Visita del Papa sirvió para opacar la crisis económica y política del país

Visita del Papa sirvió para opacar la  crisis económica y política del país
El Papa Francisco en su encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ El pontífice omitió temas centrales como la desaparición de los normalistas: docente

■ La transmisión de Televisa se hizo para mostrar el nexo entre El Vaticano y el gobierno.

Sin emitir un pronunciamiento enérgico contra la pederastia, la desaparición de los normalistas y la corrupción, la visita reciente del Papa Francisco favoreció a la Iglesia, para mantener a su mercado de feligreses, y al gobierno mexicano, para opacar la crisis económica y política, opinó Rodolfo García Zamora, director de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ)

“Esperábamos que la participación del Papa Francisco tuviera una intervención más enérgica en contra de la desigualdad, la pobreza, la corrupción, del modelo de la muerte cuyos principales responsables son los funcionarios del gobierno en los últimos 34 años”.

Por el contrario, hubo un acuerdo político entre El Vaticano y el gobierno mexicano para apoyarse mutuamente en términos ideológicos. Es decir, el gobierno renunció explícitamente a la laicidad establecida en la Constitución y asumiéndose confesionalmente como lo hacían los dictadores en Chile, además de exhibir la alianza entre la burocracia entre ambas partes.

En un contexto de una crisis económica y política y de falta de legitimidad de un gobierno caracterizado por la corrupción y la impunidad, la visita del Papa fue capitalizada como un elemento de justificación y como cortina de humo a esa problemática.

Justo en el momento en que se derrumba el precio del petróleo, en que se devalúa el peso en 30 por ciento y en que se anuncia el despido de 50 mil empleados de Gobierno Federal, García Zamora cuestionó que la visita del Papa se haya entregado directamente a Televisa para que divulgara el maridaje entre la iglesia católica y el gobierno mexicano.

Según expuso, algo destacable fueron los señalamientos “cuidadosos” en contra de la concentración de la riqueza como la causa de la violencia, la falta de futuro para los jóvenes, las víctimas de los asesinatos.

No obstante, omitió tres temas centrales: la corrupción, la pederastia con más de mil víctimas con procesos promovidos en México, la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa cuyo responsable es el gobierno mexicano, y los feminicidios en Chihuahua y otros estados.

“No cabe duda de que fue una visita que estuvo caracterizada por el compromiso político entre El Vaticano y el gobierno mexicano, el primero buscando conservar un mermado mercado de la feligrasía católica, y el segundo para contar con el apoyo fundamental de la alta burocracia de la iglesia católica como mecanismo ideológico de dominación del pueblo mexicano”, dijo.

García Zamora mencionó que la transmisión de Televisa de los eventos tuvo el propósito de mostrar el nexo entre el Papa, El Vaticano y el gobierno mexicano, por lo que es evidente que se definió una agenda previamente.

Por otro lado, expuso que se les dio poco espacio a los clérigos verdaderamente comprometidos con los pobres y no hubo algún acercamiento con el obispo Raúl Vera, Alejandro Solalinde, Pedro Pantoja o la madre Leticia Gutiérrez.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ