En peligro de derrumbe, hogares construidos en terrenos irregulares, señala Protección Civil

En peligro de derrumbe, hogares construidos en terrenos irregulares, señala Protección Civil

■ Las lluvias provocaron el resquebrajamiento de muros en 16 casas de la colonia Abel Dávila

■ Colonos acusan al municipio como responsable por avalar la edificación de viviendas

En peligro latente de derrumbe se encuentran 13 habitaciones localizadas en la periferia del municipio, debido a que fueron construidas sobre norias o terrenos irregulares. A pesar de la problemática, continúa la aprobación de permisos para edificar viviendas sin tomar en cuenta el atlas de riesgo.

Ante el inicio de temporada de ciclones y huracanes en el territorio nacional, la unidad municipal de Protección Civil en Fresnillo anunció que la lluvia y granizada registradas el pasado viernes 29 de mayo fue la primera contingencia climatológica atendida de un promedio estimado de 16 huracanes que afectarán en diferente medida el territorio fresnillense.

Hace dos meses, el Sistema Nacional de Protección Civil, como programa preestablecido, sugirió al municipio que se desazolvaran las redes de drenaje, así como arroyos, ríos y vasos naturales de cauce de agua, pero la gran cantidad de contaminación en la cuidad provocó el daño colateral a las viviendas con las inundaciones.

Por ello, han realizado trabajos de prevención entre los habitantes del lado sureste del municipio de cómo evitar daños mayores en su patrimonio, resguardo de sus pertenencias, garantizar la integridad de la familia, a dónde acudir en caso de siniestro y en qué momento llamar a las corporaciones de auxilio.

Pese a las acciones de prevención, el riesgo es latente, las autoridades de rescate han adelantado que las próximas precipitaciones provocarán reblandecimientos en la zona y no se descarta que varias viviendas localizadas en las colonias Abel Dávila García, Bajío Fresnillo, Muralistas, Impresionistas, Villa Jardín y Colinas del Río Chilitos sean los puntos a atender.

Particularmente en el fraccionamiento Abel Dávila García, entre las calles Diego Rivera y Libertad existen reblandecimientos por el antecedente de que una noria permaneció en el lugar, como consecuencia se presentó el resquebrajamiento de los muros perimetrales de 16 domicilios, que de continuar las lluvias es inminente su caída.

También aseguraron a sus habitantes, por el colapso de una barda perimetral de uno de los domicilios donde se incrementó el reblandecimiento de tierra, con esta sería la segunda ocasión que el muro de ladrillos se cae en menos de 10 años que tiene de antigüedad la unidad habitacional.

El coordinador de la unidad municipal de Protección Civil y Bomberos, Héctor Ramírez Villagrana, agregó que en el caso de estas viviendas, la mayoría presenta fracturas en su estructura y la totalidad de ellas carecen de los cimientos para dar mayor soporte, condición que agudiza la problemática de cientos de personas que adquirieron a un costo de 180 mil pesos las unidades habitacionales.

Condición similar ocurre en el área habitacional conocida como Bajío de Fresnillo, donde existe un promedio de 300 lotes y a decir de sus habitantes el costo por predio fue de 20 mil pesos, es decir que el módico costo en ambas colonias fue lo que orilló a adquirir las superficies a pesar de ser un riesgo para su integridad y pertenencias.

Para evitar que se vuelva a presentar la problemática en futuras construcciones de colonias y fraccionamientos, la unidad municipal recomendó, tanto a empresas inmobiliarias como propietarios particulares, que antes de construir alguna vivienda, se solicite una ficha técnica para determinar si el lugar es factible o no para edificación.

El coordinador lamentó que primero se adquiere la casa y hasta que se presentan los desastres naturales es cuando se pide intervención de la corporación cuando se pudieron haber prevenido e incluso haber asegurado el patrimonio de las cientos de familias de escasos recursos que se encuentran en esta situación.

“Nosotros enviamos toda la información que genera nuestro atlas de riesgo a las instancias competentes para informarles que no son lugares aptos para construir, Protección Civil emite los dictámenes en manera preventiva desafortunadamente son muy pocas las personas que acuden a nosotros a pedir informes antes de construir”, enfatizó el funcionario municipal.

Agregó que “si alguien irresponsablemente brinca la ficha técnica de Protección Civil y emite el dictamen en positivo para iniciar con las construcción, creo que ahí hay responsabilidad, nosotros estamos emitiéndolas tal cual resultan ya sea positivo o negativo para así evitar engañar a la gente y evitar que se presenten las situaciones que actualmente se está viviendo”.

Tras la contingencia ocurrida la semana pasada, Eder Luna Frausto, colono del fraccionamiento Abel Dávila García, exigió al presidente municipal suplente, Gilberto Dévora Hernández, que se apoyara a los habitantes de este sector para reparación de sus viviendas, alegó que si existía un responsable de los daños era precisamente el municipio por avalar la construcción de las viviendas de interés social sobre superficies que no cumplen las normativas.

La única solución que plantea la corporación es que se reubiquen las viviendas a un lugar más alto donde el cauce tanto de aguas negras y pluviales no afecte a las viviendas como actualmente ocurre, por ello han iniciado las gestiones con el presidente municipal, sin embargo el apego sentimental de los habitantes a sus viviendas y la falta de alternativas por parte del ayuntamiento son las limitantes para la culminación del problema de inundaciones y deslaves en la zona sureste del municipio.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ