Activistas zacatecanos se suman a la Semana Internacional de Acción Antiespecista

Activistas zacatecanos se suman a la Semana  Internacional de Acción Antiespecista
En varios países promueven los beneficios a la salud y al equilibrio ecológico del planeta que resultan de evitar el consumo de carne y derivados de animales ■ foto: twitter

■ Aseveran que el veganismo es más que un tema alimenticio una forma de vida

■ Su intención es generar conciencia acerca de la discriminación hacia los animales en el consumo de su carne y derivados

Este 3 de noviembre, activistas zacatecanos se sumaron a la Semana Internacional de Acción Antiespecista, una iniciativa que buscó concientizar a la población mundial acerca de la discriminación hacia los animales que implican entre otras costumbres, el consumo de su carne y derivados, pero también sobre los beneficios a la salud y al equilibrio ecológico del planeta, que resultan de evitarlo, según expusieron.

“El especismo es una forma de discriminación hacia los animales donde se les considera seres inferiores por comportarse o verse de una manera diferente; es al fin y al cabo igual a otras formas de discriminación como el racismo o la dominación masculina, donde un grupo, el que tiene el poder, se aprovecha de otro que no lo tiene con la justificación de que no está a su mismo nivel”, precisó Benjamín Urzúa Díaz.

En contraparte, el veganismo suprime de la dieta los productos de origen animal, y es más que un tema alimenticio una forma de vida que involucra varios ámbitos, el ya citado de la alimentación, pero también la vestimenta, el entretenimiento y el rechazo a la vivisección (experimentación con animales).

Ayer en la Plazuela de la Caja los activistas realizaron un “performance de vivisección”, en protesta contra la experimentación en animales, pues dijo Uruzúa Díaz “es algo que desde el punto de vista científico no es útil porque un resultado obtenido en un animal no va a ser el mismo que el obtenido en un humano”.

Sostuvo que hay investigadores en el mundo que sin apoyar al veganismo rechazan la vivisección por carecer de rigor científico.

Como parte de sus estrategias de concientización y difusión del veganismo y contra la cultura especista informaron acerca de algunas compañías que experimentan sus productos en animales y ofrecieron datos de otras que no lo hacen.

El objetivo es que luego de “sembrar esta semilla”, la gente busque mayor información para una elección más consciente de lo que consume, agregó Alejandra González.

Priscilla Salas Rivera destacó por su parte la inclusión de una charla con el tema “Feminismo antiespecista: ni oprimidas ni opresoras” que ofreció Sahara Calderón para hablar sobre la violencia más marcada que sufren las hembras animales, a quienes se les quitan a sus crías o sufren procesos no naturales para incrementar su producción de leche o huevos.

Asimismo, mediante unos lentes de realidad virtual, los interesados pudieron observar el proceso de sacrificio de animales desde la perspectiva de los mismos.

“Mostramos un video de cómo es la realidad de los mataderos (…) desde que llega el animal todo el estrés que sufre desde que separan a las crías de sus madres, cómo los forman para entrar a donde los van a matar, cómo a muchos los cuelgan vivos y los llevan al siguiente proceso”, refirió Alejandra González.

Al finalizar todos los participantes en este ejercicio de empatía jugaron en la rifa de un pastel vegano.

El veganismo es un estilo de vida en el que no se consume ni usa nada de origen animal porque actualmente no hay ninguna necesidad para ello, dijo Benjamín Urzúa.

El término fue acuñado en 1954 en Inglaterra al hacerse la diferenciación con el vegetarianismo, este último que todavía incluye en sus dietas productos de origen animal y por tanto dijo, “sigue siendo parte de la esclavitud y el sufrimiento de los animales”.

Entre otros datos para desalentar el consumo de cárnicos y productos de origen animal, comentó con datos de la Organización Mundial de la Salud que éstos han sido considerados como carcinógenos de tipo uno, y que contrario a lo que la mayoría ha aprendido, las legumbres contienen un porcentaje más alto de proteína que el que se encuentra en la carne, en cada 100 gramos.

El ser humano por otro lado, es el único mamífero que durante su adultez consume leche, además, de especies ajenas a la suya.

Agregó ahora en cita del Diet life-style and Mortality in China, A Study of the Characteristics of 65 Chinese Countries (1990), generado por Chen Junshi y otros investigadores, un estudio que recupera 94 mil correlaciones entre dieta con productos de origen animal y una dieta vegana con los efectos en cáncer, diabetes y obesidad, que esta última reduce los riesgos de sufrir estos padecimientos.

En términos del equilibrio ecológico también la ganadería se expuso como uno de los principales factores que contribuyen con los problemas ambientales más serios, la producción de gas metano que es un factor de incidencia en el efecto invernadero a nivel global y el consumo de agua dulce (un tercio del total) para la crianza de los ganados, según un trabajo de la ONU de 2007.

Las heces del ganado exceden en su producción de gases de efecto invernadero (51%), al que producen todas las formas de transporte combinadas (13%), mientras que los seres humanos aportan apenas el 5%, trajo a colación un reporte del Banco Mundial del mismo año.

“Si uno se da cuenta, el consumir animales no sólo nos está dañando a nosotros sino al medio ambiente”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ