Panamá Papers: la triple hélice contra el poder del saqueo

Panamá Papers: la triple hélice contra el poder del saqueo

La corrupción está totalmente globalizada. Los poderes económicos acumulan fortunas defraudando los fondos fiscales de sus respectivos países, y dirigentes políticos se enriquecen igualmente con el desvío de bolsas de dinero a sus cuentas personales. Lo grave del caso se empieza a ver cuando revisamos el costo social de estos actos ilegales: hospitales que se han dejado de construir en zonas de emergencia médica, dinero que se limpia producto de tráfico de niños y niñas, jóvenes sin educación por ausencia de recursos y un sinfín de historias trágicas que los pueblos padecen por la práctica criminal de sus élites políticas, económicas y delincuenciales, que para el caso, es lo mismo. Eso nos cuentan los Panama Papers.

Estamos en un segundo renacimiento, dijo Ikram Antaki hace unos años, para referirse a acontecimientos culturales de gran calado como el cambio de época: una modernidad que se veía difuminar. Sin embargo, ante estos acontecimientos, la afirmación es cierta, pero por razones distintas a las culturales. En el renacimiento tenemos el origen de dos Estado-Nación (España y Francia) y el esplendor de los diversos principados italianos a partir de un proceso de “globalización” en el descubrimiento de nuevas tierras a las que expoliaban, y se hacían ricos o prósperos a partir de esa acumulación originaria (rapiña colonizante disfrazada de civilización de nuevas tierras). Es el tiempo del cinismo político de Maquiavelo que hizo una obra clásica (El Príncipe), que Roussell calificó de “manual para mafiosos”. Y pues sí: estamos en un segundo Renacimiento pero por la globalización depredadora en el contexto de enorme cinismo político. Parece que los Medici, Sforza o Borgia controlan la vida política de nuestros países: nobles del dinero, enriquecidos por las trampas, robos, esclavitud, estafa, fraude y despojo de las tierras conquistadas. Poderes fácticos actuales dueños del poder político hacen negocio como el halcón va de cacería. Las “tierras conquistadas” son los países pobres y llenos de riquezas naturales. Riqueza de pocas familias que empobrece a naciones enteras.

Pues bien, el periodismo comprometido hace al vampiro lo que no puede tolerar: exponerlo a la luz del sol. El latrocinio (como todo vampiro) vive en la oscuridad. Sacar los actos a la luz de esos poderes económicos y políticos, incrementará la posibilidad de que las fuerzas democráticas avancen en la generación de controles de las finanzas y haciendas públicas, y con ello, disminuir el poder arbitrario de esos “hombres de negocios”. Ahora bien, ¿cómo difundirán la noticia las dos televisoras mexicanas, si sus controladores financieros están involucrados en el fraude? En México es alarmante la situación en la que se encuentra el presidente, sus hombres de confianza, los dueños de las comunicadoras y empresarios notables están involucrados en el ocultamiento de movimientos financieros sucios. Pero por lo que se ve, México también contribuye con fuerzas democratizadoras en el periodismo de investigación y con académicos comprometidos. Ahora mismo hay una triple hélice de los poderes democratizadores: prensa independiente, academia comprometida y sociedad civil organizada. Y la saga recién inicia.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ