalmente ciertos públicos pueden interpretrar de realidades; o bien, es un síntoma de un proceso histórico; y es, también, una caja de enseñanzas de comportamientos transmitidos por un contexto.

Dicho esto, estas proyecciones quieren enfrentar al público al cine teniendo conciencia que hay una o unas personas, detrás de la cámara y del guion, seleccionando qué vamos viendo. Y por supuesto, a través de las narraciones mostrar que hay mundo más allá de las enconcertadas reglas religiosas y tradiciones morales: el género y el deseo no se pueden limitar a ellas.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-320

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ