Guerra Electoral: desleal, desmedida y deshonrosa

Guerra Electoral: desleal, desmedida y deshonrosa

Nunca se miente tanto como antes de las elecciones,

durante la guerra y después de la cacería

Otto Von Bismarck

Conforme se acerca la elección del próximo 5 de junio, la guerra sucia electoral o también denominadas campañas negras, cobran cada vez más fuerza y popularidad entre los políticos de hoy, estas campañas se centran en el ataque, la denostación, la injuria, la difamación y la deshonra al adversario, ejerciendo así la estrategia del miedo para desalentar el voto a favor de los opositores.

Cuando se trata de iniciar campañas de desprestigio, basta con promover comerciales, pancartas o mensajes para incitar el odio o el desprecio contra un partido político o candidato; husmear en sus vidas privadas, inventar defectos, y calumniar; son parte de los llamados grupos de choque, o los famosos mapaches, que funcionan de manera colateral o de manera externa a una campaña general.

Las campañas negras son una constante de quien usualmente va abajo en las preferencias electorales, la oposición y políticos de (zafio), siguen negados a dejar sus usos y costumbres de agredir y difamar a sus contrincantes como medio infalible para la captación de votos, a pesar de las restricciones que marca la ley. Porque saber evadir las leyes parece ser una de las claves del manual político de estos personajes que se dedican a trasgredir la buena política.

Las reformas electorales para evitar las campañas negras, están siendo sometidas a fuego en este proceso electoral, en el artículo 233 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) se estable que:

En la propaganda política o electoral que realicen los partidos políticos, las coaliciones y los candidatos, deberán abstenerse de expresiones que denigren a las instituciones y a los propios partidos, o que calumnien a las personas. El Consejo General del Instituto está facultado para ordenar, una vez satisfechos los procedimientos establecidos en este Código, la suspensión inmediata de los mensajes en radio o televisión contrarios a esta norma, así como el retiro de cualquier otra propaganda.

Los partidos políticos, los precandidatos y candidatos podrán ejercer el derecho de réplica que establece el primer párrafo del artículo 6o. de la Constitución respecto de la información que presenten los medios de comunicación, cuando consideren que la misma ha deformado hechos o situaciones referentes a sus actividades. Este derecho se ejercitará sin perjuicio de aquellos correspondientes a las responsabilidades o al daño moral que se ocasionen en términos de la ley que regule la materia de imprenta y de las disposiciones civiles y penales aplicables.

En el año de 2007 se realizó esta reforma electoral amplia, que impone las normas y procedimientos de las elecciones para evitar el uso desmedido de la guerra sucia en los procesos electorales del país. Uno de los puntos más importantes que atendería esta reforma, es que los peligros de las campañas negras o la guerra sucia, es que los mexicanos no estamos listos para discernir entre un mensaje congruente y otro manipulado para dañar a un adversario.

La regulación de la ley en el código de procedimientos electorales, no mina la libertad de expresión, ni entra en conflicto con las leyes constitucionales, sólo cuida y vela el respeto que deben tenerse entre los contrincantes y principalmente en el electorado con propuestas positivas y firmes para crear un buen análisis de conciencia en el voto.

Las campañas negras son más efectivas cuando la cultura democrática no tiene suficiente madurez. Y no olvidemos que este tipo de campañas, es evidencia de los políticos que no tienen propuestas serias e improvisan en todo momento.

Uno de los elementos fundamentales que hay que considerar es que en las campañas sucias lo principal es crear a un enemigo, para lo cual el político necesita una construcción discursiva del enemigo a vencer, basado en valores ideológicos y culturales que puedan mover emociones fuertemente arraigadas en el llamado imaginario social o el subconsciente colectivo del electorado.

Para finalizar:

Hemos visto en el actual proceso electoral en Zacatecas, que se ha nutrido por diferentes tipos de eventos como: publicaciones que promueven el miedo y la violencia, videos de denuncia al puro estilo “top show”, llamadas de espionaje a funcionarios públicos, propagandas negras sustentadas en el desprestigio y la difamación al contrincante, mensajes en redes sociales y medios impresos que van dirigidos a la deserción partidista y la polarización del electorado, son tan solo algunos elementos que abonan para desbalancear un proceso electoral en pro del grupo opositor.

Debemos ver esas prácticas con escepticismo y madurez, que solo es información que no sirve de nada para nuestro voto, debemos estar pendientes de la buena información, información que nos pueda dar indicios de la buena propuesta y un plan serio de trabajo que nos ayuden hacer cuestionamientos que debemos hacer a los candidatos para el análisis profundo y que debemos verificar para saber si estos tienen las capacidades adecuadas para gobernar Zacatecas.

Los tiempos son otros, dejarse “lamparear” y sobre todo convencer bajo el mensaje de demagogia y la mentira es caer en una política barata y sin contenido, que sólo apuesta al interés particular de un determinado grupo familiar que pretende regresar al poder público en el Estado.

“Usted es libre para hacer sus elecciones, pero es prisionero de las consecuencias” (Pablo Neruda). ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ