Francisco: Encuestas, redes sociales y fe

Francisco: Encuestas, redes sociales y fe

Ya está próxima la visita del Papa Francisco a nuestro País y en estos días mucho se ha dicho sobre el tema, a favor y en contra, voces de júbilo y alegría en medio de otras de indignación y enojo. Nunca como hoy el papel de las redes sociales había jugado un papel tan importante en un acontecimiento como este.

No es novedad que la visita de un Papa a nuestro País  sea leída e interpretada desde diferentes ángulos, en ocasiones diametralmente opuestos. Surgen los viejos temas del estado laico, de la Iglesia pobre, del poder espiritual, de la ignorancia religiosa, de la mayoría de católicos en México, de los ateos guadalupanos, etc., no hay que escandalizarse ni dar demasiada importancia a opiniones sesgadas y amarillistas.

Recientemente el semanario Proceso publicó, de una manera imprecisa y tendenciosa, un artículo titulado: “A la mitad de los mexicanos no le importa la visita del Papa”, refiriéndose a una encuesta realizada por el periódico Reforma. En realidad lo que la supuesta encuesta refleja es que el 49 por ciento de los encuestados (obviamente no de todos los mexicanos) considera que la visita del Papa no beneficiará a México, mientras que el 46 por ciento opina que sí. De esto a que a “la mitad de los mexicanos” no le importe la visita del Papa hay una diferencia que cualquier persona en su sano juicio es capaz de evidenciar. Además surgen algunas preguntas: ¿A cuántas personas se encuestó? ¿Cuáles fueron las preguntas? ¿De qué tipo de beneficios se habla? Etc. Traigo el dato a colación sólo como un ejemplo de cómo circula tanta desinformación y “golpeteo” en contra de la Iglesia y del Papa.

Algo parecido ha sucedido en las redes sociales, en donde se ha desatado una campaña negra en contra del Santo Padre, desde información falsa sobre la venta de los boletos para asistir a los eventos del Papa hasta supuestos costos de la visita. Voces de indignación por los gastos que se generan, pseudo-vaticanistas tratando de explicar los motivos ocultos  que mueven al Papa. Se trata básicamente de información falsa, ambigua o manipulada, cuyo único objetivo es desprestigiar la persona misma de Francisco y su misión en la Iglesia. La mayoría de los casos es el resultado de una operación matemática sencilla, pero infalible: ignorancia + odio.

El Papa ha sido claro. En una entrevista a Notimex expresó, con la sencillez que lo caracteriza, que no viene como rey mago cargado de regalos para el pueblo de México, su presencia no es la solución mágica a los terribles y profundos problemas de violencia, impunidad y corrupción que aquejan a nuestro país. Él viene como peregrino con el corazón abierto para llenarse de la fe de los mexicanos, viene a palpar la fe de un pueblo que se gloría de tener Madre. Viene a proclamar el Evangelio, que es anuncio de salvación y vida, pero también denuncia en contra de todos aquellos antivalores opuestos a esta Buena Nueva, por eso expresó que oraba para que  «los problemas de violencia, corrupción, y de todo lo que ocurre se resuelva, porque el México de la violencia, de la corrupción, del narcotráfico y de los cárteles no es el México que nuestra madre quiere».

No es casualidad que haya elegido la Ciudad de México, El estado de México, Chiapas, Michoacán y Ciudad Juárez, Chihuahua en esta visita, cada uno de estos lugares guarda un profundo significado para la historia y realidad de nuestro México, sus palabras y gestos asumirán en cada sitio un fuerte llamado a la paz, al respeto de los derechos humanos de todo hombre, al perdón y la reconciliación, a la justicia y a la promoción real y efectiva del bien común. Su visita no responde a una agenda gubernamental, su persona no será manipulada para beneficio de unos cuantos. El Papa tiene la suficiente inteligencia para no permitir que eso pase y al mismo tiempo es tan dócil al Espíritu Santo que está muy lejos de su pensamiento prestarse al juego mediático de los poderosos.

A los cristianos nos toca disponer la mente y el corazón para escuchar el mensaje del Papa, asumir cada uno, según su estado de vida y vocación, el compromiso pertinente en favor de un México en paz, justo, incluyente, diverso y unido, honesto y solidario; espacio donde se respete y promueva la vida, lugar de oportunidades para todos, especialmente para los jóvenes. Pero todo esto es fruto del trabajo conjunto, independientemente de la presencia del Papa en este hermoso País. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ