Asesinato de Rubén Espinosa debe ser una lección para los actores del periodismo

Asesinato de Rubén Espinosa debe ser  una lección para los actores del periodismo

■ Propietarios de medios deben tener más compromiso social y político, señala Wilbert Torre

■ Participantes coinciden en la situación de vulnerabilidad por la que atraviesa el periodismo

El reciente asesinato del fotorreportero Rubén Espinosa y cuatro personas más en la colonia Narvarte del Distrito Federal debe ser una

lección para que todos los actores del periodismo lleven a cabo un ejercicio de conciencia y haya mayores protocolos de seguridad, además que en los directivos y propietarios de medios haya mayor compromiso social y político, opinó Wilbert Torre, periodista y autor de El Despido.

Tras la presentación el pasado jueves del texto que aborda la verdad detrás de la salida de Carmen Aristegui del noticiero de MVS días después de publicar el reportaje de La Casa Blanca, el autor participó en Synergia, producción de La Jornada Zacatecas Tv. En una mesa de debate Marco Torres y Raymundo Cárdenas hablaron de la urgencia de equilibrios informativos ante la decaída brutal del sistema político mexicano.

Ya que si bien se podría estar de acuerdo o no con Aristegui, el problema para la sociedad es la información alineada al Estado que proporcionan periodistas como Ciro Gómez Leyva, Pablo Hiriart, Joaquín López Doriga, Adela Micha y otros con altas audiencias.

En contra parte hay un periodismo que atraviesa una situación delicada y pese a ello tiene el deber moral de investigar, indagar, generar debate abierto y contribuir a la educación del país, pese a la censura, amenazas y acoso, especialmente en el entorno local donde más se matan periodistas.

Torre refirió que tan sólo en Veracruz durante el gobierno de Javier Duarte han asesinado a 14 periodistas y desaparecido cuatro, lo cual deja de manifiesto la vulnerabilidad del periodismo.

Por su parte, Marco Torres agregó datos reveladores como el que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) durante la presidencia de Raúl Plasencia recibió 428 quejas por abuso contra periodistas y sólo emitió ocho recomendaciones; es decir, menos del 1 por ciento del total de los casos, del resto se dijo que no existía materia pero no informa en qué sentido

Sin contar que a pesar de las amenazas continuas contra periodistas cuando intentan transparentar el ejercicio del poder, la Fiscalía de Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión ha recibido 636 casos de 2010 a 2015 y sólo 16 fueron contra los medios de comunicación.

Incluso Marco Torres, académico de la UAZ, refirió cómo dicha fiscalía maneja un presupuesto de 39 millones de pesos, de los cuales 24 son para gasto corriente y sin embargo hay un rezago de 180 por ciento, lo cual indica que hay una inacción del Estado para atender el tema.

Tanto Marco Torres como Wilbert Torre y Raymundo Cárdenas una vez más se refirieron al caso del fotoperiodista de la revista Proceso y la agencia Cuarto Oscuro, Rubén Espinosa, y creyeron que la forma en que se dieron los hechos en cualquier otro sitio que no sea México provocaría sospechas.

Incluso Javier Duarte debió ser el primero en ser llamado a declarar en la procuraduría de justicia del DF y sin embargo, las instituciones no hacen su trabajo desde una perspectiva imparcial.

Por el contrario se dan hechos en lo que tras el asesinato de Espinosa, periodistas e intelectuales envían una carta al presidente Enrique Peña y éste no se dignó a contestarla, pero sí se toma el tiempo de aclarar las críticas por sus calcetines, comentó Raymundo Cárdenas.

Ante la vulnerabilidad del periodista, Wilbert Torre habló de la necesidad de tejer redes, protegerse entre sí, hacer cursos y talleres tal cual lo hacen organizaciones como Periodistas de a Pie con Marcela Turati al frente. Aunque en el entendido de que no ha sido suficiente, por el contrario hay medios de comunicación que se prestan al linchamiento del mismo gremio.

El autor de El Despido relató cómo en algunos medios, por el caso Narvarte se manejaron dobles versiones y daban a entender que había residuos de marihuana en los cuerpos de Rubén y otra de sus acompañantes, como si el hecho de decir que habían fumado fuera razón para asesinarlos de esa manera.

Un tema más abordado en Synergia es el dispositivo de control a los medios a través de la compra de publicidad gubernamental, de ahí la necesidad de que haya una ley para establecer criterios que no estén al arbitrio del gobernante en turno. De lo contrario de esa manera seguirá el control y la censura, pues según Wilbert Torre en el último año Gobierno federal gastó 6 mil 200 millones de pesos para medios de comunicación.

Incluso refirió que hay muchos periodistas que tienen páginas web con escasa audiencia y tiene contratos por 300-400 mil pesos. Mientras que en Proceso o el sitio de Aristegui con millones de vistas no tienen un peso de recursos del Estado.

Respecto de la nueva concesión de televisión abierta para Zacatecas, Wilbert Torre opinó que la prueba máxima será alentar la pluralidad, tener una línea de apertura y no usarla como medio propagandístico del Estado. Marco Torres creyó que sería necesario que se creara desde la Legislatura un órgano autónomo que permita garantizar a la televisión cierta autonomía y se dé entrada a todas las instituciones de educación superior para generar contenidos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ