Desayuno en Tiffany’s mon ku

Desayuno en Tiffany’s mon ku

The danish girl (La chica danesa)

No es nuevo encontrar en las carteleras de cine dos películas que rondan el mismo tema. Lo que es menos común es ver los carteles promocionales en los quioscos y escaparates publicitarios con perfiles similares, incluso prestos a la confusión. En The danish girl se ven dos rostros “femeninos”, uno de perfil cubriendo un tercio de otro frontal, con pelo corto y peinado, labios pintados de rojo, la mirada del dominante está perdida mientras que la del dominado fija al espectador. En el póster de Carol otra vez hay dos rostros femeninos pero ahora en igualdad jerárquica, también de perfil, pelo más largo y peinado, en este caso las dos miradas van hacia el fuera de campo. Ambas imágenes tienen rostros que corresponden a las estereotipadas características de la fineza “femenina”, denotan complicidad y amor en la pareja: sólo hay una diferencia entre los cuatro personajes, uno es transgénero.

Descubrir cuál es, es sólo quizás cuestión de fijar la mirada un poco. Pues bien, Carol, de Todd Haynes (reseñada durante su presentación en el Festival de Cannes 2015), es la historia de amor lésbico; The danish girl, de Tom Hooper, es la historia de uno de los primeros hombres sometidos a la operación de cambio de sexo.

Alicia Vikander y Eddie Redmayne (Oscar 2015 por The theory of everything) dan vida a los esposos Gerda Wegener y Einar Wegener /Lili Elbe y a su odisea artística, travéstica y finalmente transgénero. Desde su natal Dinamarca huyen a París y encuentran la paz en Dresde.

Fotograma de la película La chica danesa.

Si en un principio la cinta parece recuperar las estéticas de pintura expresionista en el formato cinematográfico, en el punto de inflexión da el brinco al drama psicológico: la apertura es con una gran panorámico del paisaje nórdico que termina en un encadenado sobre el cuadro que está exhibiendo Einar; algunas secuencias más adelante su esposa, Gerda, está pintando un retrato con su modelo enfrente, los tonos del ambiente hacen juego con el cuarto y el modelo real creando un efecto de mise-en-abyme muy socorrido para las justificaciones artísticas de los cineastas de los años 70 y 80. En este mismo tono se produce la inflexión: Gerda le pide a su marido que se ponga mallas y vestido para posar para un cuadro de una bailarina. Los escalofríos en su piel hacen entrever la vida de la verdadera Lili atrapada en el cuerpo fálico.

La cinta de Hooper está basada en la novela de David Ebershoff, The danish girl, la cual recupera la heroica vida de Lili Elbe, nacida Einar Wegener en Dinamarca, quien a su vez habría inspirado una biografía póstuma Man into woman, de Niels Hoyer, en 1933. Elbe, gracias a la biografía de Hoyer, se convirtió en un referente para las mujeres transgénero, pues fue de los primeros en experimentar y llevar hasta la muerte los intentos por convertirse en madre.

La definición, o más bien aceptación, de la diversidad de sexualidades en The danish girl muestra matices que problematizan las simplistas generalizaciones de homosexualidad tan comunes en las revistas y programas de psicología basurera; incluso, muestran la fragilidad en las tramas de otros cineastas, tales como François Ozon con Une nouvelle amie (2014) o Xavier Dolan con Laurence Anyways (2012).

The danish girl seguramente estará en circuitos comerciales gracias a sus nominaciones a los Óscares.

http://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-231

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ