Comida chatarra afecta los procesos educativos de los niños: nutrióloga

Comida chatarra afecta los procesos  educativos de los niños: nutrióloga
Muchos de los productos chatarra pueden adquirirse fuera de los planteles escolares ■ foto: la jornada zacatecas

■ Algunos productos vendidos en las escuelas provocan inquietud en los infantes, afirma

■ La política de erradicación de estos productos no ha tenido un buen resultado, señala

Rosaura Medina Larios, responsable del programa de licenciatura en Nutrición de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), informó que los alimentos y productos chatarra consumidos por los niños en las escuelas no afectan su aprendizaje, pero sí a los procesos educativos.

Según expuso, muchos de los productos que se venden en las escuelas contienen algunos químicos que, aunque no provocan un déficit de atención o hiperactividad, sí influyen en otros aspectos porque generan acidez del estómago o del PH, y esto a su vez provoca inquietud en el niño.

Es decir, los aditivos o químicos que contienen los alimentos no impactan directamente en el aprendizaje, pero sí pueden tener consecuencias fisiológicas que no permiten que el niño tenga una alimentación adecuada y en consecuencia no esté bien nutrido, lo cual sí incide en el rendimiento escolar.

Los conservadores más utilizados, expuso Medina Larios, son el ácido cítrico y el ácido acético, ambos de origen vegetal, que por lo tanto no son tóxicos, mientras que las sustancias más perjudiciales son los nitratos, utilizados en carnes embutidas y productos ahumados, los cuales pueden llegar a causar problemas o mutaciones a nivel celular, es decir, son cancerígenos.

Indicó entonces que un aditivo “es cualquier sustancia o mezcla de sustancias que modifica el estado del alimento ya sea de manera física o química, y aunque generalmente se les sataniza, no todos son negativos e incluso muchos protegen al organismo de la formación de bacterias y hongos”.

El problema reside en que la mayoría de los alimentos que se venden en las escuelas no utilizan aditivos con la finalidad de aumentar su calidad, sino para hacerlos llamativos para los niños a través de colorantes o sabores.

Desde su punto de vista, la política de erradicación de comida chatarra de las escuelas, implementada los últimos años, no ha tenido un buen resultado porque esos mismos productos pueden adquirirse en otros lugares fuera de los planteles.

Por lo tanto, Medina Larios manifestó la necesidad de involucrar a los padres de familia para que ellos también contribuyan en la erradicación de esos productos de las escuelas, porque hay casos en los que ellos mismos llevan esos alimentos a los niños.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ