Desigualdad: ¿Perene construcción?

Desigualdad: ¿Perene construcción?

No trata de algo resuelto en Zacatecas, donde están definidos los candidatos o las candidatas a gobernador(ra), presidente o presidenta municipal, por los partidos políticos contendientes. Afortunados o afortunadas, como sea y con los recursos disponibles hacen campaña. En otros ámbitos, el destape (y algarabía,) “nacional”, no es de política sino de economía personal. El tratar de saber si se tributa por la fortuna o riqueza, ¿familiar?; hecha, heredada, eventual o emergente, al nivel local, nacional o a nivel mundial, “paraísos fiscales” incluidos. Para el estado mexicano tal asunto no conlleva la radicación u origen de tales fortunas, tampoco importa donde estén: México o el extranjero. Así se pronunció el secretario, Luis Videgaray Caso, en respuesta a la inquietud del presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón Castañón, (quien) exigió llevar a fondo las auditorías fiscales contra quienes han enviado recursos económicos al extranjero o los tienen en paraísos fiscales para evadir impuestos. “Que esto vaya a fondo y no se quede en la nota periodística”, exigió el empresario.

¿Por eso?, “en un evento organizado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), inaugurado por el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, el funcionario federal al responder sobre el escándalo dijo que: “el SAT ya dio un pronunciamiento y no haremos ningún comentario adicional”. Eso confirmó lo dicho: es la política del actual régimen sobre el tema. A su vez, Aristóteles Núñez Sánchez, jefe del SAT, asentó: “desde el punto de vista fiscal. No es ilegal tener recursos en el extranjero o en paraísos fiscales…; lo ilegal, añadió, es que si esos recursos generaron dividendos no se paguen los impuestos correspondientes. Recordó que el SAT ya tiene abiertas 54 auditorías de cuentas en Suiza en la sucursal del banco HSBC y que el año pasado también fueron descubiertas por trabajos periodísticos.”

Así divulgó algo que los infractores y cualquier contribuyente saben bien: La igualdad ante la ley prevalece e implica estar al corriente fiscal, es decir, pagar: los impuestos correspondientes de las contribuciones omitidas; la actualización y recargo sobre la cantidad no pagada que puede ser hasta de cien por ciento de la omisión y prisión de tres meses a nueve años en caso de comprobarse algún delito. Aunque la exigencia y esperanza era saber si los infractores serían objeto de alguna sanción más allá de la reintegración económica.

Ahora bien, ¿qué prevalece más en México, la igualdad o la desigualdad? Ésta última es vivida como “patrimonio cultural” de millones de mexicanos y los gobiernos de todo signo y nivel, al gobernar, ¿la reproducen, al aplicar la ley? Por supuesto, aunque no quieran, porque ante la ley, todos los mexicanos (y extranjeros) en México, ricos, en medianía o pobres, en general, todos somos considerados iguales ante la ley y la igualdad ¿jurídica? reproduce ¿y oculta? la desigualdad de origen, de cada uno, y apuesta a la posibilidad de desarrollo de cada uno, sin desarrollar con suficiencia las condiciones necesarias para alcanzarlo.

Paradoja del atraso y no espiral del desarrollo, si la ley no distingue entre funcionarios o empresarios de alto, mediano o bajo peso. La ley como tal es aplicable y se debe aplicar a todos; con las sanciones correspondientes. Para el fisco, dijo el funcionario, van de una tasa de 30 a 35 por ciento de los ingresos generados, según el año de que se trate; los impuestos correspondientes de las contribuciones omitidas; actualización y recargo sobre la cantidad no pagada que puede ser hasta de cien por ciento de la omisión y prisión de tres meses a nueve años en caso de comprobarse algún delito, etc., ¿ejemplo de aula? (Al contrario, así deberían contribuir en México, quienes ganan recursos en paraísos fiscales. No obstante, cuando la claridad se pierde en los amplios y enredados cauces de la ley para captar o enderezar infractores, ¿en verdad se les quiere sancionar?)

En efecto, el problema ocurre hacia la cúspide de la pirámide, muestra y alimenta la forma de nutrir la desigualdad característica de la sociedad mexicana, ¿en vez de interferirla y disminuirla? ¿Qué sucede más abajo, cómo es la vida diaria de la gente ordinaria, cuyas condiciones de existencia la generan y la afectan? ¿La desigualdad es estatalmente construida, aunque en marzo ceda la “inflación interanual”?

Las vacaciones se interrumpen con el pregón del último alumbramiento de Sergio Espinosa Proa: DEL SABER DE LAS MUSAS,  incitación a acercarse, con caña y anzuelo, al regalo que el recién laureado en España, ofreció al público de Zacatecas. En difícil día y hora, los asistentes al Teatro Calderón – UAZ, agotaron las localidades a su disposición. ¿A qué se refería Sergio con ese título: DEL SABER DE LAS MUSAS? Sin el subtítulo, la mente se hubiera excitado demás: La filosofía y el fenómeno del arte. Verdadero “modelo para armar” lo que usted quiera escribir sobre su propio trayecto. La Universidad Autónoma de Sinaloa, el Colegio de Sinaloa y Siglo XXI, editores, corrieron la aventura editorial para deleitar la sensibilidad e imaginación de sus lectores. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ