Trump se ufana de dar, por ahora, oxígeno al tratado

Trump se ufana de dar, por ahora, oxígeno al tratado

Nueva York.

El presidente Donald Trump confirmó hoy que había estado a punto de ordenar el abandono del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero que después de hablar con sus contrapartes de México y Canadá aceptó renegociar, por ahora. Pero advirtió que si no logra ‘‘un acuerdo justo’’, está preparado para retirarse del pacto comercial trilateral.

Esta mañana, en un par de tuits, Trump escribió que ‘‘recibí llamadas del presidente de México (Enrique Peña Nieto) y del primer ministro de Canadá (Justin Trudeau) solicitando renegociar el NAFTA (siglas en inglés del acuerdo), en lugar de ponerle fin. Estuve de acuerdo sujeto al hecho de que si no alcanzamos un acuerdo justo para todos, entonces le pondremos fin. Las relaciones son buenas, un acuerdo es muy posible’’.

Poco más tarde comentó a periodistas en la Casa Blanca: ‘‘Yo estaba por poner fin al tratado a unos dos o tres días de ahora’’, pero dijo que entonces le llamaron los mandatarios de México y Canadá –de quienes dijo le caen muy bien– y ‘‘me dijeron: ‘en lugar de poner fin al TLCAN, por favor, ¿podrías renegociar?’’’. Agregó que ‘‘respeto mucho a sus países, la relación es muy especial, y yo dije que aplazaría la terminación; veamos si podemos llegar a un acuerdo justo’’.

Acompañó estos comentarios con la reiteración de su posición crítica, que fue parte central de su campaña –durante la cual repetía que el TLCAN era ‘‘el peor acuerdo comercial jamás firmado por Estados Unidos’’– y hoy afirmó que el tratado ‘‘ha sido muy bueno para Canadá, muy bueno para México, pero ha sido horrible para Estados Unidos’’. Regresando a la conversación con sus contrapartes, el magnate repitió que ‘‘ellos me pidieron renegociar. Lo haré, y creo que seremos exitosos en la renegociación, lo cual francamente será bueno porque será más sencillo. Entonces decidí que en lugar de poner fin al NAFTA, lo cual sería un shock bastante grande, sabes, al sistema, renegociaremos’’.

Durante todo el miércoles, la Casa Blanca filtró versiones a medios de que Trump estaba contemplando firmar una orden ejecutiva anunciando que Estados Unidos se retiraba del TLCAN, un proceso que requiere aviso formal a los socios con seis meses de anticipación, según las reglas del acuerdo. De inmediato, prominentes legisladores republicanos instaron al presidente a no proceder con esa opción, mientras otros consideraban que era sólo una maniobra de negociación, pero nadie estaba seguro y la incertidumbre afectó a los mercados bursátiles y generó alarma entre algunos sectores empresariales. Por la noche, la Casa Blanca informó de las llamadas con Enrique Peña Nieto y Justin Trudeau, y el anuncio de que, ‘‘por ahora’’, Estados Unidos no abandonaría el acuerdo.

Todo esto tenía el trasfondo de que durante los pasados días Trump nuevamente había condenado el TLCAN en discursos ante diversos sectores, y sorprendió al girar su crítica de México –unos de sus blancos favoritos– para apuntar contra Canadá y denunciar maniobras comerciales ‘‘injustas’’ del vecino del norte en los rubros de madera y lácteos. Sin embargo, a pesar de estos conflictos, la Casa Blanca caracterizó las llamadas entre los tres líderes como ‘‘agradables y productivas’’.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ