PRD: prueba no superada

PRD: prueba no superada

Terminó el plazo establecido en la propia convocatoria del PRD para culminar con el procedimiento para designar a la persona que se desempeñará como candidato a la gubernatura estatal por la coalición PAN-PRD en el proceso electoral local, y lo único cierto es que domina la incertidumbre. De entrada se puede afirmar que la arquitectura institucional basada en la existencia de facciones que se reparten los cargos de dirección y las candidaturas ha mostrado, una vez más, que no funciona. Es evidente que los órganos de dirección nacional y locales no han sido capaces de conducir institucionalmente a la organización debido a que la lealtad de sus integrantes a los intereses de sus facciones siempre se coloca por encima de los propósitos y proyectos del conjunto del partido. La responsabilidad de la situación de incertidumbre creada hoy en el PRD, y por extensión en el PAN, recae sin lugar a dudas en las dirigencias nacionales de los grupos de interés dominantes, y en quienes ocupan los espacios de dirección directamente involucrados en el proceso electivo, y que por su falta de atención y oficio político han sido rebasados por los aspirantes a las candidaturas principales y por sus colaboradores. No existió conducción institucional alguna del proceso.

No siempre fue igual en el PRD. Es necesario recordar la ejemplar conducta de los dirigentes nacionales de la izquierda histórica que supieron conducirla por el camino unitario en los años setenta y ochenta, y que no dudaron en dejar libre el camino a nuevos liderazgos cuando se trató de fortalecer la presencia política nacional de la izquierda y de construir la corriente electoral más grande de este signo ideológico, o la de dirigentes como Armando Cruz Palomino que en 1998 como presidente estatal enfrentó con talento y lealtad institucional a los grupos que se oponían a que el PRD abriera sus puertas a quienes rompieron con el PRI, con lo que inició en Zacatecas la etapa de la competencia electoral y de las alternancias políticas en Gobierno del Estado y los ayuntamientos. La altura de miras de dirigentes como Cruz Palomino fue clave para que Zacatecas fuera la entidad del centro norte en la que el PRD logró construir la corriente electoral más grande y una atmosfera propicia para el crecimiento de las izquierdas en su conjunto.

La incapacidad de los liderazgos perredistas para lograr la elección sin rupturas de su candidato en el Consejo Estatal del reciente fin de semana, ha causado un enorme daño a las posibilidades de triunfo de la coalición de la que forman parte, lesión que crecerá exponencialmente en la medida de que dejen pasar más tiempo y de que no se empeñen en evitar las fracturas que hoy son más posibles que a principios de año. Veremos si ahora sí se interesan los jefes de las corrientes en apagar los incendios creados por su negligencia.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ