La televisión pública en Zacatecas: cuatro dudas

La televisión pública en Zacatecas: cuatro dudas

Inicia el proyecto de la televisión pública en Zacatecas. El modelo de la misma se encuadra en las emisoras educativas y culturales. Hay muchas dudas sobre el mismo, como todo proyecto que empieza y tiene grandes expectativas. La primera es sobre la calidad de su programación, porque no hay un antecedente que nos indique que hay personal en número y en capacidades para sostener toda la programación de un canal, lo cual implica diversidad de barras y una cantidad enorme de horas de grabación. El reto es grande: contar con un número suficiente de personas que pueda elaborar programas educativos y sostener la programación de forma permanente. Es muy probable que lo que ocurra es lo que en economía se conoce “cuando la demanda genera su oferta”: una vez iniciado el proyecto, en el camino se irá gestando el personal que lo sostenga.

Otra duda se refiere a la conquista de las audiencias. Esto es, la tradición de la radio y televisión educativa es que sus audiencias son pocas y muy localizadas. La televisión comercial, llena de contenido basura, acaparan porcentajes enormes de audiencia. Por ello, se requiere de un tipo de comunicación cultural y educativa atractiva y de grandes coberturas; de otra manera, es como si no existiera: una televisión que no se ve, no existe. Lo cual implica la generación de formatos atractivos para contenidos educativos, que es muy difícil. Porque los formatos para los programas del mero entretenimiento es relativamente fácil hacerlos populares, como el caso de los programas de concurso o los reality shows. Pero para programación educadora el reto es mayor. Por lo que observamos, también es algo que en el camino se irá mejorando.

Una tercera duda es sobre la apertura de la pluralidad y la crítica en el canal. La experiencia de Canal 22 es paradigmática. En el caso de la difusión de cultura clásica no había ningún problema, pero cuando se trataba de temas culturales locales que implicaban reivindicaciones étnicas problemáticas, el canal ya no era tan abierto. Y no se diga en el caso cuando el canal zacatecano se tope con temas ambientales y se toquen interese económicos enormes, como las mineras, ¿será abierto y público? El ambientalismo como discurso genérico es incuestionable, pero cuando es concreto y local, ya no es amable y bonito, sino que se vuelve muy espinoso para el poder. Así que la duda es actual y razonable.

La cuarta duda es sobre la apertura a la crítica de la acción del propio gobierno de Zacatecas. Los problemas públicos son persistentes, y aquí hemos documentado cómo es el escaso avance en el Desarrollo Humano de los zacatecanos a causa de la falta de acciones concretas que lo impulsen a mejores índices y con ello a mejor bienestar. Ese tipo de cosas, ¿podrán ser expuestas en el nuevo canal público? En este contexto, nos preguntamos, ¿cómo será la política editorial de los noticieros y los programas de análisis político y social? Estas preguntas están en el aire. Y deseamos que nos sorprendan gratamente.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ