El PRI y la violencia de Estado, la vocación de Peña Nieto

El PRI y la violencia de Estado, la vocación de Peña Nieto

Un momento crucial, un parteaguas de la historia actual de nuestro país, y que nos da una pista del por qué de la actual situación, fue cuando el cuestionado presidente panista Felipe Calderón, en los accidentados primeros minutos de su trágico sexenio en diciembre de 2006, anunció que la principal tarea de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) sería “combatir a la delincuencia organizada” y declaró su intención de “no permitir que haya poderes de facto que atenten todos los días contra la sociedad y desafíen la autoridad del Estado”.

Se combatió a los criminales durante dos mil 182 días que duró la administración de Calderón, las cifras oficiales de Gobierno Federal sobre la violencia fueron de 47 mil 515 muertos entre el primero de diciembre de 2006 y septiembre de 2011. Pero las cifras de distintos organismos no gubernamentales hablan de 60 mil, 70 mil, 80 mil y hasta 100 mil defunciones, 68% de los municipios del país bajo el control de la delincuencia, 55% de los mexicanos en pobreza y una economía con crecimiento insuficiente.

El actual régimen del PRI, encabezado por Enrique Peña Nieto, no cambio ni una coma esta política criminal, antes bien se acentuó, ampliándose los ámbitos de aplicación de violencia a todos los ámbitos gubernamentales con las reformas estructurales, por lo pronto, el saldo de dos años con el PRI en el poder la pobreza se ha incrementado en México. 71.8% de la población en México no tiene acceso a Seguridad Social; 40% carece de servicios de salud; 36 millones de mexicanos no tienen vivienda digna; más de 22 millones de personas no tienen agua potable; existen más de tres millones de habitantes que no tienen servicio de energía eléctrica, el número personas que viven en pobreza en nuestro país oficialmente ya es de 60.6 millones.

La falta de crecimiento económico ha impactado en el desempleo que ha aumentado de 4.9% en 2013 a 5.7% en julio de este 2014, asimismo, se ha incrementado el precio de los artículos de consumo de primera necesidad por encima del incremento al salario mínimo, disminuyendo así notoriamente la capacidad adquisitiva en este 2014. Un inquietante dato es el nivel de endeudamiento de este régimen. El saldo neto de la deuda pública creció 15% en el periodo de enero a septiembre de 2014 comparado con el mismo periodo de 2013, según el reporte de finanzas públicas de la SHCP, registrando así un ritmo de crecimiento cinco veces mayor al de la economía del país.

En el mismo periodo del año pasado el endeudamiento creció en alrededor de 2.1%, con lo que en la primera mitad del año la deuda neta de Gobierno Federal ya asciende a 5.2 billones de pesos, representando 30.4% del PIB. Esto en un contexto de ingresos petroleros, a la baja, como ha sido una constante a lo largo del año, en este periodo los ingresos petroleros fueron inferiores en 2.2% anual en términos reales, al ubicarse en 897, 200 millones de pesos, debido a un menor precio de exportación de la mezcla mexicana del crudo y la menor plataforma de producción.

Y la seguridad, la perla de la corona de Peña Nieto y Calderón, este régimen priísta ha superado a su maestro, registrando más muertos que su antecesor panista durante el mismo periodo. De acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) del primero de diciembre de 2012 al 31 de julio de 2014, se registraron 57 mil 899 averiguaciones previas por homicidios doloso y culposo, mientras que también en sus primeros 20 meses de administración calderonista (primero de diciembre de 2006 al 31 de julio de 2008), la suma fue de 43 mil 694; es decir, el gobierno priísta supera al panista con 14 mil 205 homicidios tanto culposos como dolosos… y esto en la conservadora versión oficial.

Con todo ello, los hechos sin resolver de Iguala, con la matanza, (ya confesada) a los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, y las ejecuciones sumarias de Tlatlaya en el Estado de Mexico, representan la apoteosis de la violencia de Estado, institucionalizada por los últimos regímenes panistas y priístas, y la reacción social, de estudiantes, grupos sociales y ciudadanía en general, expresada claramente en el único medio de comunicación libre al alcance de la gente, las redes sociales, subraya el hartazgo de una sociedad agraviada por estos grupos de criminales coludidos y envueltos en redes de complicidades en el gobierno y en las calles, tan criminales los de pasamontañas y armas de alto poder como los de traje y títulos de gobernantes.

Todo ello tiene repercusiones también en lo local, los mismos vicios del priísmo nacional son replicados en Zacatecas, endeudamiento, frivolidad, corrupción, sólo hay que recordar que en tanto los incidentes armados en todo el estado estan multiplicándose, manifestaciones multitudinarias se suceden en las calles, las ejecuciones de taxistas alcanzan ya niveles escandalosos, alrededor de 20 asesinados en dos años, las corporaciones prestas para lanzarse contra manifestantes y estudiantes… Y Miguel Alonso entregando folletitos y paseando en Corea. Ese es el nivel de indiferencia y desatención que el régimen del PRI ya alcanza.

Y sin embargo, estamos seguros y sostenemos que la vía de salida realista y contundente para la sociedad es la vía de las urnas, votando para sacar del poder al PRI y a favor de la izquierda, la ruta de 2015 y 2016, y revertir así las nocivas y esclavizantes “reformas estructurales”, y transformar todo el aparato de seguridad, judicial, económico y tributario, no hay otra manera, es necesario hacerlo desde el poder, que la sociedad se integre en un amplio y organizado movimiento social, que todos nos concienticemos en la realidad política y social, sus causas y sus efectos, y de esta manera estar en condiciones de regresar el poder a la gente, a la sociedad, que ya agraviada está en punto de detonación social.

Creemos y le apostamos a la gente, y tenemos la convicción que todos los mexicanos merecemos algo mejor, un gobierno que verdaderamente represente los intereses, anhelos y esperanzas de la sociedad, y de esto, también ya estamos viendo el génesis, no son el balde los movimientos, las movilizaciones de estudiantes, jóvenes, padres de familia, miembros de una sociedad lastimada hasta la medula, estamos presenciando eventos históricos, que pueden representar el inicio de un mejor país, de un mejor futuro para todos los mexicanos. ■

 

*Coordinador de la Comisión Operativa de

Movimiento Ciudadano en Zacatecas

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ