Hundimiento de tierra, motivo del desalojo de algunas viviendas en Salaverna: Gilda Torres

Hundimiento de tierra, motivo del desalojo de  algunas viviendas en Salaverna: Gilda Torres
La mayoría de las casas ya fueron demolidas por la minera Frisco-Tayahua

■ Administración estatal debía actuar para no ser “irresponsable”, afirma la funcionaria

■ La iglesia “se derrumbó”, no fue derruida por el personal de Gobierno del Estado, asevera

■ Aclara que la maquinaria utilizada en las demoliciones no es de Godezac; desconoce su procedencia

La secretaria general de Gobierno, Fabiola Gilda Torres, aseguró que el motivo por el que este viernes se acudió a desalojar algunas de las viviendas de la comunidad de Salaverna, del municipio de Mazapil, fue el hundimiento de tierra del 24 de octubre.

Desde esa fecha, han pasado ya dos meses; sin embargo, la funcionaria dijo que éste fue el hecho que “nos presionó” para llevar a cabo el operativo de “reubicación”. “No podíamos dejarlo hasta el próximo año, cada día era un riesgo”, expuso.

Informó que las autoridades de Protección Civil acudieron a la localidad del semidesierto zacatecano para “notificar” el desalojo de 16 viviendas, cinco de las cuales se encuentran habitadas, por el “riesgo inminente de hundimiento”.

En este sentido, mencionó las dos alertas que emitió el Sistema Nacional de Protección Civil en los meses de agosto y septiembre, en las que esta instancia, expuso, recomendó a Gobierno del Estado “que se tomen medidas de desalojo para garantizar la vida de los habitantes en razón de que existen hundimientos, que hay una falla geológica y que existe un estudio determinado”.

Recordó que posteriormente, el 24 de octubre, se registró un hundimiento a 60 metros de las viviendas, “motivo por el cual se tuvo que realizar el operativo para reubicar a las personas”; dos meses después, un día antes de Nochebuena.

Asimismo, dijo que por esta razón el propio sistema de Protección Civil “ordenó a la mina que ya no realizara más explosiones por ahí cerca”.

Por tanto, tras esta explicación, puntualizó que el Gobierno del Estado debía actuar para no ser “irresponsable”, pues “sabiendo y conociendo el riesgo, si algo hubiera ocurrido, entonces sí sería nuestra responsabilidad”.

Aproximadamente a las 13:30 horas se confirmó por parte de las autoridades que habían sido derruidas la escuela primaria y una casa particular.

De acuerdo con lo informado por Gobierno del Estado, al interior de esta vivienda únicamente había dos sillones que fueron trasladados a la casa que su dueña tiene en Nuevo Salaverna, que es el área residencial que construyó la Minera Frisco, propiedad del multimillonario Carlos Slim y la cual opera en la comunidad de Salaverna, con el objetivo de desalojar y reubicar a los vecinos de la localidad.

Las autoridades refirieron, por otra parte, que la iglesia “se derrumbó”, insistiendo en que no fue derruida por el personal de Gobierno del Estado.

La secretaria general de Gobierno reconoció que la maquinaria que se utilizó para llevar a cabo estas demoliciones “no es de Gobierno del Estado”, aunque dijo desconocer más detalles sobre su procedencia.

Los afectados por esta acción habían especulado que las máquinas que estaban usando las autoridades eran de la propia Minera Frisco.

Al ser cuestionada sobre el hecho de que habitantes de Salaverna fueron citados por una funcionaria de la secretaría general de Gobierno, Gloria Esparza, este viernes, en el mismo momento en el que se produjo la llegada de autoridades a la comunidad, Fabiola Torres señaló que Esparza no tenía conocimiento de esta operación.

Por otra parte, expuso que ella no sabía que tres habitantes de Salaverna iban a venir este viernes a la capital, pero añadió que “ellos no están viviendo en esas 16 casas”.

Hizo referencia al proceso legal de deslinde de terrenos nacionales que estos vecinos de la comunidad están realizando y que continúa en proceso. Apuntó que “ellos traen un conflicto por posesión con la mina, pero esto no interrumpe su proceso legal; lo único que se pretende es garantizar la seguridad de sus habitantes”.

La alternativa de vivienda no la ofrece el gobierno que llevó a cabo la acción de desalojo, sino que es la Minera Frisco la que construyó el complejo residencial de Nuevo Salaverna para reubicar a estas familias.

En este sentido, la secretaria sostuvo que en el operativo estaba presente un notario para que los vecinos de Salaverna pudieran tener este mismo viernes las escrituras de sus nuevas viviendas.

Cabe recordar que el resto de habitantes de la localidad, que aceptaron anteriormente mudarse a los inmuebles construidos por la empresa, no poseen la propiedad de estas casas, sino que están en comodato.

“Ahora sí sería una escritura directa. De hecho ya se encuentra un notario público para que en ese momento, el mismo día de hoy (ayer), puedan firmar las escrituras a su favor”, indicó.

Agregó que este viernes acudió personal de apoyo para realizar el traslado de los bienes que las familias desalojadas fueran a llevar a su nueva ubicación.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ