Con 54.45% de la votación Spauaz  dice no al estallamiento de huelga
Photo Credit To Acudieron a las urnas mil 900 profesores de 3 mil; el proceso cerró a las 18 horas ■ fotos: andrés sánchez

Con 54.45% de la votación Spauaz dice no al estallamiento de huelga

■ En el plebiscito participaron mil 900 docentes; 45.02 por ciento sufragó por el sí

■ Ahora sólo queda esperar el cumplimiento de Rectoría en el pago de adeudos: Sánchez

El 54.45 por ciento de los votos en contra de la huelga y el 45.02 por ciento a favor de suspender labores, el Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (Spauaz) se desistió de estallar a huelga este jueves, luego de realizar un plebiscito en el que se registró una participación de mil 900 docentes.

Crescenciano Sánchez Pérez, secretario general del Spauaz, informó que ahora sólo queda esperar el cumplimiento de Rectoría en el pago de adeudos que, según su propuesta, se depositaría este jueves, y que dé a conocer el 25 de febrero el Convenio de Reconocimiento de Adeudo y Formas de Pago al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Durante el plebiscito, el dirigente sindical declaró que el último ofrecimiento de la Rectoría, entregado el martes por la tarde, no era preciso en varios aspectos y no satisfizo al gremio, por lo que prevalecieron las mismas causales de huelga.

Uno de esos aspectos era el de la seguridad social, que en el documento de la administración central solamente planteaba el pago a partir de este año y la firma de un convenio con el ISSSTE para saldar el adeudo histórico, pero sin explicar las condiciones en que ello se efectuaría.

Con 54.45% de la votación en el plebiscito realizado por el Sindicato de Personal Académico de la UAZ, se rechazó estallar la huelga en demanda de cuentas claras a la Rectoría y el pago de la seguridad social. 45.02% de los docentes sufragó por el sí a parar actividades
Con 54.45% de la votación en el plebiscito realizado por el Sindicato de Personal Académico de la UAZ, se rechazó estallar la huelga en demanda de cuentas claras a la Rectoría y el pago de la seguridad social. 45.02% de los docentes sufragó por el sí a parar actividades

El pago de prestaciones que anunció la Rectoría a través de ese documento, dijo el dirigente sindical, pudo haber influido en la decisión de los maestros para votar en contra de la huelga, pero “de todos modos muchas cosas estaban definidas por la gente, porque había el antecedente del año pasado y por las condiciones financieras y políticas de este año dentro de la Universidad”.

Respecto a la influencia de los grupos políticos en el voto de los profesores, Sánchez Pérez señaló que “es raro ver ahora a alguna gente promover la huelga, totalmente anormal, entonces tiene su trasfondo político”.

No obstante, aseguró que el movimiento que ha realizado el Spauaz durante tres años para exigir el pago de la seguridad social se ha mantenido con imparcialidad “y merece estar aislado de otros eventos que vienen dentro y fuera de la Universidad”.

Si el sindicato no focaliza su atención en el tema de la seguridad social, podría estar en riesgo la viabilidad y el futuro de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, por lo que es necesario luchar para que ese problema se resuelva.

Independientemente del resultado del plebiscito, el dirigente sindical afirmó que había motivos para estallar la huelga debido a “muchas cosas pendientes en la Universidad, pero seguiremos con el dedo en el renglón, para resolver el finiquito del adeudo histórico”.

Sánchez Pérez subrayó que el sindicato continuará exigiendo información sobre la gestión de la Rectoría para finiquitar el adeudo histórico, bajo qué condiciones se está elaborando el convenio, etcétera. Además, hay otros temas que deben discutirse al interior de la institución con el objetivo de reorganizar la estructura de la UAZ.

“Las condiciones van a decir lo que tenemos que hacer, pero tenemos como arma otro emplazamiento, movilizaciones, marchas, paros. Un no a la huelga no es un triunfo para nadie y tampoco un sí sería un triunfo para alguien; la situación de la UAZ no está para que alguien se vuelva triunfador”, concluyó.

Por su parte, Antonio Guzmán Fernández, aspirante a la Rectoría de la Universidad en el próximo proceso electoral, opinó que el problema en el que se encuentra la institución seguirá con o sin huelga, ya que es un tema que se ha complejizado.

“Necesitamos conocer cómo es la propuesta del convenio para congelar el adeudo con el ISSSTE. Es importante tener una negociación en mejores condiciones porque de ahora en adelante cada quincena habrá el problema de que si alcanza para pagar la nómina. Entonces la organización que se requiere es darle mucha información a los compañeros y ser transparente en la negociación”, explicó.

Desde su punto de vista, no realizar la huelga significa que Armando Silva Cháirez concluirá su gestión de facto, y “si no lo vimos en cuatro años, ya no lo vamos a ver hasta que entregue el 6 de septiembre”.

En la actual coyuntura, Guzmán Fernández dijo que la decisión de estallar o no la huelga es más difícil porque habrá que definir las acciones a seguir en cualquiera de los dos escenarios.

Mariana Terán Fuentes, investigadora del posgrado en Historia, afirmó que este año no había condiciones para estallar la huelga debido a que la administración central cumplió con el pago de prestaciones de último momento y entre los docentes hubo desencanto con el resultado de la huelga del año pasado.

Mencionó además que hay avance en un convenio para pagar el adeudo con el ISSSTE, mientras que la seguridad social de este año será descontado al subsidio ordinario que se le asigna a la Universidad, lo que provocará otro problema grave.

Al margen del resultado del plebiscito, expuso que todos los profesores que ingresaron a la UAZ durante la administración de Francisco Javier Domínguez Garay ya tienen derecho a la prima de antigüedad, lo que impactará en la situación financiera.

Terán Fuentes indicó entonces que “quede quien quede” en la Rectoría el próximo periodo “va a tener un problema mayúsculo” porque el subsidio va a estar mermado y habrá crecimiento de la planta docente con ejercicio pleno de sus derechos con un techo financiero muy limitado.

Manifestó la necesidad de reconocer la realidad de la situación administrativa en que se encuentra la UAZ y realidad una auditoría en todos los aspectos para proponer una solución integral.

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ