Unidades académicas generan al año 200 mdp por concepto de cuotas

Unidades académicas  generan al año 200 mdp  por concepto de cuotas

■ No hay claridad en el ejercicio de dichos recursos, afirma Alberto Vélez Rodríguez

■ Directores de los planteles gastan “en lo que quieren”, incluso en fiestas, advierte

Alberto Vélez Rodríguez, integrante de la Comisión Especial de Información, organismo creado para analizar la situación administrativa, académica y financiera de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), informó que las unidades académicas de esa institución recaudan un aproximado de 200 millones de pesos cada año, sin que haya claridad en su ejercicio.

Durante la realización de ese diagnóstico, expuso, se pretendía determinar los montos de los ingresos propios de las unidades académicas, pero éstas en su mayoría no entregaron dicha información, de forma que la Subcomisión Administrativa revisó los informes de labores que algunas unidades publicaron en sus páginas de Internet.

De acuerdo con esa revisión, se encontró que la Unidad Académica de Contaduría y Administración tenía un ingreso de 17 millones de pesos, la Unidad Académica Preparatoria 14 millones de pesos, y las unidades académicas de Derecho, Psicología, Veterinaria, Música, Centro de Idiomas, entre otras, también registraron montos altos.

“Viendo la dimensión de esas escuelas y los pocos datos que teníamos de estas unidades académicas, podíamos proyectar un monto de 200 millones de pesos por ingresos propios al año, montos que podrían servir para cubrir la cuota de Seguridad Social que la Universidad se ve imposibilitada para estar cubriendo”, indicó.

En consecuencia, Vélez Rodríguez señaló que los directores de las unidades académicas gastan “en lo que quieren”, incluso en fiestas para los profesores, trabajadores y alumnos, lo cual es irresponsable, pues se derrocha dinero en un momento en que la Universidad carece de recursos.

Refirió que la Ley Orgánica de la UAZ establece como una de las funciones de los Consejos de Unidad y del Consejo Universitario el aprobar los ingresos y egresos de sus centros, una vez que hayan sido aprobados por el máximo órgano de gobierno de la institución, pero ello no ocurre.

Asimismo, dijo que el cobro de cuotas es arbitrario y cada unidad académica establece un monto diferente, desde 300 hasta más de mil pesos por semestre o por ciclo escolar, además de servicios, como el trámite de constancias u otros documentos.

Otro problema que se presenta con el cobro de cuotas en las unidades académicas, es que los alumnos no cuestionan y por el contrario, solamente se inscriben y pagan, sin que sepan por qué les cobran.

Vélez Rodríguez comentó que si al momento de pagar le dijeran al estudiante que el cobro será para mejorar las condiciones de los baños, por ejemplo, y si ello no sucede, entonces los estudiantes reclamarían, pero el problema es que no se les informa de nada.

Alberto Vélez Rodríguez, integrante de la Comisión Especial de Información

Entonces, manifestó la necesidad de atender ese tema de manera institucional, para que toda la comunidad, profesores, estudiantes y trabajadores conozcan los procedimientos y que todo aquello que se apruebe en los Consejos, se publique.

El docente de la Unidad Académica de Ingeniería indicó, sin embargo, que hay problemas con el funcionamiento de los órganos colegiados para la toma de decisiones, puesto que no cumplen con las funciones que les estipula la ley.

En conclusión, “me atrevo a decir que fácilmente circulan alrededor de 200 millones de pesos en todas las unidades académicas, que se manejan a la libre, sin ningún destino específico, ello con base en el conocimiento que tengo como profesor, administrativo y sindicalista”, expresó.

Ante esa situación, hizo un llamado a las autoridades universitarias a que hagan un mejor uso de los recursos de la Universidad, entre ellos de los montos que recaudan las unidades académicas.

“Los tiempos que vive la Universidad no dan para derrochar el recurso, y la situación que vive el país, el estado y la Universidad, no está para actuar en la opacidad. Entre más transparente sea el manejo de los recursos, generará más confianza y certeza de nuestros procesos”, añadió Vélez Rodríguez.

Desde su punto de vista, el primer responsable en hacer un buen uso de los recursos es la Rectoría, pero es precisamente una de las principales fallas de la actual administración. En ese contexto, las unidades académicas se inmiscuyen en las mismas prácticas de opacidad.

Reiteró la necesidad de mejorar los procesos de transparencia, sobre todo en un momento como el actual, cuando las autoridades son cuestionadas debido a que “hemos dejado de conducirnos por la legalidad”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ