El Chamucko, personaje que dejó el traje y la corbata de abogado por el oficio de barbero

El Chamucko, personaje que dejó el traje y la corbata de abogado por el oficio de barbero

■ Varones que buscan mejorar su apariencia pueden hacerlo en un lugar exclusivo, asegura

■ Tras de desempeñarse en el ámbito de la medicina forense ahora es un exitoso emprendedor

Marlon Christopher Sánchez Noriega, mejor conocido como El Chamucko Sánchez, cambió la corbata y el traje de licenciado para dedicarse de lleno al viejo oficio de barbero con la intención de que los hombres que buscan mejorar su apariencia lo hicieran en un lugar exclusivo para el sexo masculino y desde hace 3 años creó un negocio llamado Swag Barber Shop, uno de los más conocidos en la capital, oficio que alterna con el canto y la producción de Hip-hop.

Él mismo se declara abogado por profesión y barbero por oficio. Marlon es originario de Fresnillo y tiene más de 15 años viviendo en la cabecera de Zacatecas; a sus 28 años se ha convertido en un exitoso emprendedor, además de que aún le apasiona la medicina forense, en la cual se desempeñó en dependencias judiciales años atrás.

Después de abrir cuerpos para realizar necropsias, cambio el bisturí por una navaja de afeitar y a la fecha se ha convertido en un reconocido barbero no sólo en el estado, sino a nivel nacional e internacional, pues frecuentemente lo invitan a impartir seminarios, conferencias y talleres de barbería, además de que una marca española lo invitó a participar en ella.

Al igual que su padre, estudio la abogacía y aunque al principio no le llamaba la atención la carrera, con el tiempo se enfocó a la medicina legal sin imaginar que años después se dedicaría a uno de los oficios más respetados y antiguos del mundo.

Recuerda que a la edad de 16 años comenzaba a practicar cortes de cabello con familiares y amigos, lo que inició a manera de juego, pues recuerda entre risas que a sus amigos los dejaba irreconocibles con los cortes de cabello que hacía.

La oportunidad de iniciar un negocio comenzó cuando un amigo suyo le traspasó un establecimiento de ropa estilo hip-hop, el cual trabajó durante un tiempo, pues tuvo buena aceptación debido a que eran pocos los lugares donde vendían ropa de este tipo.

Al año de trabajar el negocio surgió la idea de instalar una barbería, pues aún tenía ese gusto de cortar el cabello como cuando era adolescente y contrario a lo que se ha llegado a pensar sobre su aprendizaje no lo hizo en Estados Unidos, sino de forma autodidacta utilizando el Internet, libros, acudiendo a cursos y seminarios y, sobretodo, practicando con sus amigos.

En este proceso de aprendizaje le atrajo la barbería americana y tradicional, pues con ambas se puede combinar el talento y la imaginación pero también porque busca complacer al cliente más exigente.

Para El Chamucko Sánchez, el hombre debe cuidar su imagen con un buen corte de cabello y una excelente afeitada, y esto debe hacerse en un lugar donde los varones se sientan cómodos y puedan entablar una charla amena.

“La barbería es un lugar donde se puede socializar; aquí se habla de todos los temas y aunque fue extraña la idea que el lugar fuera exclusivo para varones, fue tanta la aceptación que comenzaron a llegar niños de 5 o 6 años y mujeres, además de adultos mayores, lo que hizo que hubiera variedad. Incluso, ya tenemos a una mujer haciendo trenzas aquí”, dice Marlon.

Considera que los salones de belleza han acaparado el mercado de imagen de la mujer, por lo que era importante un espacio así, ya que se hace un trabajo especializado y enfocado al varón, que incluya el corte de barba.

Comentó que en el estado sólo conoce cerca de 4 o 5 barberías tradicionales; sin embargo, lamentó que muchos de sus propietarios son adultos mayores que ya no continúan capacitándose ni actualizándose y sólo manejan los cortes tradicionales.

Agregó que a la par de que abrió su negocio muchos locales de barberías abrieron en diferentes partes de Zacatecas y Guadalupe, aunque señaló que no en todos se cuenta con personal con experiencia ni capacitado para hacer cortes o desvanecimientos, además de que no cumplen con algunas normas higiénicas.

“Hay chavos que con tener una máquina y medio cortar el pelo se animan a abrir una barbería, pero este oficio merece respeto, conocer el rito de una buena afeitada por ejemplo. En México existe un estancamiento en la barbería; hace poco acudí a un curso al Distrito Federal al que nada más acudieron 50 personas, y sólo yo era de Zacatecas”, dice El Chamucko.

Entre sus clientes han llegado padres con sus hijos solicitando diseños como grecas, y otras personas piden diseños como corazones, lagartijas, nombres o depilaciones de cejas. “Hay chavos que quieren que les deje sólo el copete y las patillas, y se hace el trabajo aunque se les sugiere otras opciones también. Podemos tardarnos desde 15 minutos hasta 2 horas”, asegura.

Reconoce que el hombre es un poco más descuidado en su imagen que la mujer; sin embargo, considera que esto es importante, pues la imagen es lo que se toma en cuenta para obtener un empleo.

“La moda viene cada vez más retro: ahora la imagen del hombre es músculo, barba y tatuajes; es la imagen del hombre del siglo 19; aquí han llegado verdaderos ‘changoleones’ que salen convertidos en unos Brad Pitt”, menciona el joven barbero.

Para Marlon la barbería se ha convertido en su vida y actualmente le demanda las 24 horas del día. “Me gusta este oficio, aunque lo más duro para mí ha sido dejar la carrera de abogado y dejar de cantar Hip-hop, pero disfruto lo que hago; aquí somos alegres, nos la pasamos echando carrilla y nos gusta platicar con nuestros clientes, que de aquí salen como catrines”, expone El Chamucko.

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ