El pintor jalisciense visitó Zacatecas para exponer Los caprichos de Caín

Los caprichos de Caín, título de la exposición de Sergio Garval (Guadalajara, Jalisco, 1968) que ayer por la noche fue inaugurada en el Antiguo Templo de San Agustín, refiere “la mano invisible” del parricida bíblico primero y sempiterno.

“Son tiempos desafortunados de caínes” dijo el pintor, grabador, escultor y dibujante, en su presentación a la muestra de óleos de gran formato, esculturas en madera y otros materiales, y dibujos.

Tiempos en que siguen registrándose “las disfuncionalidades” provocadas por los excesos, que combina de manera lúdica con el iconográfico personaje de la Biblia y el concepto del capricho, “que pareciera un juego adolescente”. Todo, que genera una intensidad de lecturas confrontadas, expuso.

Ayer también celebró que Los caprichos del Caín tenga como albergue al Antiguo Templo de San Agustín, espacio que conoció hace años y que soñó como escenario para su obra, y que, de manera fortuita, casi sorpresiva, permitió ahora que sus piezas “que de alguna manera tienen una vinculación, un relación con lo que viene siendo el espíritu del lugar”, puedan dialogar con él.

“Me pareció el lugar adecuado para hacer una lectura de absurdos, un juego de ironías “.

La muestra compuesta fundamentalmente por obras del acervo de la Fundación Black Coffee Gallery, reúne varias líneas dijo, Los náufragos, Exquisitos pepenadores y Días de compras.

“Como ven, el tema principal de mi obra viene siendo el ser humano, el humanismo con todas estas grandes complejidades”.

“Son tiempos catárticos en los que México está viviendo un momento disfuncional, muy duro, muy radical”, en el que los artistas deben contextualizar su obra “con el fin de darle una dignificación testimonial a este proceso, que afortunada o desafortundamente nos toca vivir”.

En la inauguración de la muestra que permanecerá hasta el próximo 8 de octubre, estuvo presente la directora de Proyectos Culturales de Black Coffee Gallery, en representación de su presidente, Benjamín Fernández Galindo, Adela Bañuelos Acevedo, coordinadora del Sistema Estatal de Museos del IZC, y la esposa del artista visual.

Sergio Garval estudió en la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Guadalajara y tuvo su primera exposición en la Galería Jorge Martínez de la propia UDG en 1994.

Suma en 30 años de trayectoria, más de 40 exposiciones individuales y más de 150 colectivas, efectuadas en galerías y museos de México, Latinoamérica, Estados Unidos, Europa y Asia.

Post source : Desde una postura crítica de la realidad que tamiza a través del arte, Garval desvela en cuadros de gran formato “la mano invisible de Caín” ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ